La estrategia de Tesla en Japón. Atraer a los clientes con el Model X, y mostrarles lo competitiva de su propuesta en paneles solares y baterías para el hogar

Wallbox

El mercado de los paneles fotovoltaicos en Japón está bastante parado. La regulación pública fijando los precios de la electricidad vertida ha lastrado a un sector que en el resto del mundo, con otras conocidas y cercanas excepciones, se están expandiendo como la pólvora.

Es por eso que este sea un mercado casi a estrenar por los vendedores e instaladores de sistemas fotovoltaicos. Uno de los que quiere lograr hacerse con una parte del pastel es Tesla. El fabricante norteamericano ha puesto en marcha una estrategia realmente efectiva, y que nos muestra de una forma gráfica el acierto de la polémica adquisición de SolarCity el pasado año.

La cuestión es que durante la mayor feria de los sistemas fotovoltaicos de Japón, que ha abierto sus puertas este pasado miércoles en la ciudad de Yokohama, Tesla ha instalado un stand donde muestra un Tesla Model X, y al mismo tiempo rodeando al todocamino, sus soluciones solares y de almacenamiento.

Los asistentes han sido atraídos por el atractivo de ver de cerca un Model X, y al mismo tiempo han descubierto que los sistemas de Tesla son sorprendentemente competitivos a nivel económico. Un ejemplo de la sinergia que el fabricante norteamericano está logrando con su apuesta por la diversificación de productos.

tejado-solar-tesla paneles

El resultado ha sido una gran cantidad de gente rodeando el stand de Tesla, que ha sido la estrella absoluta del arranque de esta importante feria de la energía. Un público que ha descubierto elementos como las baterías para el hogar, Powerwall, que tendrá una cuarta parte del precio de las actuales propuestas disponibles en Japón.

De esta forma Tesla ofrecerá a sus clientes la posibilidad de realizar todo el proceso de transformación hacía un sistema eléctrico, desde la venta de sus coches, hasta la instalación de paneles fotovoltaicos y baterías de respaldo. Algo que además está logrando con unos precios que cada vez son más competitivos gracias a la economía de escala lograda tanto en la fabricación de paneles, como de baterías. Unas sinergias que en el caso de la adquisición de SolarCity, los expertos calculan que ha llegado al 50% respecto a los precios de la competencia.

Algo que se espera sirva para sacudir todo el mercado energético de Japón, preocupado por las consecuencias del desastre de Fukushima, pero incapaz de reaccionar facilitando la expansión de sistemas de producción solar. Algo que podría ayudar en gran medida la próxima introducción de los productos de Tesla.

Relacionadas

Vía | Nikkei

 



Energias renovables

5 Comment responses

  1. Avatar
    July 14, 2017

    Que tíos estos de Tesla eh, te acercas ahí para preguntar por el coche y cuando te das cuenta te han endosado unas placas y una batería en la chepa.

    Reply

  2. Avatar
    July 14, 2017

    Como debe ser. Son yankees. Vender es lo suyo

    Reply

  3. Avatar
    July 15, 2017

    Pero si el model X es enorme!!

    Reply

  4. Avatar
    July 15, 2017

    Otros ponen azafatas con escote y minifaldas o mucha comida y bebida.

    Los de Tesla, un Model X con las puertas abiertas, más llamativo que un Ferrari y que además podrá recargarse con las placas fotovoltaicas que te venden.
    Hacen publicidad de sus coches creandote la necesidad de comprarlo después de adquirir el sistema fotovoltaico.

    ¡¡¡Son unos cracks!!!

    Reply

Leave a comment