recarga coches elctricos


Mitsubishi Outlander PHEV: todos los detalles


El fabricante japonés ha publicad los precios que la versión híbrida enchufable del todocamino Outlander tendrá en Holanda, a donde se espera que lleguen en las próximas semanas las primeras unidades que le permitirán aumentar la oferta de coches eléctricos en el viejo continente.

La mala noticia es que los precios como era de esperar serán mucho más altos de los publicados en tierras japonesas, lo que le respará algo de interés a un modelo muy ambicioso por parte de un fabricante que en su momento se ha lanzado a la piscina de los coches eléctricos sin demasiado éxito, pero que ahora quiere enmendarse con un producto mucho más completo.

Como recordamos el Outlander PHEV es a variante dotada de un sistema híbrido enchufable, un todocamino compacto de 4.65 metros de largo con capacidad para cinco pasajeros y su equipaje, un modelo que a pesar de su aspecto, se encuentra más cómodo dentro que fuera del asfalto.

Mitsubishi ha publicado los precios para Europa, unos precios que partirán desde los 43.490 euros para la versión Intense+, una cantidad que se dispara hasta los 48.990 euros de la versión media Instyle, mientras que los que opten por la versión más equipada denominada Instyle+ tendrán que desembolsar unos módicos 51.990 euros, precios a los que deberemos restar las correspondientes ayudas e incluso a las versiones más equipadas, algún que otro extra.

El equipamiento de la versión Intense+ es bastante amplio, y entre los muchos elementos podemos destacar el Bluetooth, control de crucero, climatizador bizona, llantas de 18 pulgadas, iluminación tipo LED y una pantalla táctil desde donde controlar los parámetros del sistema eléctrico y el navegador GPS.

Por su parte la versión Instyle incorpora a mayores la posibilidad de controlar la recarga desde un smartphone o una tablet mediante su correspondiente aplicación, desde donde también podremos controlar el sistema de climatización para activarlo antes de nuestra llegada, a lo que podemos sumar un sistema de navegación pensado para coches eléctricos que además de la ruta más eficiente, nos indicará la situación de los puntos de recarga más cercanos.

Por su parte la versión más equipada, Instyle+, además de todo lo anteriormente comentado llegará con un moderno sistema capaz de detectar un impacto frontal y mitigar los efectos del mismo, además de una radio digital DAB, sistema de luces adaptativas y aviso de cambio de carril, pero con la que tendremos que pagar por ejemplo 690 euros por la pintura metalizada, e incluso tendremos que pagar 180 euros por adelantado para el reciclaje de las baterías, algo realmente curioso.

Además de esto, incluso la versión más equipada tendrá que pagar 1.340 euros por el paquete EV+, que incluye un cable Menekkes de nivel 3 de cuatro metros para las recargas rápidas, un paquete que además incluye un curso de conducción eficiente.

Por lo demás como recordamos el Outlander cuenta con un sistema híbrido enchufable con dos motores eléctricos de 60 kW, para una potencia máxima de de 120 kW (163 CV) y un par motor de 195 Nm, alimentados por un pack de baterías de litio de 12 kWh de capacidad que le proporcionan una autonomía eléctrica de unos 52 kilómetros según el ciclo europeo NEDC.

En cuanto a sus prestaciones, en el modo eléctrico el Outlander es capaz de alcanzar una velocidad de 125 km/h, mientras que la aceleración hasta los 100 km/h es de unos 11 segundos, apenas siete décimas más lento que la versión diésel siendo 240 kilos más pesado que esta, siendo la velocidad máxima con el apoyo del motor de gasolina de 170 km/h.

Los consumos que declara Mitsubishi para este modelo como siempre son muy relativos, y los 1.5 litros cada 100 kilómetros partiendo con las baterías llenas, dan paso a un consumo de 5.8 litros cada 100 kilómetros cuando usamos el modo híbrido, aunque nos quedamos sin saber el consumo sólo en modo gasolina, que suponemos no bajará de los 7 litros cada 100 kilómetros, mientras que si tenemos una buena infraestructura y nuestros recorridos no superan los 50 kilómetros diarios, podremos rebajar de forma sustancial los 1.5 litros cada 100 kilómetros.

Cuando el nivel de estas llega a un nivel determinado de descarga, o cuando preferimos reservar esa electricidad para otro momento, se pone en marcha un motor gasolina 2.0 de 70 kW (95 CV) que funcionará de forma paralela a los eléctricos recargando las baterías y extendiendo la autonomía hasta encontrar un punto de recarga, además de proporcionarle en colaboración con los motores eléctricos de tracción total.

El Outlander PHEV tendrá tres modos de recarga, una lenta a 230V y 10 amperios que necesitará 5 horas para una recarga completa, una segunda a 230V y 16 amperios que reducirá ese tiempo a 3 horas, mientras que con una toma de 300V de nivel 3 necesitará solamente 30 minutos para alcanzar el 80%.

En resumen, un nuevo modelo que en las próximas semanas podremos sumar a la oferta de coches impulsados por electricidad en Europa, pero que nos ha decepcionado por su desproporcionado incremento de precio respecto al que tiene en Japón donde la versión básica después de ayudas sale por apenas 27.000 euros, lo que a pesar de todo estamos seguros le permitirá hacerse un hueco en el centro y norte de Europa por los incentivos fiscales con los que cuentan este tipo de vehículos.

Especificaciones:


Número de asientos: 5
Medidas: Longitud 4.655 mm Anchura 1.800 mm Altura 1.680 mm
Coeficiente Cx: 0,33
Potencia del Motor: 120 kW (163 CV) Par :195 Nm
Velocidad máxima: 125 km/h modo eléctrico | 170 km/h modo híbrido
Batería: iones de litio; capacidad 12 kWh
Consumo medio: ND
Autonomía : 51 KM, ciclo NEDC
Peso en vacío : 1.810 KG
Precio: desde 43.490 euros (antes de ayudas)