A Google no le gusta la nueva normativa californiana sobre conducción autónoma


lexus-rx450h-google

La conducción autónoma está generando mucha controversia a nivel legislativo. El sistema de piloto automático de Tesla ya está dando problemas a algunos países, en los que Tesla incluso ha llegado a poner límites. Qué decir de los sistemas totalmente autónomos. Elon Musk ha llegado a decir que más que el tecnológico, el problema de estos sistemas será el legislativo.

Tesla pondrá algunos límites al sistema de conducción autónoma

En un reciente borrador emitido por el Departamento de Vehículos Motorizados de California, se han puesto algunos límites a la tecnología de conducción autónoma, que no ha sentado muy bien entre algunos de los máximos exponentes de esta tecnología, como puede ser Google. La norma tiene como objetivo abordar cuestiones como licencias, registro, certificación, la ciberseguridad, la seguridad y la privacidad.

En este primer borrador se prohíbe el uso de coches sin conductor totalmente autónomos que no dispongan de un volante o pedal de freno, como le pasa al prototipo desarrollado por Google. Un conductor con licencia debe estar presente en el interior del vehículo y ser capaz de tomar el control en todo momento si la tecnología falla o hay una emergencia.

“Estamos profundamente decepcionados de que California esté poniendo límites al potencial de los coches totalmente autónomos” dijo Google en un comunicado el miércoles.

¿Es la conducción autónoma de Google el futuro del transporte?

El borrador argumenta que los fabricantes deben realizar más pruebas de este tipo de vehículos antes de poner está tecnología a disposición del público general. Además prohíbe a los fabricantes la venta de vehículos autónomos, pudiendo la empresas entregar los vehículos a modo de leasing.

Incluso aplicando estrictamente el reglamento, empresas como Tesla y Mercedes verían como no pueden incorporar sus sistemas de aparcamiento autónomo sin conductor. Aunque esto no son más que especulaciones.

Tesla por su parte, ha anunciado que está revisando el borrador y que continuará trabajando con los funcionarios para asegurar que las nuevas regulaciones son beneficiosas para apoyar la innovación.

La conducción totalmente autónoma es un tema que va a traer cola y que no veremos pronto en las calles. Más que un problema tecnológico, aunque todavía falte mucho por hacer, el mayor problema al que se enfrenta esta tecnología es el legislativo. Se trata de un ámbito muy difícil de regular.

Fuente | Fortune



Energias renovables

2 Comment responses

  1. Avatar
    December 18, 2015

    A mí no me parece mal del todo que en la legislación se incluya la existencia de volante, pedales y alguien con licencia de conducir. Al menos para vehículos que circulen por carreteras convencionales (si el sistema operativo “peta” es conveniente alguien que pueda tomar el control). Los sistemas absolutamente autónomos (como el que se ha implantado en la ciudad de Masdar) son para vehículos que circulan por unos espacios habilitados exclusivamente para ellos, y que circulan a velocidades relativamente reducidas, pudiendo minimizar los efectos de algún fallo (sé que tienen multitud de sensores, pero con el paso del tiempo se pueden estropear, en alguna revisión se puede producir algún error humano, etc). Sin embargo el piloto automático si es algo más que factible a día de hoy, y a eso no deberían ponerle demasiadas trabas legales (a veces se empeñan los legisladores en poner palos a las ruedas más que en facilitar las cosas, eso también es cierto). Habrá que buscar el equilibrio entre regular y garantizar condiciones de seguridad razonables.

    Reply

  2. Avatar
    December 18, 2015

    Es muy lógico, las leyes deben ser garantistas y asegurar la integridad de las personas. La conducción autónoma deberá ir ganándose su reputación y con ello se irán adaptando las leyes. Pero que no se extrañen si algún gobierno no permite poner vidas humanas en manos de un proyecto que acaba de salir de su fase experimental.

    Reply

Leave a comment