recarga coches elctricos


GM se mueve y usará un nuevo tipo de baterías


Después de la tremenda polvareda levantada por el llamado Voltgate, el fabricante norteamericano ha decidido comenzar las pruebas con un nuevo tipo de baterías que eviten problemas como la combustión de una de las unidades de prueba días después de ser sometido a un crash test. Al parecer desde la oficinas de Detroit, se ha dado orden de empezar los test con unas celdas de litio fosfato procedentes de A123 que proporcionarían más seguridad y que serán probadas por primera vez en la versión eléctrica del Chevrolet Spark.

Según los expertos, las baterías de litio fosfato tienen unas características que las hacen más estables a la hora de trabajar a elevadas temperaturas, pero por otro lado, estas son capaces de almacenar una menor cantidad de energía que las utilizadas actualmente tanto por la propia GM, como por Nissan y Tesla, unas baterías que en determinadas condiciones, pueden llegar a producir una combustión, sobre todo si no se descargan después de un impacto.

Estamos entonces en una encrucijada, ya que la adopción de baterías de litio fosfato supondrá mejorar aunque sea mínimamente la seguridad, pero a cambio tendremos que cargar con baterías de mayor tamaño y mayor peso, lo que reducirá la eficiencia de los coches impulsados por electricidad, algo hasta cierto punto absurdo ya que no podemos olvidar que el fuego en las unidades probadas ha comenzado casi una semana después de las pruebas, tiempo más que suficiente para que sus ocupantes abandonen el coche, e incluso se compren uno nuevo.

Artículos relacionados:
Un Chevrolet Volt arde después de una prueba de impacto 
Chevrolet Volt pasto de las llamas

Fuente:
Businessweek


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.