Atlanta. Un ejemplo a seguir en la implantación del coche eléctrico

comparativa-coches-electricos-mundo-real

Atlanta de ha convertido en el segundo mercado de Estados Unidos en cuanto a ventas de coches eléctricos. Un lugar donde el transporte público no cumple con los requisitos que podría tener una ciudad de este tamaño, y donde el coche es el medio preferido por la mayoría.

Esto supone grandes retenciones, y una importante contaminación. Para tratar de minimizar esto, el ayuntamiento ha puesto en marcha una serie de medidas destinadas a incrementar la implantación del coche eléctrico en la ciudad.

Sin ayudas las ventas de coches eléctricos se desploman

Medidas que van desde la posibilidad de usar los carriles reservados a vehículos de alta ocupación, incluso con un único ocupante, también peajes gratuitos. Por supuesto están las ayudas públicas que en el caso del estado otorgaba hasta 5.000 dólares adicionales a los 7.500 dólares del gobierno central.

El resultado es que la media de ventas de este tipo de coches en Atlanta multiplica por cinco la media nacional. En sólo cuatro años los coches matriculados en el ayuntamiento han pasado de  11.416 a 69.566, sólo por detrás de San Francisco que es el gran centro del coche eléctrico.

Pero además de incentivos, la ciudad se puso manos a la obra para crear una red de puntos de recarga  públicos repartidos por toda la ciudad. Según los promotores, el cliente suele salir de su casa con la batería llena, y llega a casa con reserva suficiente. Pero esta red ha proporcionado un extra de confianza que ha permitido al cliente menos entusiasta dar un paso adelante y lanzarse a por un eléctrico.

El resultado es que en Atlanta moverse con un eléctrico es de media cuatro veces más económico que hacerlo con un modelo gasolina similar. Un verdadero polo de atracción que ha permitido a esta localidad colocarse en la élite de las ventas de coches eléctricos, por delante de grandes ciudades como Nueva York, Los Ángeles o Miami.

Vía | ici.radio


Tagged

Energias renovables

3 Comment responses

  1. Avatar
    November 10, 2015

    Que envidia, a ver cuando por aquí en España vemos ese compromiso de incentivar y motivar al consumidor, para que la gente prefiera comprar un coche electrico.

    Reply

  2. Avatar
    November 12, 2015

    Pues yo, qué quieres que te diga, que saquen de mi bolsillo 12.500 pavos cada vez que alguien decida comprar un coche… Si es a cambio de dejar de incentivar los de combustible, o para coches de trasporte público, lo puedo aceptar. Para particulares de alta renta, me parece un atraco a la altura del rescate de la banca…. Bueno, tanto no, pero casi.

    Reply

    • Avatar
      November 13, 2015

      Ten en cuenta que precisamente son los “particulares de alta renta” los que ponen más dinero en forma de impuestos (aunque en USA los impuestos a la renta son menos progresivos). Entiendo tu postura, pero es una posición peligrosa,, especialmente para las clases más desfavorecidas y dependientes.

      Reply

Leave a comment