Recarga de vehículos eléctricos en Europa: Parte II

Wallbox

Tras haberle dado un repaso a los modos y conectores más habituales toca meternos en el tema de puntos de recarga y en algún que otro tema legislativo que nos concierne, sobre todo a nivel de normativa en España. Veremos también los cargadores y tomas que llevan los modelos de vehículos más habituales en Europa.

Normativas y Legislación
Gestor de Carga
ITC-BT-052

Hablar de puntos de recarga es un poco impreciso. Al fin y al cabo cualquier enchufe es un punto de recarga en si mismo pero es preferible definir un punto de recarga como una instalación realizada específicamente con el propósito de recargar un vehículo eléctrico. Son muchas las soluciones comercializadas, tanto para el ámbito privado como público, donde por ejemplo las más sencillas consisten en poco más que una caja con un interruptor magnetotérmico y un enchufe schuko por unos 200 euros.

Por encima de eso hay versiones de todas las características imaginables para modos 1 y 2 por debajo de los 1000 euros, modos 3 por precios de los 1000 a  2500 euros y de modo 4 por muchos miles de euros. Los accesorios disponibles pueden ser contadores, temporizadores, lectores RFID o de tarjeta, comunicaciones y gestión remota, activación y bloqueo por llave, enchufes para todo tipo de clavijas como 60309, Mennekes, Scame, Yazaki e incluso CHAdeMO si estamos dispuestos a pagar lo que cuestan. La variedad de puntos de recarga es enorme y adaptada a casi cualquier necesidad.

Así que una vez que tenemos un vehículo eléctrico nuestra primera preocupación será desde luego como recargarlo cada día, y dada la escasez de puntos de recarga en la vía pública todo el que no posea una plaza de garaje lo tiene francamente difícil. Quien tiene un garaje tiene un tesoro. Y ¿como recargamos en nuestro garaje? Veamos los dos casos:

Instalación privada en garaje individual

En el caso de un garaje individual como por ejemplo el de una vivienda unifamiliar basta con un enchufe con la potencia adecuada para poder recargar en modo 1 o mejor aún con el cable de modo 2. Un contador digital en el enchufe nos ayudará también a ver cuanto es nuestro consumo real de energía en el vehículo. Y contratar la tarifa nocturna es casi siempre una buena opción, aunque encarece algo el consumo diurno y hay que hacer algún que otro cálculo para comprobar si es la mejor opción, que generalmente lo es.

Teenemos que valorar si nuestra instalación tiene las características adecuadas con al menos 2,5 mm2 de sección en los conductores y un interruptor automático como mínimo de 16 amperios. Es de hecho aconsejable hacer una instalación específica para recargar nuestro coche mediante un enchufe independiente de cualquier otro circuito de la casa. De todas formas lo ideal es invertir en la instalación de un punto de recarga específico, mejor aún si dispone de modo 3.

Instalación privada en garaje comunitario

Hoy en día basta con comunicar a la comunidad por escrito que se procede a la instalación para obtener automáticamente el permiso de instalación, ya que la Ley 19/2009, de 23 de noviembre, de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficiencia energética de los edificios establece:


Artículo 3. Modificación de la Ley 49/1960, de 21 de julio, de Propiedad Horizontal. 

“[…] Si se tratara de instalar en el aparcamiento del edificio un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado, siempre que éste se ubicara en una plaza individual de garaje, sólo se  requerirá la  comunicación previa a la comunidad de que se procederá a su instalación. El coste de dicha instalación será asumido íntegramente por el o los interesados directos en la misma. […]”
 
Hasta ahora esta modalidad exigía la instalación de un nuevo contrato de suministro y un nuevo contador, encareciendo aún más la instalación al pagar dos veces por el término de potencia y por el alquiler de ambos contadores, o si no haciendo malabarismos entre el ICP de casa y el garaje comunitario. Sin embargo a principios de 2013 está prevista la aprobación y publicación de la nueva ITC BT 052 del REBT que habilita 4 esquemas de instalación y en su esquema 2 la posibilidad legal de alimentar a la vivienda y al equipo de recarga en garaje comunitario desde el mismo contador y con un solo contrato de suministro.

Esta instalación conlleva una serie de costos que dependen de la distancia que haya que cubrir con conducciones y cableado entre el cuarto de centralización de contadores y nuestra plaza de garaje y del tipo de punto de recarga que instalemos. No es necesario proyecto pero si hará falta un certificado de la instalación de un instalador autorizado.

Puntos de recarga en el trabajo

De igual manera se puede proceder en una empresa a la hora de instalar puntos de recarga. La ITC-BT-052 contempla varios esquemas útiles para empresas que bien pueden servir para una flota de vehículos de empresa o para uso particular de los empleados, siempre teniendo en cuenta que en caso de que quiera cobrar por la energía suministrada a empleados la empresa tendría que constituirse como Gestor de Carga.

Puntos de acceso públicos

Fuera del ámbito privado de nuestro hogar y del trabajo existen una gran variedad de tipos de instalaciones promovidas tanto por las administraciones públicas como por empresas y otras entidades. Varias empresas y cadenas comerciales conocidas han procedido a la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos en sus aparcamientos, tanto a cubierto como al aire libre, como medida de reclamo o como un medio de publicitarse y dar una imagen más “verde“.

Carrefour

El Corte Inglés

Iberdrola

Leclerc

Ferrolineras

Acciona

Gamesa

Vehículos más habituales – Cargadores y modos

Trillizos – iMiev, iOn y CZero

Nissan Leaf

Renault Fluence ZE

Renault Kangoo ZE

Renault Twizy

Renault Zoe

Think City

Smart ED

Fisker Karma

Prius Plug-In

Chevrolet Volt

Opel Ampera

¿Cuanto cuesta poner un punto de recarga en España?


Energias renovables

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment