Los propietarios del Chevrolet Volt tienen miedo a la gasolinera


Una de las fases que más se ha repetido en esta primera fase de despliegue de los coches eléctricos, y que más ha utilizado Chevrolet para publicitar su Volt, es el miedo a la autonomía, el famoso range anxiety que sufren algunos conductores de coches eléctricos puros ante la posibilidad de quedarse sin carga lejos de un punto de recarga.

Pero una de las sensaciones que hemos tenido durante nuestra prueba del Chevrolet Volt era precisamente otro miedo, pero en esta ocasión a quedarnos sin electricidad en nuestras baterías y tener que tirar del motor gasolina, un miedo provocado por el elevado precio de los carburantes que nos animan a cuidar la conducción y extender en la medida de lo posible nuestra autonomía eléctrica. Ahora un estudio llega para arrojar un poco de luz sobre este tema, y nos sorprende con datos como que los conductores del Volt utilizan mucho más los puntos de recarga públicos que los propietarios de eléctricos como el Nissan Leaf.

Según este informe, realizado por el fabricante y distribuidor de puntos de recarga norteamericano Ecotality  entre 6.000 conductores de los eléctricos Volt y Leaf, la mayor parte de las recargas se realizan en casa, pero sorprendentemente de las recargas realizadas en lugares públicos ha tenido como protagonistas en una mayor cantidad de ocasiones al Volt, con el 21% de sus recargas fuera de la vivienda, por el 11% del Nissan.

Esto sin duda es un dato sorprendente ya que los usuarios del Leaf al no disponer de un motor de respaldo como el Volt podríamos pensar que recargan siempre que tienen un enchufe a mano, pero parece que en la práctica es al revés y son más propensos a usar las redes públicas los conductores del Volt que los del Leaf, y eso a pesar de que han pagado un importante extra por disponer de un motor gasolina de respaldo.

Así lo indican los responsables del proyecto que no esconden su sorpresa ante los resultados de este estudio, y comentan que para ellos ha sido inesperado que los conductores de un modelo con un motor gasolina de respaldo recarguen más a menudo que los propietarios de un coche totalmente eléctrico.

Tal vez Nissan debería acuñar un nuevo término, “Miedo a la gasolinera” o Gasoline Anxiety.

Artículos relacionados:
Los propietarios del Chevrolet Volt, los más satisfechos con sus coches

Fuente | NYT


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

6 Comment responses

  1. Avatar
    October 20, 2012

    Nada mas leer este artículo,pensaba exponer mi idea que por cierto es la misma que la de arriba dicho ya por volty y David. A menor autonomía,mas veces se recargará,ademas tienen un motor de combustión que les respalda en caso necesario y por ello pueden alejarse mas del punto de partida y si encima hay puntos de recarga,pues mas fácil lo tienen.Si yo tubiese un coche eléctrico o híbrido enchufable,pondría algo como un cono entre mi coche y el de al lado(por lo que dice volty)evitando que alguien golpee el enchufe.Por ello pienso que sería mejor tenerlo delante,es algo que muchas veces he pensado o es que a nadie le han roto un retrovisor por que simplemente alguien ha pasado corriendo entre los dos coches,a mi si y no fue adrede por si alguien lo piensa.

    Reply

  2. Avatar
    October 20, 2012

    Pues yo lo veo de lo más lógico, si el Volt tiene mucha menos autonomía eléctrica los propietarios de este coche estarán siempre más cerca de agotar las baterías y acudirán a la recarga pública siempre que la tengan a mano. Yo también intentaría ahorrar en gasolina todo lo posible.
    En cambio los del Leaf van sobrados de carga para todo el dia y no se molestan en acudir a los puntos de recarga, ya lo harán en su casa por la noche.

    Reply

  3. Avatar
    October 20, 2012

    De acuerdo con David, aún así yo me sentiría más seguro, en lo que se refiere afrontar desplazamientos desconocidos, con un Volt.

    Lo que si me he fijado es que las tomas de los enchufes deberían estar en el frente mejor que en el lateral, porque si aparcas en batería, algún ciudadano se puede llevar el cable por delante y tropezar al pasar entre los coches, algo bastante más habitual que el que alguien intente pasar entre un punto de recarga y el coche aparcado en frente de éste. Si aparcas en línea tambien parece raro que alguien pasara entre el cargador y el coche, sobre todo si los postes de recarga están convenientemente situados para impedirlo. Creo.

    Reply

  4. Avatar
    October 20, 2012

    se les ha olvidado nombrar que el volt es un monstruo devorador de litros cuando enciende su motor de gasolina, porque 7.2L para un híbrido serie, es PENOSO

    Reply

  5. Avatar
    October 20, 2012

    Normal al final la gasofa es la gasofa, y lo de ponerle pilas a los coches és para los nenes picolinos.

    Reply

  6. Avatar
    October 22, 2012

    Me ha gustado mucho esta noticia. Aparte de lo que habeis dicho, los conductores del volt deben disfrutan asimismo de una conducción con todas las ventajas del modo eléctrico. Queda demostrado que intentan por todos los medios cargar donde puedan para no quedarse “tirados” sin electricidad en las baterías y evitar repostar gasofa. Y eso que tiene menos de 100 kms. de autonomía eléctrica!

    Reply

Leave a comment