recarga coches elctricos


Google podría estar interesada en el coche eléctrico

5296064444_57a28641ab_o

La presencia de Eric Schmidt, director ejecutivo de Google, durante el intento de lograr un récord de velocidad por parte del Dryson Racing ha levantado todas las alarmas, y las palabras de Schmidt tampoco han ayudado a calmarlas.

Según este ejecutivo, Google está invirtiendo mucho dinero en diferentes áreas de desarrollo, y entre los próximos objetivos podrían estar los coches eléctricos, una industria en nacimiento que cuenta con un brillante futuro y que según el ejecutivo de Google en 20 años será una opción de compra mayoritaria, un nicho de mercado donde el gigante tecnológico podría lanzar sus redes.

 

2012-Tesla-Model-S-with-Frank-Markus-and-Elon-Musk-1024x640

Por supuesto cuando se habla de que una gran empresa como Google quiere entrar en este mercado, a todos se nos viene a la cabeza Tesla, ya que no hay mejor forma de hacerlo con una tecnología que está por delante de la competencia, y con una empresa que tiene una imagen y un modelo de negocio perfectamente engrasado, pero que necesita una fuerte inyección de capital para dar el siguiente paso.

Y este no es otro que comenzar a vender coches al siguiente nivel, y de esa forma si el primero modelo a la venta por parte de Tesla ha vendido 2.500 unidades en cinco años, el segundo, el Model S, ha logrado alcanzar las 20.000 unidades al año, una cifra que se quedará corta con la llegada del Model C, la variante más económica que tendrá la gama Tesla que debería llegar en 2017 y que necesitará una fuerte inversión para adaptar la fábrica de Fremont para el nuevo nivel de producción.

Por supuesto de momento no son más que especulaciones, y puede que Google solamente esté interesada en el desarrollo de la tecnología que lleven los coches eléctricos, o en otro tipo de negocio relacionado, pero lo que está claro es que Tesla antes o después necesitará un nuevo inversor, y a pesar de que siempre se ha hablado de Apple al final podría ser su rival Google el que se lleve el gato al agua.

Vía | Autocar