En Estados Unidos un 25% de los desplazamientos serán autónomos en 2030

Wallbox

En los próximos años viviremos la llegada de los sistemas de conducción autónomos. Una tecnología que hace pocos años nos sonaba a ciencia ficción, y que está muy cerca no sólo de llegar al mercado, sino también de ocupar una buena parte de nuestros desplazamientos.

Según la consultora Boston Consulting Group, se darán tres factores que supondrán una explosión del uso de este tipo de sistemas. Además de la conducción autónoma, también se añade la implantación de los sistemas de propulsión eléctricos. Para muchos expertos es una condición fundamental por una simple razón, la recarga. Mientras que un coche con motor de combustión tiene complicado realizar el repostaje de forma automática, un coche eléctrico si podrá hacerlo mediante los sistemas por inducción.

La otra parte que permitirá la expansión de los coches autónomos será los sistemas de car sharing entre particulares. El poder sacar partido económico a nuestro coche mientras no lo usamos, supondrá una verdadera revolución en el coste total del vehículo. Algo que de nuevo conecta con el apartado anterior, los sistemas de propulsión eléctricos, menos propensos al maltrato por parte de los que alquilen nuestro coche, con menor mantenimiento y mucho más eficientes. Un sistema que estiman tendrá un impacto de unos 7.000 dólares al año de ahorro para el propietario.

La recarga inalámbrica y el coche autónomo. Dos sectores que crecerán de la mano en la próxima generación

Los responsables del informe indican que los cambios que vivirá la industria del automóvil serán muy profundos, pero también mucho más rápidos de lo que podríamos pensar. De esta forma según el estudio, en 2030 el 25% de los desplazamientos tendrán lugar de forma autónoma.

Esto supone que para millones de personas, su próximo coche será uno dotado del sistema de conducción autónoma. Una tendencia imparable que animará las inversiones, y acelerará el desarrollo de la tecnología. Se estima que hasta 2030 un total de 5 millones de coches convencionales serán sustituidos por unos 4.7 millones de coches autónomos. Una parte del pastel muy interesante.

Según el informe “Los fabricantes de automóviles y los proveedores de piezas se enfrentan el desafío más profundo unos modelos de negocio con más de un siglo. Unos cambios que socavan el actual modelo de negocio de los fabricantes de coches“.

Como ejemplo de la dinámica alcanzada está el listado de fabricantes que están en plena fase de desarrollo de sus sistemas de conducción autónoma. Renault-Nissan, Tesla, BMW, Daimler, General Motors, Ford, Volvo, a los que se suman nombres como FIAT y Honda, que están colaborando con empresas tecnológicas como Waymo (Google).

Un sector que provocará que aquellos fabricantes que no hayan acelerado sus proyectos de movilidad eléctrica, corran el riesgo de quedarse atrás respecto a los que si han hecho sus deberes. Y es que como vemos, el coche autónomo será eléctrico.

Relacionadas | ¿A qué dedicaríamos los españoles nuestro tiempo en un coche autónomo?

Vía | TheStar



Energias renovables

11 Comment responses

  1. Avatar
    April 11, 2017

    ¿Solamente el 25% en Estados Unidos en 2030 de los desplazamientos en vehículos serán autónomos?

    Soy mucho más optimista que lo que expresa esa cifra del 25%. Acepto que seguramente no llegará a ese porcentaje el número de vehículos autónomos, pero con ese tipo de “conducción” se moverán mucho más las personas que se desplacen.

    No en vano con un coche con capacidad plena, nivel 5, de conducción autónoma nos moveríamos toda la familia que vivamos en lugares relativamente cercanos, así como algunas amistades en momentos que no necesitemos dicho vehículo. Y eso sin considerar el car sharing en momentos que estemos lejos y fuera,…

    ¿Alguien apuesta en este mismo sentido? Saludos

    Reply

    • Avatar
      April 11, 2017

      yo también lo creo la gente a la que vea que el coche va solo no lo querrán solo un 25% lo querrá todo dios!

      Reply

    • Avatar
      April 11, 2017

      Yo estoy de acuerdo en esta afirmación. Hay que pensar que un vehículo que se compre en el 2020 , eléctrico o de combustión, llegará al 2030 sin ser autónomo.

      Reply

  2. Avatar
    April 11, 2017

    Faltan 16 años.
    Hace 16 años estábamos en el año 2.001 (y aún no había llegado la odisea espacial… bueno, ni ahora).
    Y en el 2.001, todos pensábamos que en las fechas actuales todos los coches serían eléctricos, no tendrían volante sino un joystick, y todo funcionaría con comandos de voz.

    Que la tecnología permita algunas cosas no significa que éstas sean viables económicamente.
    Para el 2035, probablemente la gran mayoría de los coches tengan sistemas de conducción autónoma en autopista, combinadas con el navegador (nivel 3).
    Pero de ahí a un nivel 5… (conducción autónoma en todo momento y por cualquier vía, sin ningún tipo de asistencia ni supervisión por parte de un conductor) dista mucho.

    Empezando por las complicaciones técnicas para todo tipo de vías y condiciones climáticas (que son subsanables, pero a costa de sistemas redundantes que encarecen el coche, y hay que ver si se está dispuesto a pagar), siguiendo por las regulaciones que se tienen que aprobar para homologar este tipo de sistemas, y para acabar, teniendo en cuenta el coste.

    Sistemas de conducción nivel 3 serán más o menos económicos… pasar de un 3 a un 4 es costoso. Pero saltar a un nivel 5, eso es un gran salto y el coste puede ser muy significativo. No tengo claro que todo el mundo los quiera pagar…

    Reply

    • Avatar
      April 11, 2017

      Creo que te equivocas en tu análisis… El mayor coste del coche autonomo no es su hardware sino su software.

      El hardware se basa en sensores, cámaras, gps, radares volumetricos… no son tecnologías costosas y mucho menos a gran escala (cientos de miles o incluso millones de unidades anuales).

      La parte de software y la ingeniería que hay tras ello es la parte más costosa con diferencia pues es la que dota de inteligencia a ese hardware y le da utilidad al permitir que el coche circule autónomamente de forma segura.

      Pero ese software una vez desarrollado en su fase inicial (la que estamos viviendo ahora) solo tendrá que actualizarse (perfeccionarse) según evolucione el hardware o el propio software y esta es la parte “facil” y barata ya que la cantidad de ingeniería se reduce considerablemente.

      Es por tanto la fase de expansión, que se vivirá en los proximos 15 años la que catapultará, por tanto yo tambien opino que esa cifra de 25% es bastante baja, me parece a mí que superará ampliamente el 50%.

      Solo tenéis que pensar como era el software o los ordenadores de hace 15 años frente los que tenéis ahora… la evolución ha sido exponencial!

      Otro factor a tener en cuenta… la gente asocia coche autonomo a coche electrico, eso es falso, el coche autonomo puede ser impulsado por cualquier tipo de motor por tanto una vez desarrollada la tecnología ésta se puede aplicar a cualquier gama de vehiculos terrestres y los fabricantes van a querer aprovechar eso para hacer más atractivos sus productos frente a la competencia. Y en eso el marketing va a jugar de nuevo a favor de la movilidad autonoma al fijarlo como objeto de deseo…

      Reply

      • Avatar
        April 11, 2017

        +1. el de tu padre que tiene? WIFI. Tienes toda la razón.

        Reply

  3. Avatar
    April 11, 2017

    Puede que bajen mucho las ventas con el coche autónomo.

    Reply

  4. Avatar
    April 11, 2017

    Hay algo que se me escapa…
    Vamos a suponer que compramos un TESLA model 3 por 40000€ y lo ponemos a circular en modo carsharing con un ahorro de 4000€/año durante 10 años (coincidiendo con la garantía de las baterías) por ciudad (donde los eléctricos sufren mucho menos) en modo autopilot (por lo que se supone que las aceleraciones serán normales y no habrán golpes ni daños en llantas/carrocería).
    Al los diez años el vehículo habrá salido gratis (sin contar revisiones,seguro ni neumáticos)
    Demasiado bueno para ser verdad, no?

    Reply

    • Avatar
      April 11, 2017

      Sí. Demasiado bueno.
      Y todo lo que es demasiado bueno, suele ser falso.

      Reply

  5. Avatar
    April 11, 2017

    Buenas tardes:
    Os voy a dar mi opinión como programador. Aunque sólo diseño programas de gestión y evidentemente no sé absolutamente nada de conducción autónoma, sí que veo muchas limitaciones.
    La conducción autónoma en nivel 5 es muy difícil de conseguir en todo tipo de vías.
    Quizá sea factible en autopistas y vías rápidas con entornos cerrados.
    Pero por ejemplo, en ciudad, va a ser muy difícil de conseguir. No digo que el coche no pueda tomar decisiones para evitar peatones, otros coches, parar en semáforos, … pero en ciudad la diversidad de imprevistos es difícil de cuantificar.
    Haría falta además de coches autónomos, carreteras y ciudades inteligentes que informen de obras, cambios de rutas, obstáculos, insten a los coches a detenerse en semáforos, stops, …
    Todo ello implementado en estándares que todos los coches sean capaces de reconocer, cambiando rápidamente, … Ya sabemos que las administraciones muchas veces son lentas en reaccionar ante los cambios tecnológicos.
    Vamos, una pesadilla para integrar todos los sistemas.
    Estoy seguro que se avanzará mucho, pero tenemos conducción humana para rato.

    Reply

  6. Avatar
    April 12, 2017

    Yo como taxista también daré mi opinión, solo pondre un ejemplo, plaza francesc macià de barcelona 6 de la tarde, le doy 1000 euros al coche autonomo que no proporcione, ni genere inderectamente un accidente.

    Reply

Leave a comment