Opinión: Las prisas por lanzar el Chevrolet Bolt podrían ser un intento por frenar a Tesla

chevrolet-bolt-2016-video-aa1bdd-0@1x

Como todos sabréis, este mes se ha presentado en el CES de Las Vegas el Chevrolet Bolt. El primer coche que podríamos llamar de segunda generación, capaz de recorrer más de 300 kilómetros con cada carga y hacerlo además con un precio de 30.000 dólares después de ayudas.

Hasta aquí nada nuevo. Nada que nos hayamos escuchado de casi todos los fabricantes. “Algún día lanzaremos un coche que será la bomba“…pero todos con fechas para 2017, o 2018…y más allá. Pero el Chevrolet Bolt no comparte estos plazos, y si nada lo impide a finales de este mismo año comenzarán las primeras entregas.

Esto podría ser uno o incluso dos años antes que la competencia. Una apuesta muy agresiva por parte de General Motors que podría invertir una ingente cantidad de dinero y recursos en adelantarse al resto.

El Chevrolet Bolt y la economía de escala

chevrolet-bolt-bateria-2

El Bolt como recordamos saldrá al mercado con una batería de 60 kWh. Esto supone una capacidad que supone multiplicar por dos la que trae el nuevo Nissan LEAF. Algo que al menos de momento no vendrá acompañado por un incremento drástico de la producción de dichas baterías. GM espera lograr entregar 50.000 unidades el primer año. Prácticamente las mismas que ha logrado el pasado año el LEAF en todo el mundo, con la diferencia de que General Motors tendrá que comprar las baterías a LG, y Nissan cuenta con producción propia.

Esto nos indica que el Bolt no vendrá acompañado por una economía de escala especialmente elevada. Esto significa que los costes de fabricar esa batería no serán ni mucho menos los mismos que hacer un pack de 30 kWh. A esto añadimos un coste del vehículo que antes de ayudas se sitúa apenas 5.000 dólares más que el LEAF equivalente en equipamiento. Poco margen para afrontar la fabricación de una batería con el doble de capacidad.

El resultado es que General Motors podría perder una importante cantidad de dinero en la primera generación del Bolt. Al menos hasta que logre una producción más elevada que rebaje los costes de fabricación. Algo que podría necesitar dos o tres años.

Esto nos lleva a pensar que el Chevrolet Bolt es una apuesta por intentar reducir el impacto que tendrá la llegada del Tesla Model III al mercado. La dinámica de sus predecesores no es muy halagüeña para el gigante de Detroit, por lo que han querido adelantar acontecimiento y lanzar un coche competitivo para restar ventas a Tesla.

¿Lo lograrán?. Pues como hemos comentado hace unos días, todo dependerá de la propia Tesla. Si el Model III no cumple con las elevadas expectativas, o sufre algún retraso en su fabricación, los clientes tendrán una alternativa. En caso contrario, que Tesla cumpla con todo lo esperado, el tiro podría salirle por la culata a General Motors, que se podría ver con un coche eléctrico carísimo de fabricar, y que tendrá unas ventas modestas con el resultado de unos números muy rojos en el balance.

Participa

¿Quieres publicar tu propio artículo de opinión? Mándanos un mail a nuestro correo (info@forococheselectricos.com) y podrás dar tu opinión sobre cualquier tema relacionado con la movilidad eléctrica.

Relacionadas | Más detalles del Chevrolet Bolt. Batería de 60 kWh, motor de 150 kW, menos de 7 segundos hasta los 100 km/h



Energias renovables

7 Comment responses

  1. Avatar
    January 30, 2016

    Lo he comentado alguna vez y lo repito. La competencia de un eléctrico no son los otros eléctricos, sino los de gasolina. Además, 50.000 coches al año no es una cifra que vaya a saturar el mercado. La demanda de eléctricos crece cada año, y cuando salga el Model 3 seguro que habrá mucha más demanda que oferta.

