1958 GAZ 20 Pobeda, una conversión soviética


Cuando en 1958 este GAZ-M20 salió de las fábricas de la Unión Soviética, nunca se habría imaginado que 50 años después su motor gasolina sería sustituido por un moderno y eficiente motor eléctrico, que lo convertiría en uno de los coches fabricados en la antigua URSS más fiables de todos los tiempos.

Su propietario, un fanático de los coches eléctricos residente en Estonia, retiró todo el sistema de tracción del viejo GAZ, para realizar una de las conversiones más atractivas visualmente que hemos visto en los últimos años, pero sobre todo, una conversión con su parte de nostalgia por los viejos tiempos.

 El motor eléctrico, fabricado por Siemens, dispone de una potencia nominal de 18 kW, gestionado por un cambio manual de cuatro velocidades sin embrague, una combinación que le permite disfrutar de una considerable velocidad máxima, 120 km/h, y un conjunto donde no falta el imprescindible freno regenerativo.

La energía procede de un económico pack de baterías de plomo, formado por 20 celdas que le proporcionan una autonomía estimada de unos 96 kilómetros con cada carga, una cifra castigada por el elevado peso del vehículo, que en total arroja una cifra en la báscula de 1.818 kilos.

El resultado final, un coche que es una de las principales atracciones en las concentraciones, y que estamos seguros traerá a partes iguales, buenos y malos recuerdos a los residentes en el antiguo bloque soviético, pero que lo más importante, nos recuerda la importancia de la conversiones, que logran recuperar modelos caídos en el olvido.

Artículos relacionados:
Alemania crea la primera red de reparación y mantenimiento de coches eléctricos
En marcha una planta de conversión de coches eléctricos en Andalucía


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

1 Comment responses

  1. Avatar
    April 09, 2012

    La verdad es que convertir clásicos siempre ha tenido su encanto, aunque en este caso supongo que atenderá a razones culturales e históricas, ya que no creo que sea el mejor modelo para este tipo de adaptaciones.

    Me pregunto el coste de la conversión.

    Reply

Leave a comment