¿Acelerará el fracaso del Cadillac ELR la llegada de la berlina eléctrica de General Motors?

Ayer hablabamos de que LG estaba preparando una batería que llegaría en el año 2016, que prometía una buena cifra de autonomía. Un pack que todavía no se sabe que fabricante usará.

Este podría ser General Motors, que prepara una respuesta a Tesla. Se suponía que esta sería el Cadillac ELR. Un eléctrico con extensor de autonomía, que pretendía ser la alternativa al Model S, pero que está siendo todo un fracaso.

 

En lo que llevamos de año, apenas se han vendido en Estados Unidos, su único mercado, 390 ELR. Esta cifra lo sitúa cuarto por la cola en cuanto a ventas por detrás de modelos de compromiso, que sólo se venden en California, y muy lejos de las 7.400 unidades que lleva Tesla.

Para muchos, el problema del ELR su su exagerado precio. Los 75.995 dólares le sitúan por encima de la versión de 85 kWh del Tesla Model S, que le supera en todos y cada uno de los aspectos que se pueden comparar. Un coste muy elevado, para una versión de lujo del Chevrolet Volt.

 

Para intentar remediarlo, General Motors ha puesto en marcha una agresiva campaña de ofertas, con descuentos que llegan a los 13.600 dólares. Un movimiento que desde el fabricante norteamericano esperan sirva para animar a más clientes a llevarse un ELR a casa.

Pero mucho nos tememos que aunque bajen más el precio, el Cadillac ELR seguirá sin ser del agrado del gran público. Un fracaso que podría acelerar los planes de lanzar una berlina 100% eléctrica que sea capaz realmente de hacerle frente al Model S.

Ahora queda por ver si el fabricante norteamericano se atreve y da el paso, o decide seguir con la actual dinámica que le condena a unas ventas cada vez más flojas.

Vía | Tecmovia

 



Energias renovables

4 Comment responses

  1. Avatar
    July 21, 2014

    🙂 🙂

    Reply

  2. Avatar
    July 21, 2014

    Principales meteduras de pata con el Cadillac ELR:

    – Sólo 2 puertas (las familias con hijos no lo quieren).

    – Precio desorbitado.

    – Autonomía eléctrica (mínimo en eléctrico 200 kms + extensor si quiere competir con Tesla).

    – Alto consumo en modo térmico.

    – Marca asociada a productos para cincuentones y jubilados.

    – No se vende fuera de EEUU.

    Conclusión: si quieres competir con Tesla al menos mejora su producto estrella, el Model S. Si te quedas por debajo y encima lo vendes más caro “las cagado”.

    Reply

  3. Avatar
    July 21, 2014

    Facíl que bajen sus precios y verán como la cosa cambia, de otro modo ellos mismo estan cavando su propía tumba.

    Reply

  4. Avatar
    July 21, 2014

    Producto que llega 6 años tarde, en un mercado donde tiene que competir con el Tesla S.
    Consecuencia: fracaso.
    A su favor: para quien le guste (a mi por ejemplo) su diseño.
    En contra: creo que ya están todos dichos.
    Podría tener cabida en el mercado de los chinos millonarios despistados. (rara avis).
    Consejos:
    Sustituir el peso del motor térmico por más batería.
    Mejorar la tecnología del pack de baterías y su gestión, alcanzando una densidad energética mayor y mayor autonomía.
    Tecnología de recarga rápida, aunque sea copiada de Tesla.
    Cooperar con Tesla en la expansión de la red de recarga rápida, (más vale tarde…).
    Bajar el precio por debajo de la cifra psicológica del Tesla.
    Acción valiente: Utilizar su economía de escala y hacer una oferta de compra de baterías a Panasonic fuerte, desviando su producción a GM, de manera que debilite a Tesla antes de que Tesla las fabrique. (no hay h—s y no hay tecnología, y eso que ya Tesla ha demostrado que ese producto vende).
    Hacer una oferta de venta, con opción por parte del cliente de actualizar las baterías a las nuevas generaciones a precio fijado. (si no hay h—s, para lo anterior para esto ni te cuento).

    Reply

Leave a comment