Desarrolladores japoneses diseñan un coche eléctrico que se recarga por las ruedas

b-ev-a-20160319-870x601

La recarga en marcha es uno de los grandes sueños de los investigadores. Autonomía casi infinita, o al menos una forma de extender el alcance simplemente poniendo cargadores bajo las carreteras.

Dejando a un lado aspectos como el coste de este tipo de desarrollos a la hora de su aplicación en al vida real, el principal problema de estos sistemas siempre ha sido la eficiencia. El emisor y el receptor están bastante separados, lo que hace que la tasa de rendimiento de la recarga sea muy baja.

1438666460113Inglaterra empieza a estudiar el potencial de la recarga inalámbrica en movimiento de coches eléctricos

Pero un grupo de desarrolladores japoneses han presentado los primeros resultados de un trabajo que pretende superar ese obstáculo. La forma de hacerlo es colocar el receptor de la electricidad lo más cerca posible del emisor. Y que mejor forma de hacerlo que instalarlo dentro de las ruedas. La idea es cablear las cubiertas con cables de acero que transportarían la electricidad desde la carretera hasta el receptor. Incluso han construido un primer prototipo funcional en una pequeña pista de pruebas.

Por supuesto este sistema también tiene muchos desafíos. El primero es el dotar a las carreteras de suficiente potencia como para atender a miles de coches de forma simultánea. La otra pregunta es la eficiencia de este sistema, de la que de momento no se ha dicho nada.

Pero sin duda la gran pregunta que rodea a este tipo de sistemas de recarga comunitarios, es qué modelo de negocio los hará posible. Es de suponer que no todos los coches podrán recargar, y que llegará el momento en el que sólo los abonados podrán usarlos. Eso nos lleva a preguntarnos entonces, quién correrá con los gastos de instalación.

Evidentemente tendría que ser una empresa. Un ente privado que tendría que levantar cientos o miles de metros de carretera, instalar un costosos sistema de recarga, y encargarse de su mantenimiento. Algo que parece a día de hoy ciencia ficción más allá de pequeños test experimentales. Un sistema que podría tener sus aplicaciones en sectores como el industrial, pero que de nuevo chocaría con el elevadísimo coste de instalación.

Pero en caso de lograr superar todos los desafíos, este sistema podría permitir reducir la capacidad de las baterías de los coches eléctricos, y con ello su peso y su precio.

Relacionadas | Investigadores desarrollan una carretera que carga tu coche eléctrico mientras conduces

Vía | Japantimes

 



Energias renovables

5 Comment responses

  1. Avatar
    March 20, 2016

    Baste decir que Better Place era una idea genial con mucho futuro comparada con esto.

    Reply

  2. Avatar
    March 20, 2016

    Viendo el tamaño de la mini-pista y del coche, me pregunto si sería necesario que el piloto se pusiese casco, como se ve en la foto xD

    Saludos!

    Reply

  3. Avatar
    March 20, 2016

    No podemos permitir opiniones racistas en nuestro foro. Por favor ruego que el comentario sea eliminado. Gracias.

    Reply

  4. Avatar
    March 20, 2016

    Sinceramente esto será sólo útil para bus y taxi electrificando únicamente el suelo de las paradas.

    Se podría incorporar un receptor el los bajos de los buses o taxis que al detectar suelo electrificado este bajase hasta sólo unos centímetros del asfalto, así sería más eficientes en su recarga.

    Para nosotros, usuarios de eléctricos, enchufe y cable para el día a día o como mucho carga por inducción en parking públicos y puntos de recarga en ciudad para evitar el vandalismo.

    Reply

Leave a comment