¿Provocará Toyota el adelantamiento de la era eléctrica?


Esa es la pregunta que nos hemos realizado al ver el precio de la versión enchufable del Prius, 35.000 euros, ayudas incluidas, que suponen un incremento respecto a la versión actual de casi 9.000 euros, muy lejos de los 3.000 que aseguraba Toyota hace no mucho tiempo, y que podría propiciar que muchos potenciales interesados, declinen su compra. Entre estos encontramos al sector del taxi, que dada la escalada de precios de los carburantes habían encontrado en el Prius una alternativa para reducir su elevada factura energética, pero que se ha visto duramente perjudicado este 2012 con la eliminación de la versión de acceso más económica. ¿Puede provocar esto que muchos profesionales se decanten finalmente por un eléctrico como el Nissan Leaf?

Esa es la pregunta del millón y es que la decisión no es nada fácil, ya que por un lado tenemos un modelo como el Leaf, que por 29.950 euros nos ofrece una propulsión totalmente eléctrica y una liberación de los mantenimientos mecánicos de los que no está exento el Prius, incluso en su versión enchufable. Por el otro lado, la autonomía de estos modelos los limitan a unos recorridos determinados, sobre todo, por la ausencia de una mínima red de recarga, algo que poco a poco los propios fabricantes están solucionando con la instalación de puntos de recarga rápida en sus concesionarios.

En la otra mano tienen dos opciones, optar por el Prius actual, que parte desde los 25.900 euros, con el que lograrán un vehículo con un consumo medio real, según la web Spritmonitor, de 5,21 litros cada 100 kilómetros, o lanzarse a por la versión enchufable, con una autonomía en modo eléctrico de hasta 25 kilómetros, y un consumo medio de 2,1 litros cada 100 kilómetros, con carga en las baterías, y 3,7 litros cada 100 KM cuando terminemos la energía de las mismas.

Teniendo en cuenta que un taxista recorre muchos más que esos 25 kilómetros cada día, haremos una media de consumo de unos 3 litros cada 100 kilómetros, una cifra que en condiciones reales seguro se acercará a los 4 litros. Tomamos para hacer la medición que un taxista recorra una media de 200 kilómetros diarios, con la gasolina a un precio medio a 1,42 euros el litro, y comunidades como Castilla y León pagando ya a 1,61 euros el litro.

Esto supondrá para que el propietario de un Prius normal, un total de 5.400 euros de gasolina durante el primer año, o 73.000 kilómetros. Aplicando una subida del solamente el 10% de los precios de los carburantes cada año, significará que el segundo año pagará un total de 5.942 euros, mientras que el tercer año, serán 6.497 euros. Resumiendo, el Prius actual, después de 219.000 kilómetros se habrá comido un total de 17.839 euros, repetimos, solamente en carburante.

Por su parte, el Prius enchufable, con un consumo medio de 3 litros cada 100 kilómetros, nos costará el primer año y los mismos 73.000 kilómetros (incluyendo el precio de la electricidad en esos tres litros) un total de 3.109 euros. Con la misma subida del 10% anual, el segundo año pagaremos 3.420 euros y el tercer año serán 3.762 euros. En total después de los mismos 219.000 kilómetros habremos desembolsado en carburantes unos 10.200 euros.

Por su parte, el Nissan Leaf, totalmente eléctrico, con una autonomía media de 175 kilómetros con cada carga, (ciclo NEDC) y con un consumo medio de 15 kWh cada 100 kilómetros, con el kWh a 0.18 euros (sin contar tarifas de discriminación horaria) supondrá un coste energético de 1.971 euros el primer año, mientras que aplicando la misma subida del 10% de los carburantes, el segundo año pagaremos 2.168 euros y el tercer año 2.384 euros. En total 6.523 euros, a los que no tendremos que sumar prácticamente nada en mantenimiento mecánico.

Esto representa que el Prius enchufable consumirá después de 219.000 kilómetros, 7.639 euros menos que el Prius convencional, una cifra que sobre el papel no justifica los casi 9.000 euros de diferencia que existe entre ambos modelos, incluso reccorriendo una gran cantidad de kilómetros cada año.

Por otro lado, esta estimación nos indica que si optamos por el Nissan Leaf en lugar del Toyota Prius enchufable, además de los 5.000 euros de diferencia en la adquisición, después de tres años nos habremos ahorrado en combustibles 3.600 euros, lo que nos da como resultado que si nos adaptamos a la autonomía y el maletero del Leaf, incrementaremos nuestra cuenta corriente en nada menos que 8.600 euros, además de olvidarnos de las habituales visitas al taller, algo que no tiene precio.

