China. Un mercado mucho más difícil de lo esperado para Tesla

tesla-china

Elon Musk contaba con grandes expectativas para el mercado chino. Un mercado donde la movilidad eléctrica está en plena expansión, y que este año espera poder superar en ventas a Estados Unidos, colocándose como la primera a nivel mundial. Pero a pesar de esto, las ventas en China han sido decepcionantes para Tesla.

El pasado año por ejemplo el objetivo era alcanzar las 10.000 unidades. Pero durante los primeros nueve meses del año apenas se habían vendido 4.370 unidades. Eso si, hay un margen de esperanza para Tesla ya que el tercer trimestre se ha cerrado con un importante número de ventas. 1.345 unidades o el 11% del total de ventas a nivel global.

Podemos comprar estas cifras con las 5.749 unidades de modelos enchufables que ha logrado BYD sólo en el mes de septiembre. Una señal de que hay demanda, pero Tesla no está logrando captar a esta clientela. Es por esto que Tesla ha rebajado las expectativas para este año. Durante 2016 el fabricante norteamericano ha reducido el objetivo hasta las 5.000 unidades.

tesla-china

A pesar de todo Elon Musk continúa siendo optimista. “Lo estamos haciendo razonablemente bien en China. Pero tenemos que afrontar problemas como las tasas de importación, y también no poder acceder a las ayudas públicas. Obstáculos mucho más grandes que en cualquier otra parte del mundo“.

Por su parte para Alexious Lee, jefe de investigación China de la consultora china CLSA “Los resultados de Tesla en este mercado han sido moderadamente débiles“. Lee ha señalado a problemas como una red de recarga incompatible con el formato de Tesla, o la falta de la propia infraestructura de recarga en muchas zonas. También un precio bastante elevado para unos coches que no pueden acogerse a los sustanciosos incentivos públicos.

Tesla cuenta con 15 tiendas en suelo chino, y un total de 340 supercargadores. Además ha desplegado un total de 1.600 puntos de recarga en destino, localizados en lugares como hoteles o centros comerciales y restaurantes. Unos planes de expansión que parece seguirán su curso con el anuncio de la apertura de una nueva tienda en Macao este mismo año.

Para solucionar algunos de sus problemas, Tesla está preparando una fábrica en suelo chino. Esta instalación permitiría acelerar los plazos de entrega, y también sortear las trabas burocráticas tanto de los aranceles, como de las ayudas. Una fábrica que según los últimos rumores podría comenzar a ser levantada antes de terminar este mismo año.

Una apuesta muy decidida por el mercado asiático que veremos si supone un gran éxito para Tesla, o se convierte en un cementerio de inversión sin apenas retorno.

Relacionadas | La red de supercargadores de Tesla ya conecta el norte con el sur de China

Vía | Nikkei

 


Tagged

Energias renovables

5 Comment responses

  1. Avatar
    January 28, 2016

    El mercado chino es un gran pastel, pero entrar en él no es tan sencillo. El gobierno chino quiere empresas que compartan tecnología y traigan trabajo, no empresas que traigan productos de consumo que podrían fabricar ellos.

    Por eso Apple optó por llevarse las fábricas a China, y si Elon quiere comerse el mercado Chino, tendrá que pasar por el aro e instalar una planta en China. Y si no, al tiempo.

    Reply

    • Avatar
      January 28, 2016

      Y tendrían que usar baterías chinas no coreanas ni japonesas. Bye bye panasonic.

      Reply

  2. Avatar
    January 28, 2016

    “durante los primeros nueve meses del año apenas se habían vendido 4.370 unidades”

    Esta cifra es errónea. La cifra de ventas durante los primeros tres trimestres del año fue de 3.025 unidades. De éstas, 1.345 fueron vendidas en el tercer trimestre (parece que esas 4.370 salen de sumar ambas cifras ¿?).

    La intención de Tesla de vender 5.000 unidades en China en 2016 creo que ya es una indicación de que Tesla tiene muy claro que no se va a comer el mercado chino. Al menos, no en breve.

    Simplemente se han dado un baño de realidad, al comparar lo conseguido con su objetivo de vender 10.000 vehículos en China en 2015.

    Si quieres vender de verdad en China (yo considero que ni 10.000 unidades en China es vender “de verdad”), el sacrificio que has de hacer es enorme si quieres evitar los terroríficos aranceles proteccionistas establecidos. Tan enorme que te puede pasar como a GM, donde su joint venture chino ahora, en esencia, controla GM…

    En Forbes hay un artículo muy, muy interesante escrito por Bertel Schmitt y titulado “No, There Won’t Be A Made-In-China Tesla Anytime Soon” para quien quiera saber los sacrificios a los que ha de hacer frente un fabricante de coches para entrar de lleno en el mercado chino. Una auténtica aberración. Y una pesadilla para los constructores de coches europeos y americanos.

    El ejemplo de Apple no es muy bueno porque la regulación en su sector es bien diferente. Y el objetivo de Apple no era tanto vender en China sino producir lo más barato posible.

    Reply

  3. Avatar
    January 28, 2016

    Creo que parte del fracaso es que el Model S, como lo ofrecen ahora, y por el precio que tiene, no es el modelo para China.
    En EEUU y Europa los compradores son gente que “conduce” el coche.
    En China, quien se puede permitir un coche de este precio, quiere ir sentado detrás, hacer sus negocios en el “butacon” de su cochazo de representación. Y en ese campo, tanto Audi como Mercedes le sacan tres pueblos al Model S.
    A pesar de los nuevos asientos, el coche no transmite ese aire de “poder” como los otros.
    Y quien opta por un ByD, porque conduce su coche, ni de lejos llega a un Tesla.

    Reply

Leave a comment