China relajará sus exigencias a los fabricantes extranjeros que produzcan coches eléctricos en su mercado

Wallbox

2014-tesla-model-s-in-china_100464978_h

El fuerte proteccionismo que China ha aplicado a productos como la automoción está a punto de vivir un importante cambio gracias a los coches eléctricos. Según informan fuentes del gobierno comunista, el próximo mes presentarán unas nuevas medidas que reducirán los requisitos a aquellos fabricantes foráneos que quieran implantarse en China para producir coches eléctricos.

El objetivo es variado. Por un lado logran incrementar el número de fabricantes en su país, lo que supone mayor carga de trabajo. Por el otro aumentan y abaratan una oferta castigada por los fuertes aranceles que deben pagar los coches que quieran entrar en el país. Eso supondrá más coches, más ventas, y mayor reducción de los niveles de contaminación.

Pero además el gobierno busca con esta medida espolear a sus fabricantes locales, para que con una mayor y mejor competencia se muevan de una forma más rápida. Algo que tendrá como resultado productos más competitivos, más económicos y de nuevo, mayores ventas.

También busca Pekín revertir la dinámica que estamos viendo en los últimos años, donde los nuevos fabricantes encuentran en el Silicon Valley un lugar propicio para instalase. Incluso marcas chinas como Faraday Future o Lucid Motors han encontrado acomodo al otro lado del pacífico.

jac-ev-chinaAlemania critica duramente la nueva “Ley del aire de China” que pone una cuota mínima de venta de coches eléctricos

Esta medida permitirá a marcas como Tesla poder expandir su producción a tierras chinas. Según los rumores, entre las novedades de esta nueva normativa se incluiría la exención de tener que colaborar con un fabricante local para poder levantar una fábrica. Un requisito que ha mantenido a Tesla fuera de este mercado, y que ahora le permitiría expandir su producción.

Y es que sacando a China de la ecuación, esto permitiría a Tesla liberar una buena cantidad de carga de trabajo en la planta de Fremont. Algo que acelerará la producción para el resto de mercados. Una fábrica china que se sumaría a la que previsiblente terminará abriendo en Europa, y que deslocalizará una fabricación dependiente de una única instalación.

No olvidemos que según datos de Tesla, China será el segundo mercado para el Tesla Model 3, después de Estados Unidos. Las reservas del nuevo modelo de la marca californiana han alcanzado una cantidad importante en el gigante asiático, convirtiéndose así en un atractivo mercado potencial.

Pero por supuesto, no sólo Tesla se beneficiará de esta medida. Otras marcas, como Volkswagen, Daimler o BMW, podrían expandir su producción de coches eléctricos a China, y lograr de esa forma no sólo cumplir con los requisitos de mínimos que impondrá el gobierno chino a partir de 2018, sino también acelerar su economía de escala y reducir costes en todos los componentes.

Relacionadas | Tesla es la marca de coches más buscada en China y Noruega | China será el segundo mercado para el Tesla Model 3, después de Estados Unidos

Vía | Electrek


Energias renovables

3 Comment responses

  1. Avatar
    December 22, 2016

    Hay que ver qué piden a cambio, pero es un tema a seguir. Debería de impactar positivamente en el precio de los VE

    Reply

  2. Avatar
    December 22, 2016

    Si pretenden llegar a 5 millones de VE en la carretera para 2020 tienen que relajar sus regulaciones. Al final deben priorizar el tema medioambiental sobre otros mas pecuniarios.
    Quizás Tesla estuviera esperando este cambio para abrir su fábrica en China.

    Reply

  3. Avatar
    December 22, 2016

    Cebo con anzuelo.

    Reply

Leave a comment