Por supuesto, recordamos que hablamos de unas mediciones y costes pensadas para un profesional, podríamos pensar ¿y si no necesito mucho mas de esos 25 kilómetros diarios? en ese caso, con mayor fuerza la mejor alternativa será un eléctrico, incluso con unas necesidades reducidas, podríamos optar por un modelo más pequeño y económico, como los Peugeot iOn, Citroën C-Zero, con una autonomía, oficial, de 150 kilómetros y un interesante precio de 23.500 euros.

Artículos relacionados:
Nueva tarifa supervalle, menos de 1 € por cada 100 km
Las revisiones de un coche eléctrico
Toyota Prius enchufable, ¿37.000 euros?!!!
Dos meses conduciendo un taxi electrico


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

6 Comment responses

  1. Avatar
    March 06, 2012

    El Prius enchufable gasta lo mismo que el normal a partir de los 17-25 km. No hace 3 litros a los 100 ni loco. Porque los va a hacer? Es la misma tecnología y un poco mas de peso.

    Si un taxista hace 200km gastará:

    0-20 km: l,0 l/100 equivalentes. (1,5 €/100 eléctricos)
    20-200 km: 5,5 l/100

    Total 200km: 5,2 l/100 km

    No interesa jamas para un taxista el PIP ya que no tiene cargador rápido. Tampoco el Volt. No va a estar parado hora y media para recargar esa miseria de 17 km.

    El Leaf si sería una buena opción para el sector del Taxi siempre y cuando el Ayuntamiento pusiera postes de recarga rápida en paradas con electricidad gratuita o como mucho a precio de coste. Su autonomía sin recargas rápidas lo hacen muy limitado para el sector al menos en una gran ciudad. En vez de gastar el dinero en obras estúpidas sería una buena opción para reducir la contaminación de Madrid.

    Para el taxi lo mejor hoy en día el Prius normal. Da gusto ver un taxi y que pase a tu lado muchas veces sin ruido y sin emitir nada y no los apestosos diésel con 400.000 km que te tienes que dar la vuelta de los que sale por el tubo de escape.

    En el 2015 con las baterías de 350 km será otra cosa.

    El PIP es cosa de particulares que hagan pocos km al día.

    Reply

  2. Avatar
    March 06, 2012

    Pero si haces poco kilómetros al día ¿para que quieres un Prius enchufable? y si haces muchos…tampoco, entonces el Prius plugin no es una buena opción en ningún sentido.

    Lo ideal, sobre todo en las grandes ciudades, es tener taxis solamente para moverse a corto recorrido y a largo recorrido, para optimizar recursos.

    Reply

  3. Avatar
    March 06, 2012

    “Pero si haces poco kilómetros al día ¿para que quieres un Prius enchufable?”

    Pues para poder circular por la ciudad en eléctrico y sin contaminar.

    Una cosa son los taxistas que tienen que buscar la rentabilidad económica, y otra los conductores particulares que se compran un coche concreto porque le apetece, y pueden permitírselo.

    Si haces 20 km día que le vas a hacer. No vas a quedarte con las ganas de un eléctrico, y tienes coches para viajes y findes.

    Reply

  4. Avatar
    March 06, 2012

    Muy caro. Si vas a hacer pocos kilometros, un zoe y conservas tu viejo (por decir algo..) coche de gasolina para viajes largos. Te ahorras unos 12000 euros, que viene a ser lo que me gasto yo en una noche de juerga (pero comprendo que para vosotros es mucho).

    Reply

  5. Avatar
    March 06, 2012

    yo tenía entendido que el Prius recargaba también las baterías con el motor de gasolina. Luego no vas a estar cargando continuamente con unas baterías vacias.

    Reply

  6. Avatar
    March 06, 2012

    Si nos ceñimos a la rentabilidad económica está claro que el Leaf (y otros eléctricos) se pasa por la piedra a un Prius cualquiera (enchufable o no) si se pueden planificar minimamente los descansos para recargar (ver el post del taxista). El Prius enchufable economicamente no es justificable contra nada. No hay forma de amortizar eso. Es para incondicionales del híbrido. Se han pasado 4 pueblos con el precio.

    Reply

Leave a comment