    Reply

    • Avatar
      January 30, 2016

      Estoy de acuerdo. El éxito de Bolt no tiene nada que ver con Tesla. Hay sitio para los dos, y para diez más, en el mercado. El éxito de Bolt, como el de Tesla, depende de que sea capaz de arañar cuota a los térmicos equivalentes.

      Reply

  2. Avatar
    January 30, 2016

    Ooohhhhhhhh!!!

    No nos lo podíamos imaginar.

    Reply

  3. Avatar
    January 30, 2016

    Es el problema de sobredimensionar tu negocio. Y están todos los fabricantes en contra. si vendes un coche que quema gasolina y pasa por el taller cada 10.000km y de repente fabricas uno que no quema gasolina y pasa por el taller a saludar a los 120.000km…

    No es un problema de pérdidas, ni de que ese vehículo no se pueda vender hoy y sacar beneficio a un precio razonable de 25.000€, el problema está que en la postventa no hay beneficio prácticamente y eso lo meten como pérdidas.

    Más perdemos TODOS respirando mierda, GRACIAS

    Reply

    • Avatar
      January 31, 2016

      por eso los de vw estan esperando asociarse con los suizos de nestle, pars hacer un coche de chocolate con leche extrafino. asi nos lo podemos comer y negocio asegurado. estoy en modo cachondeo.

      Reply

  4. Avatar
    January 30, 2016

    El Bolt está muy bien pero la expectación que ha levantado Tesla por su Model III no la iguala ninguna marca, las grandes marcas suelen hacer presentaciones espectaculares de coches que no están al alcance de nadie o sacan una gama completa de la cual se sabe que los modelos asequibles carecen de muchas cosas, y en cambio Tesla ha ido de más a menos, y ahora nos va a sacar por fin un coche “asequible”, al que no dudo le seguirán otros más asequibles aún, pero lo bueno es que no recortan en lo que todos consideramos “mínimos”, es decir, una autonomía decente, buenas prestaciones, espacioso, una estética agradable, etc.

    ¿Por que no existen eléctricos de lujo como un Ferrari VE?. ¿Por que no existe un BMW/Mercedes/Audi con 500km de autonomía aunque cueste 100.000€?, ¿por que no hay híbridos que hagan 100km en modo eléctrico?, etc. todas las preguntas tienen una respuesta similar y es por lo mismo que el Bolt, sin ser malo, no crea expectación.

    Reply

  5. Avatar
    January 30, 2016

    1) Los eléctricos buenos, con un rango aceptable, y parecidos no son competencia entre si, al contrario, se ayudan y son competencia de los térmicos.

    2) Las baterías no supondrán un coste para generar pérdidas. Están sobrevaloradas en precio, y simplemente, la posible existencia de una Gigafactoría en el horizonte ya les está haciendo bajar el precio, cuando exista, bajarán mucho, y el esfuerzo investigador que se ha desatado las hace reducir aún más el precio.

    3) El potente tejido industrial de EEUU, mucho más vivo y adaptativo que el europeo, la simbiosis que hay con Corea suministrador de baterías, el mayor desarrollo tecnológico de EEUU y mejor visión de futuro, por ser la mayoría de las veces pioneros en múltiples aspectos, la bancarrota de GM, la política de independencia energética trazada por el gobierno, el mayor cumplimiento de las normativas… son algunas de las claves, en mi opinión, que han puesto al Bolt en el mercado, mientras la industria europea y sobre todo alemana, se sigue mirando el ombligo, sigue mintiendo y prometiendo gangas y rebajas, para obtener tiempo, y poder llegar a algo concreto.

    4) Las diferencias con Tesla y posible inclinación de la balanza hacia esa marca (sin peligro para GM, sin embargo de forma drástica, si el coche cumple con las espectativas), están en ser una marca muy consolidada y comprometida con el EV y haber demostrado una calidad y atención al cliente intachable, pero sobre todo, no haber descuidado la red de recarga. Esa baza es fundamental y GM tendrá que afrontar ese problema de alguna manera.

    Reply

Leave a comment