ProPilot, Nissan también se apunta a la conducción autónoma

Wallbox

NISSAN PROPILOT

Ya nadie duda de que la conducción autónoma es el futuro. Cada vez más fabricantes centran sus esfuerzos en la investigación de esta nueva revolución, e incluso algunos ya empiezan a comercializar los primeros sistemas que adelantan lo que será la conducción autónoma del futuro.

Es el caso de Nissan, quien y a comercializada el sistema ProPilot en algunos mercados y lo hará pronto en Europa. Una tecnología de conducción autónoma desarrollada por por la marca japonesa con el objetivo de reducir la fatiga y facilitar la conducción en autopista.

Cómo funciona el Nissan ProPilot

nissan-propilot_Fotor

El objetivo del sistema de conducción autónoma ProPilot es ofrecer comodidad y tranquilidad en la conducción por autopista. Se trata de un sistema que controla la dirección, el acelerador y el freno, los cuales pueden ser accionados de modo totalmente automático, haciendo más cómoda la conducción cuando se circula en tráfico denso por autopista y en desplazamientos largos.

El ProPilot es capaz de mantener la velocidad automáticamente, controlando el acelerador y el freno para mantener la velocidad establecida previamente por el conductor. Además, gracias a este sistema el coche es capaz de mantener la distancia adecuada con el vehículo precedente, incluso llegando a detenerse en caso de ser necesario, como podría ser en una situación de tráfico intenso.

El coche también es capaz de volver a ponerse en marcha si el vehículo precedente a vuelto a arrancar en un tiempo inferior a tres segundos. Si el tiempo ha sido mayor, basta con que el conductor pulse un botón del volante o pise un poco el acelerador.

En caso de haber líneas marcadas a ambos lados del carril, el sistema Propilot es capaz de controlar el volante y mantener el vehículo en el centro del carril. Todo con el objetivo de reducir la carga de trabajo del conductor y, por consiguiente, reducir la fatiga al volante.

Es necesario dejar claro que el Propilot está diseñado para asistir, y no reemplazar, a los conductores . Sólo puede usarse en autovías y autopistas, permaneciendo siempre en el mismo carril. Para su puesta en marcha, es imprescindible que detecte un vehículo delante.

Así es la tecnología utilizada por el Nissan ProPilot

Propilot-assistance

Para una correcta toma de decisiones, el sistema ProPilot se basa en la información recogida por una única cámara situada en lo alto del parabrisas, detrás del espejo retrovisor. Una cámara que es capaz de ver hasta 100 metros por delante del vehículo con la misma precisión y sensibilidad que el ojo humano.

Después, las imágenes son procesadas por un software avanzado que puede reconocer rápidamente y con profundidad tridimensional tanto los vehículos que circulan por delante como las marcas de carril. Este software es capaz de ubicar a todo tipo de vehículos en el espacio y la distancia entre ellos, tanto los del mismo carril como los de carriles contiguos.

En función de la información recogida, el software toma las decisiones explicadas anteriormente, como son el control del acelerador, del freno y del volante.

El desembarco en Europa, en 2017

nissan-leaf-propilot

El sistema ProPilot ya se comercializa en Japón equipado en el Nissan Serena, un modelo que probablemente no conozcáis ya que solo se comercializa en mercados como el chino y el japonés. Un modelo que ha demostrado el importante interés en esta tecnología, ya que más del 60% de los clientes han incorporado el Propilot en su compra.

Sin embargo, no habrá que esperar mucho para ver el sistema ProPilot en Europa. El nuevo Nissan Qashqai será el primer vehículo del mercado Europeo en equipar este sistema, el cual llegará en 2017. Nissan ha apostado por uno de los coches más vendidos de los últimos años en nuestro país para equipar este innovador sistema. A partir de ahí, Nissan asegura que el ProPilot irá llegando a más modelos de su gama, pero aún no ha revelado qué modelos serán los elegidos.

El Nissan Propilot no es más que el primer paso de Nissan en su camino hacia la conducción autónoma total. El objetivo de la compañía japonesa es de sacar una segunda versión del sistema en 2018 y seguir mejorándola en los años siguientes hasta alcanzar la conducción autónoma plena.