Puntos de recarga: la suscripción no funciona

The-All-electric-Mitsubishi-i-MiEV-at-London

Cuando el conductor de un coche con motor de combustión llega a una gasolinera, no depende de si tiene o no una tarjeta específica para utilizar esa estación, simplemente llena su depósito, paga y se marcha. Pero los operadores de puntos de recarga para coches eléctricos están optando por un sistema de suscripción que obliga a los propietarios a disponer de múltiples tarjetas.

Según la asociación Open Charge Alliance, lo ideal sería moverse hacía un modelo más parecido al de las gasolineras, ya que el actual sistema está logrando frustrar a muchos usuarios que no sabes si podrán o no recargar su coche a la llegada del destino o durante su trayecto, ya que a pesar de que los puntos aparecen en los mapas, estos pueden requerir un abono específico que en ese momento no está disponible, una barrera que está limitando la expansión de los vehículos eléctricos.

 

punto de recarga chademo

Inglaterra es uno de esos países que ha tomado la determinación de unir los sistemas de pago en la recarga de coches eléctricos, un formato denominado roaming que nos recuerda al utilizado por las operadoras telefónicas cuando sus clientes salen del país, y pensado para que no necesiten comprarse una tarjeta nueva o darse de alta en cada país que visitan.

En estos momentos la Open Charge Alliance cuenta con más de 10.000 puntos de recarga en todo el mundo capaces de funcionar bajo un mismo formato de pago, y recientemente ha incorporado a socios de la talla de  ABB, Eaton, ESB, E-laad, Greenlots, que seguirán trabajando en  estándares de interoperabilidad que permitan a medio plazo ofrecer una única tarjeta para poder recargar en cualquier punto de recarga, un paso imprescindible para la correcta expansión del coche eléctrico.

Lo que está claro es que el actual sistema roza el absurdo, un ejemplo lo tenemos en muchos puntos de España donde en la misma ciudad hacen falta tres o más tarjetas para poder recargar, un problema que es más una cuestión de voluntad, que de soluciones técnicas.

Vía | Autobloggreen

 



Energias renovables

5 Comment responses

  1. Avatar
    September 27, 2013

    No había leído nada sobre el tema, y sinceramente no me extraña para nada que esto funcione así.

    Reply

  2. Avatar
    September 27, 2013

    Ya existe un estandar en los pagos, se llama tarjeta de cridito. ¿Por que esa manía de complicarlo todo y segmentarlo?

    Reply

  3. Avatar
    September 27, 2013

    Y ni si quiera tarjeta de crédito. Un programa en el móvil con el que pagar y se ahorran de poner datáfono en el punto de recarga. Simplemente necesitaría estar conectado a red para activarlo y desactivarlo desde la central automáticamente, una vez el cliente se ha identificado (o pagado o lo que sea) con el móvil.

    Reply

  4. Avatar
    September 28, 2013

    En Barcelona ya hay una tarjeta, Livecreo que se llama y se podrá utilizar gratuitamente algunos puntos de recarga en la ciudad.
    Más info:
    http://w41.bcn.cat/mou-te-targeta/

    Reply

    • Avatar
      September 28, 2013

      jolin con los Barceloneses como se las gastan con sus tarjetas, sacado de la web, atentos:

      http://w41.bcn.cat/es/mou-te-targeta/
      “Coste del servicio de recarga

      El servicio de recarga no tiene ningún coste asociado para el/la usuario/a. Sin embargo, la tarjeta de recarga tiene un crédito limitado, que se va agotando conforme se hace uso del servicio de recarga. Cuando el crédito se agota, el/la usuario/a tiene que recargar la tarjeta a través de la zona de usuarios/as de la web o de forma presencial en el Punto Live.”

      Osea que el servicio no tiene coste, pero la tarjeta sí. jajajajjaj que bueno.

      Oye mira que en este restaurante dan cenas gratis porque la comida no tiene coste, lo que ocurre que la silla donde te sientas sí te la cobran.

      Nos toman por tontos.

      Reply

Leave a comment