40.000 kilómetros a los mandos de un BMW Active-E


Nuestro amigo Tom Moloughney ha publicado un completo resumen de sus primeros 40.000 kilómetros conduciendo una de las unidades del BMW Active-E, un modelo entregado a un selecto grupo de promotores de la movilidad eléctrica, y que se ha convertido en el laboratorio sobre ruedas con el que el fabricante alemán está probando su sistema de propulsión eléctrica en condiciones reales.

Durante estos ocho meses y 40.000 kilómetros, Tom ha ido recopilando la información concienzudamente  para mostrarnos con detalle las verdaderas posibilidades y prestaciones de este modelo que como indica BMW, nunca llegará al mercado al tratarse de una plataforma para probar las diferentes partes que formarán su próxima generación de coches eléctricos. Durante estos 40.000 kilómetros, Tom ha descubierto que el Active-E es un coche que cumple con creces con las prestaciones indicadas por el fabricante, pero a pesar de todos sus avances y su moderno sistema de climatización de las baterías, también sufre con las bajas temperaturas.

Según indica Tom en su artículo en Plugincars, durante estos ocho meses ha realizado un total de 551 recargas, con una autonomía media de 152 kilómetros por carga, ligeramente por encima de la media que le otorga la agencia de protección norteamericana, EPA, que en su momento había dictaminado una autonomía media de 150 kilómetros, algo que nos indica que el coche es especialmente eficiente, y que Tom es un gran conductor de coches eléctricos.

En cuanto al comportamiento del coche con los cambios de temperatura, vemos que durante los fríos inviernos de New Jersey, donde el termómetro algunos días no sube de cero grados de máxima, el sistema de climatización líquida del Active-E ha realizado de forma perfecta su trabajo aunque bajando su alcance hasta los 120 kilómetros, una cifra más que notable y algo que como indica Tom, incluso con un sofisticado sistema de climatización como el del BMW, vemos como la autonomía sufre una caída.

Este sistema además cuenta con un control de seguridad pensado para los días más calurosos del verano, un sistema que puede llegar a evitar que realicemos una recarga si la temperatura de la batería es demasiado elevada, lo que según BMW alargará la vida útil de la batería de forma importante, aunque puede suponer un problema en momentos puntuales para el conductor.

Uno de los elementos que más destaca Tom de su BMW es el sistema de frenada regenerativa, que según el puede llegar a detener el coche en distancias cortas, algo que proporciona un extra de energía a las baterías y que es una de las claves de la eficiencia de este modelo, un sistema que además permite reducir el gasto en pastillas de freno hasta casi la mínima expresión.

Otro aspecto que también ha gustado a Tom, y que personalmente me parece fundamental para un coche eléctrico, es que el acelerador tiene una posición donde podremos circular sin la resistencia del motor ni del freno renenerativo, un modo que nos permite deslizarnos para optimizar los recursos de la batería y que disfrutan modelos como el Citroën C-Zero.

En cuanto a la conducción, Tom destaca que gracias a la distribución en tres partes de la batería del Active-E, a pesar de los 1.800 kilos de peso de este, el BMW se mueve de una forma ágil y firme, a pesar de que si llevamos el coche a un nivel más elevado de exigencia, hace acto de presencia el subviraje, algo que espera corregir con un nuevo juego de neumáticos.

En resumen, aparte de algunos errores en la electrónica, el BMW Active-E ha cumplido a la perfección con su trabajo y ha supuesto un tremendo salto cualitativo y cuantitativo respecto al Mini-E, al anterior modelo de BMW que Tom también ha probado con buenos resultados, unos resultados que esta nueva generación no sólo ha igualado, si no que incluso ha llegado a mejorarlos de forma sustancial.

Tom posando con su BMW Active-E

Ahora sólo queda esperar que estas pruebas se plasmen en un modelo comercial, algo que sucederá el próximo año con la llegada de la familia “i” que será el debut de BMW en el sector de los coches eléctricos al que llegará con una buena base y experiencia a sus espaldas.

Podéis seguir toda la evolución de Tom en su blog Activeemobility

Artículos relacionados:
BMW i3, toda una experiencia de conducción

Fuente | Plugincars


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

7 Comment responses

  1. Avatar
    October 02, 2012

    Que grande Tom. Un auténtico pionero de la movilidad eléctrica y un gran divulgador lo que es casi más importante.

    Un saludo.

    Reply

  2. Avatar
    October 02, 2012

    Gracias Javier. Nunca voy a volver a la gasolina!

    Saludos,
    Tom

    Reply

  3. Avatar
    October 02, 2012

    Tom ¿Que fallos has visto en la electronica?

    Reply

  4. Avatar
    October 02, 2012

    Las únicas quejas son la distancia que los coches pueden viajar antes de tener que llenar las baterías, la cantidad de tiempo que las baterías necesitan para llenar y redujo coche cuando hace mucho frío. Eso es todo. Todo lo demás ha sido maravillosa, y de hecho mejor que conducir un coche de gasolina. No voy a volver a la gasolina ahora!

    Reply

  5. Avatar
    October 02, 2012

    Enhorabuena Tom. Yo también estoy convencido que no volveré a la gasolina.

    Una pregunta un poco más técnica. ¿Cual es el consumo en kWh del sistema de calefacción y el de refrigeración de la batería? ¿Se encienden sólo durante la recarga o también en marcha?.

    Saludos

    Reply

  6. Avatar
    October 02, 2012

    Vale gracias, como se hace alusion en el articulo a fallos en la electronica, pense que eran fallos en el control del motor. Yo el proximo coche que me compre tambien quiero que sea electrico.

    Reply

  7. Avatar
    October 03, 2012

    Ritxi:

    Lo siento, pero no tengo el uso de kWh exacta para la calefacción y la refrigeración. Yo sé que el coche tiene un calentador de 4500W, pero no estoy seguro exactamente cuánto consume mientras se está calentando la cabina y ni las baterías.
    Yo puedo decir que el calentador no utiliza mucha energía más que el acondicionador de aire hace.

    Saludos

    Reply

Leave a comment