El alquiler de baterias de Renault, al detalle


Renault, la marca que más ha apostado por la movilidad eléctrica junto a Nissan, ofrece sus vehículos eléctricos con una curiosa forma de venta, compras el vehículo pero alquilas sus baterías. De esta forma logra precios mas contenidos y una mayor despreocupación por parte del cliente sobre las baterías del coche. Sin embargo muchas dudas surgen y ahora podemos adelantar de forma detalla todos los pormenores de esta peculiar forma de venta.


El contrato de arrendamiento se firma con la empresa OVERLEASE S.A., asociada al grupo Renault, en el cual se estipula una vigencia mínima de 12 meses y máxima de 72 meses y un kilometraje máximo de 200.000 km, aunque este podrá ser ampliado en futuros contratos.

Ajuste del kilómetro contratado

El kilometraje se podrá modificar durante el todo el contrato de alquiler si se prevé que este cambie. Si por ejemplo hemos contratado 36 meses, 45.000 km (15.000 km por año), 96 €/mes, total 3.456 € y se da el caso de que el primer año y el segundo hagamos 15.000 km, pero el tercero subamos a 30.000 km, el total ya serían 60.000 km por lo que la cuota teórica tendría que haber sido 112 €/mes (20.000 km por año) y el total a pagar 4.032 €. Deberemos de modificar el contrato antes de la última cuota y pagar 96 € más 576 € para llegar a los 4.032 €.

Si por el contrario contratamos 36 meses 60.000 km (4.032 €) y al final de los 3 años vemos que haremos 45.000 km (3.456 €), en la última cuota nos abonarán 576 €.

Ampliación del arrendamiento

Antes de 30 días del final de contrato, se podrá realizar uno nuevo, con un mínimo de 3 meses de duración. Si no se hace nada, se deberá pagar una indemnización de utilización por un importe igual al alquiler inicial, es decir, nada cambia y todo sigue igual.

Fin normal/anticipado del alquiler

Quizá uno se los puntos más polémicos del arrendamiento de baterías. Renault permite la cancelación anticipida siempre y cuando se le venda el vehículo eléctrico a un miembro de la red autorizada. Considera la bateria y el coche un conjunto inseparable.

Cuando se termine el contrato de alquiler, Renault sólo contempla la renovación o, en caso contrario, la venta del vehículo a ellos mismos o a un tercero, por lo que quien compre uno de sus vehículos siempre estará “atado” a los alquileres que ofrezca la marca, sin posibilidad de instalar baterías compradas a un segundo.

Sin embargo, el propio contrato indica que el cliente es el que negociará el precio de venta con el miembro autorizado, como no podia ser de otro modo, puesto que el propietario es libre de fijar el precio de venta o incluso a negarse a vender el vehículo. Sólo estaría obligado a devolver lo que no es suyo, aunque el contrato insista en la restitución del vehículo.

De todas formas este caso es complicado que ocurra, por lo menos durante el periodo de garantía del vehículo (cadena de tracción 5 años, 100.000 km, vehículo 2 años, km ilimitados) y también porque Renault-Nissan es la empresa que más producción de baterías alcanzará y probablemente quien ofrezca precios más competitivos. Mas abajo analizamos qué puede ofrecer Renault con su alquiler.

Indemnización fin anticipado

Si se produce la cancelación durante los 12 primeros meses del contrato, la indemnización a pagar será calculada según la siguiente fórmula:

I = (LT x 0,38 x DA) / (DC – 4)

LT, suma de las cuotas pactadas
DA, número de meses desde la cancelación hasta el fin del contrato
DC, meses del contrato

Por ejemplo, si contratamos un alquiler para 36 meses y 60.000 km en total, (la cuota sería 112 €) y cancelamos el alquiler a los 10 meses, la indemnización sería:

I = (4.032 € x 0,38 x 26 meses) / 36 meses – 4 = 1244,88 €

Si la cancelación se produce después de los primeros 12 meses, se pagará la diferencia entre lo abonado y la suma de los alquileres recalculados según el kilometraje realmente efectuado, es decir, si se han recorrido los mismos kilómetros que los inicialmente contratados, no habrá indemnización.

Garantía y seguro
Ventajas del alquiler de baterías

Menor precio de venta

Aún habiendo un mayor gasto mensual debido al alquiler de la batería, un menor precio de venta puede ser más ventajoso si no se dispone del total del importe del vehículo para pagarlo al contado y hay que financiar parte de este. La diferencia entre las versiones más económicas del Renault Fluence ZE (25.800 € sin ayudas) y del Nissan Leaf (35.950 € sin ayudas) son 10.150 €.

Una financiacion del 100% del vehiculo a 60 meses, según los datos de RCI Banque con el que trabaja tanto Nissan como Renault, da un resultado final de 32.800 € para el Fluence y 45.720 € para el Leaf, 12.920 € de diferencia.

Si se tiene de tener 25.800 € y pagarlos al contado, el resultado para 60 meses es que el costo final del Leaf serán 38.662 €, 12.862 € de diferencia con respecto al Fluence.

(no se tienen en cuenta las ayudas puesto que estas son a posteriori de la compra del vehículo)

Reducción del precio de las baterias

Una de las grandes ventajas del alquiler es la posibilidad de futuras actualizaciones, tanto en precio como en capacidad energética, puesto que el desarrolo de estas sufrirá un notable avance durante esta década, debido al aumento de demanda de estos vehículos. El alquiler de Renault tiene en cuenta esta circustancia, puesto que los contratos de pueden rescindir a partir de los 12 meses sin tener que pagar indemnización y los vehiculos de la marca del rombo han sido diseñados para poder adaptar futuras generaciones de baterías.

En una reciente entrevista a Thierry Koskas , responsable del programa eléctrico de Renault, afirmaba que los costes actuales de las baterías rondaban los 500 € el kWh. Esperaban una reducción del precio en al menos un 30% en 6 años.

Por otro lado, en un estudio del Deutsche Bank de principios de año, pronosticaban para 2015 una reducción del 37% sobre el costo actual del kWh de batería. Para 2020 la estimación es que el precio sea el 50% del actual.

Haciendo una traslación a los precios de alquiler de batería del Fluence ZE y asumiendo una reducción del 30%, el resultado podría ser:

Precio de reventa

Los vehículos eléctricos tienen dos importantes componentes que definen su valor residual: el motor y las baterías. El primero de ellos afectan de forma positiva al valor del vehículo.

Conclusiones



Energias renovables

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment