Diane Kruger, una famosa a los mandos de un Mercedes F-Cell


A pesar de que la mejor forma de promocionar los coches eléctricos y con pila de combustible es entregárselos a los blogs dedicados a informar sobre ellos…dejarlos en manos de celebrities de Hollywood, como la actriz alemana Diane Kruger, tampoco es mala idea.

En este caso la protagonista de películas como Troya o Malditos bastardos, ha sido pillada en una hidrolinera de Los Angeles en plena recarga de su Mercedes Clase B F-Cell, un modelo dotado de una pila de combustibles de hidrógeno que usa como vehículo particular para moverse por la ciudad, y del que destaca la ausencia de emisiones y lo divertido de su conducción.

El Clase B F-Cell dispone de un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y está dotado de un depósito de hidrógeno que le permite recorrer unos 400 kilómetros con cada carga, con un consumo equivalente a 3,3 litros cada 100 kilómetros, mientras que para recuperar su autonomía tiene que pasar por una de las muchas estaciones habilitadas en California, donde necesitará apenas cinco minutos para un repostaje completo.

Según Mercedes, este será el primer modelo que llegará a la calle a nivel comercial, algo que está previsto para el próximo 2015, y lo hará con la flamante cuarta generación de la pila de combustible, una nueva versión que se espera logre por fin la popularización de esta tecnología que lleva décadas amenazando con desembarcar, pero que sufre el síndrome de la bicicleta estática, se mueve pero no avanza.

Artículos relacionados:
Hyundai lanzará su primer coche a hidrógeno en 2013
Mercedes lanzará dos modelos a hidrógeno

Fuente | Emercedes


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

8 Comment responses

  1. Avatar
  2. Avatar
    May 19, 2012

    El hidrógeno se obtiene actualmente de una forma relativamente sencilla, gracias a la descomposición (craqueo) de moléculas de hidrocarburos en carbono e hidrógeno. El hidrógeno va a estos coches y a otros procesos industriales, el carbono va a la atmósfera.

    El hidrógeno puede obtenerse a partir del agua por un proceso de electrólisis, pero resulta un método mucho más caro que la obtención a partir del gas natural, ya que es muy ineficiente y requiere de grandes cantidades de electricidad en comparación con la energía obtenida a posteriori. En comparación, la recarga de baterías es mucho más eficiente y se desperdicia menos energía, con lo que no es necesario aumentar significativamente el número de centrales eléctricas, sean de carbón, gas natural, nuclear o renovable (las más caras pero menos contaminantes).

    Dependencia energética de los hidrocarburos, altas emisiones de CO2 y baja eficiencia energética son las razones por las que el hidrógeno como “combustible” carece de mi aprobación.

    Reply

  3. Avatar
    May 19, 2012

    Por si alguien quiere saber la reacción química utilizada para la producción de hidrógeno, aquí está la fórmula de uno de los procedimientos utilizados hoy día: El reformado con vapor

    CH4 + 2 H2O → 4 H2 + CO2

    Como puede observarse, por cada cuatro moléculas de hidrógeno, se obtiene una de CO2

    Reply

  4. Avatar
    May 20, 2012

    A ver si arranca definitivamente los coches eléctricos con hidrógeno como almacén de energía. Es la única opción para viajes y para los que no tiene un enchufe en casa.

    Al fin veremos ciudades sin ruidos ni contaminación sea con baterías o con hidrógeno

    Reply

  5. Avatar
    May 20, 2012

    Esto me pone los dientes largos.

    Reply

  6. Avatar
    May 20, 2012

    El amigo Abner cuando calcula los costos para ver la eficiencia del hidrógeno, no introduce como corrección los beneficios derivados de la implantación del H2 en Europa.Ejemplo: el dinero que pagamos a los paises productores (quinientos mil millones de euros anuales)se quedaría aquí ( y les aseguro que daría para mucho), que el viento y el sol son gratis, que el establecimiento de esa tecnología crearía puestos de trabajo aqui, que esa tecnología la podremos exportar con los ingenieros buenísimos y empresas de renovables competentes que tenemos,que podríamos tener un mundo mas limpio para nosotros y para nuestros hijos, etc. A lo mejor si eso se valora, los números salen diferentes.
    Pero claro, lo fácil es poner que el H2 se saca de los hidrocarburos y su baja eficiencia energética. Pués no, el H2 hay que sacarlo de la electricidad que producen los campos eólicos por la noche (que es la misma que producen de día y no se aprovecha). Si los alemanes ya lo están haciendo, por algo será. Y para hallar su coste real hasta el surtidor, ser serios y valorar todos los aspectos. Y desde que aumenten los productores de hidrógeno, los precios bajarán (amén de respirar mejor). Los únicos perjudicados: las eléctricas y los productores de combustibles fósiles. Si, los mineros del carbón, también, pero el interés general siempre debe primar sobre el interés de unos pocos.

    Reply

  7. Avatar
    May 23, 2012

    Las energías renovables como los molinos eólicos también emiten CO2 a la atmósfera, no en el uso pero sí en la fabricación y transporte. Por cada KWh de electricidad de origen eólico se emiten 20g de CO2 de promedio:
    http://eco.microsiervos.com/energia/emisiones-co2-energia-nuclear.html

    Si unimos esto al problema paisajístico y a las muertes de aves, algunas en peligro de extinción, nos damos cuenta de que la solución NO es sembrar molinos o cualquier otro tipo de planta eléctrica por doquier, cosa que ocurriría con el hidrógeno. Los coches eléctricos se pueden recargar por la noche con la energía sobrante, sin necesidad de aumentar notablemente la potencia generadora. Con el hidrógeno habría que aumentar la potencia generadora SÍ o SÍ, pues se requiere del orden de 4 veces más energía que la necesaria para recargar unas baterias. Si almacenamos el hidrógeno de forma líquida y luego lo utilizamos en un motor de combustión interna normal, la cifra de consumo energético se dispara.

    Reply

  8. Avatar
    May 23, 2012

    La energía ni se crea ni se destruye, no es una cuestión de dinero. Lo que sí es una cuestión de dinero es la cantidad de energía que necesitemos. Más energía significa mayores costos en la producción, tanto monetarios como ecológicos. La energía más limpia es la que no se utiliza, al menos con la tecnología humana.

    Reply

Leave a comment