China pone fecha al final de las ayudas al coche eléctrico

Venucia Morning Wind, el LEAF chino

En los últimos años el gobierno chino ha puesto una importante cantidad de dinero sobre la mesa en forma de ayudas a los coches eléctricos para que estos mejorasen sus ventas en este mercado. Un país donde los niveles de contaminación se han situado a una altura insoportable, y que precisan de medidas desesperadas.

Una de estas medidas ha sido incentivar los coches eléctricos. Estas ayudas han dependido de las regiones, por lo que no hay una cifra concreta. Pero en lugares como Pekín, una de las zonas más castigadas por la contaminación del tráfico, estos incentivos han llegado a los 15.000 euros. Prácticamente la mitad del precio del coche.

A las ayudas económicas los usuarios de los coches eléctricos han tenido acceso a otros incentivos. Por ejemplo la exención de participar en la lotería que cada mes otorga una número concreto de matrículas para poder circular por la capital. También acceso a plazas de aparcamiento reservadas, o poder moverse por algunos carriles reservados.

china-polucionChina demanda muchos coches eléctricos. Los fabricantes aumentan su producción de baterías

Esto ha tenido como efecto un incremento sustancial de las ventas. En los últimos meses del año se fabricaban y vendían en China 35.000 coches eléctricos cada mes. Esto ha permitido cerrar el 2015 cuadriplicando las cifras del pasado año (con más de 300.000 unidades vendidas) marcando una dinámica que permitirá rebasar la cifra de 400.000 unidades este mismo año.

Pero según declaraciones de Ministro de Economía chino,  Lou Jiwei, estas ayudas comenzarán a reducirse en los próximos años. La idea es hacerlo de forma escalonada, con una rebaja del 20% en los próximos tres años, y un 40% para el periodo 2019-2020. Si no hay cambios durante el camino, para 2021 se terminarán las ayudas y según el ministro “Tendrá que decidir el mercado cual es la mejor tecnología“.

2014-tesla-model-s-in-china_100464978_h

Ahora queda por ver la reacción de los fabricantes chinos. Esta decisión podría afectar a las inversiones de algunos constructores que podrían ver en esta decisión un freno a sus aspiraciones. Pero está claro que para 2021 la tecnología del coche eléctrico habrá logrado alcanzar unos niveles de desarrollo interesantes, y la economía de escala de las baterías debería permitir unos precios más competitivos.

Veremos también si el resto de mercados sigue una estrategia similar de retirar las ayudas de forma paulatina, o de momento mantienen los incentivos hasta lograr un determinado número de ventas, o una penetración concreta en las ventas totales. Unas ayudas que podrían ser redirigidas a mejorar la red de puntos de recarga, que amenaza con ser uno de los principales problemas para el coche eléctrico a medio plazo.

Vía | Reuters

 



Energias renovables

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment