NIO forma una alianza con el fabricante chino Changan Automobile

Una de las preguntas que nos hacemos ante el desembarco de nuevas start-ups como NIO, anteriormente conocida como NextEV, es como afrontarán aspectos como la fabricación y distribución de sus propuestas. Levantar una fábrica, como están preparando Lucid Motors o Faraday Future, tiene un coste enorme. Pero luego está el problema de la distribución y el servicio técnico.

Una de las soluciones será llegar a acuerdos con fabricantes ya establecidos. Es el caso de NIO, que ha firmado un contrato con uno de los cinco principales fabricantes chinos, Changan Automobile, para la formación de una empresa conjunta destinada a colaborar en aspectos como la I+D, además de la fabricación y venta de los vehículos.

Por un lado con este acuerdo NIO se asegura un respaldo industrial en uno de los apartados más complejos y costosos de establecer un nuevo fabricante, como es levantar una fábrica propia. Por el otro Changan logra más carga de trabajo en unas factorías que han visto reducirse de forma importante la actividad en los últimos años.

El NextEV NIO EP9 completa una vuelta al circuito de forma autónoma, y a una velocidad máxima de 257 km/h (vídeo)

Una interesante iniciativa que permite a uno de los nuevos fabricantes chinos lograr sentar unas bases que a nivel económico ha recibido importantes respaldos, como las de Tencent Holdings, que también tiene participaciones en Tesla, así como el gigante tecnológico Baidu.

De esta forma NIO logra colocarse en el carril de salida de un mercado que está en plena explosión comercial, sobre todo en China, donde las nuevas regulaciones sobre emisiones obligarán a las marcas a apostar más fuerte por el coche eléctrico. Un escenario donde los nuevos aspirantes pueden lograr hacerse un hueco en esta competitiva industria.

Un nuevo fabricante que espera arrancar las ventas en 2019 su primera propuesta. Un eléctrico que tendría como objetivo tanto el mercado asiático, como Europa. Un modelo que se caracterizará por contar con un cuerpo de aluminio, y una batería de 70 kWh. Una cifra algo más modesta de lo que estamos acostumbrados, pero que permitirá poner en el mercado un modelo competitivo a nivel económico.

Un año después debería llegar el recientemente presentado NIO EVE. Una berlina con diseño cuestionado por su fuerte parecido al de Faraday Future, pero que cuenta con unos ingredientes de lo más interesantes como es un interior con espacio para seis ocupantes, y un sistema de conducción autónomo.

Relacionadas | NIO. Un fabricante chino, con base en Munich, que quiere conquistar el mundo del coche eléctrico

Vía | Reuters


Tagged

Energias renovables

3 Comment responses

  1. Avatar
    April 10, 2017

    Esa foto no es del FF91 de Faraday Future? No es del coche de Niro,aunque se parezcan bastante.

    Reply

  2. Avatar
    April 10, 2017

    Desde que tengo uso de razón no ha nacido ninguna marca de automóviles que compita con las tradicionales,las barreras de entrada parecían insalvables, ha llegado el momento,el coche eléctrico es una gran oportunidad,espero que lo aprovechen.

    Reply

Leave a comment