Zinc-aire: Recargables, baratas y duraderas. 3 electrodos para 3 objetivos.


Mientras los avances en las baterías de litio continúan ofreciendo mejoras tanto en seguridad como en capacidad, la autentica revolución en las baterías, y por lo tanto en los coches eléctricos, puede venir de la mano de otra tecnología.

Las baterías de zinc-aire son una opción atractiva por su bajo precio y su gran capacidad teórica, pero es necesario conseguir que sean recargables y duraderas para que revolucionen el mundo de las baterías. La Universidad de Stanford ha presentado resultados de lo que podría ser la configuración adecuada para conseguirlo, sin utilizar metales preciosos y con más de 700 Wh/kg de capacidad.

Mientras las baterías de ion-litio acaparan nuestra atención, la investigación continua en torno a las baterías de metal-aire, en empresas como EOS, la recientemente cerrada ReVolt, o en laboratorios de investigación.

Las baterías de zinc-aire obtienen la energía a base de oxidar el zinc con el oxigeno del aire. El problema de este tipo de baterías es que no suelen ser recargables y cuando lo son requieren de caros electrodos de platino o iridio que acaban degradándose con rapidez.

Investigadores de Stanford han desarrollado una batería de zinc-aire usando materiales mucho más baratos para la fabricación de sus electrodos y con unos resultados muy prometedores. Según la publicación en la revista Nature Communications lo han conseguido usando una combinacion de nanotubos con óxido de cobalto para el ánodo y de nanotubos, hierro y níquel para el cátodo.

La importancia de este trabajo recae precisamente en la naturaleza y el rendimiento de estos electrodos, que mejoran las prestaciones de los habitualmente utilizados en este tipo de baterías, sin sufrir apenas desgaste durante su uso, hasta el punto que pueden ser reutilizados, y que son mucho más económicos al no estar compuestos de metales preciosos como el platino o el iridio.

Pero además se trata de una configuración diferente, en la que la batería dispone de 3 electrodos en vez de dos. Una configuración que ayuda a mejorar el comportamiento de la pila pero que le otorga un mayor volumen, a pesar de lo cual alcanza una densidad energética por encima del doble que las actuales de ion-litio.

Lo que no deja muy claro el artículo es la frecuencia con la que debe rellenarse el electrolito ni la durabilidad de la pila, pero por los datos aportados en cuanto a densidad energética y  la energía específica, parece estar muy por encima de lo visto anteriormente. Habrá que esperar más detalles para saber si se trata de la próxima generación de baterías.

Artículos relacionados

Las baterías de Zinc aire llegarán en 2013 con autonomías de 450 kilómetros en el mismo espacio
Baterías de Zinc-Aire, por fin recargables!
El coche que funciona con agua. ¿Dónde está el truco?

Fuente | Nature Communications


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.



Energias renovables

4 Comment responses

  1. Avatar
    May 31, 2013

    eso podían investigar en Asturias para relanzar la minería y abandonar de una vez el carbón, ya que de zinc si seríamos autosuficientes

    Reply

  2. Avatar
    May 31, 2013

    a mi los avances en baterías de zinc aire me parecen muy interesantes, no porque no haya tecnologías mejores, sino porque son baratasy el salto evolutivo no es demasiado grande y los mercados y poderosos las aceptarán, claro está después de 10 ó 20 años, sin prisas que queda mucho petróleo por quemar, por favor

    Reply

  3. Avatar
    May 31, 2013

    Las zinc-aire tienen un gran problema, tienen una potencia específica de risa. Hasta que no arreglen eso solo servirán para almacenamiento de redes.

    Reply

Leave a comment