Empieza el juicio por el caso Hiriko. El coche eléctrico vasco que nunca llegó

Wallbox

En el mes de enero de 2010 cubríamos por primera vez una iniciativa relacionada con el coche eléctrico que ha hecho correr ríos de tinta, y no en el buen sentido de la palabra. Hablamos de Hiriko. Un proyecto que pretendía poner en el mercado un revolucionario modelo eléctrico y urbano capaz de adaptar el tamaño de su cuerpo a las necesidades, y que se adelantaba al formato del car sharing tan de moda hoy en día.

El proyecto nació en 2004 dentro del equipo ‘Smart cities’ del Instituto de Tecnología de Massachusetts. En 2010 llegaron a  un acuerdo de colaboración con un grupo de empresarios del País Vasco para el desarrollo industrial de un prototipo y su posterior comercialización y distribución de este vehículo que se fabricaría en nuestro país. Incluso se llegó a indicar que había interés de ciudades de todo el mundo interesadas en incorporarse al proyecto. Algo que les ha permitido recaudar una importante cantidad de dinero, incluyendo 19 millones de euros procedentes del gobierno vasco y del central.

Pero en 2012 la cosa empezó a torcerse. Primero con el descubrimiento por parte de la administración vasca que Hiriko estaba contratando fuera de la comunidad, lo que violaba el acuerdo de financiación firmado que indicaba una producción 100% local. Además desde la dirección se indicaba que contaban con pedidos desde ciudades como Malmo, en Suecia, San Francisco, Barcelona, Berlín o Florianápolis (Brasil) que suponían la fabricación de 700 unidades durante el 2012. Pero ninguno de esos pedidos llegó a ser confirmado.

Empieza el juicio por Hiriko

Ahora ha comenzado el juicio donde se tendrán que determinar las responsabilidades por el fracaso de Hiriko. El juzgado encargado de las diligencia ha sido el Mercantil número 1 de Gasteiz, que ha acogido ayer viernes la declaración del ex-concejal del PNV Iñigo Antia, y los empresarios Jesús Echave, Fernando Achaerandio y José Luis Bengochea. Unos acusados en un juicio que investiga las responsabilidades por la pérdida de casi 19 millones de euros de ayudas públicas.

Los acusados han indicado en la primera sesión del juicio que intentaron salvar el proyecto hasta el último minuto, e incluso llegaron a retrasar la petición del concurso de acreedores pensando en que llegaría la inversión necesaria para poner en marcha el proyecto. Un retraso de dos años que perjudicó todavía más a los acreedores y que justifican por el presunto interés de inversores de Kazajistán, Irán y de Japón.

Sin duda destacable que los promotores del proyecto Hiriko han reconocido que no contaban con experiencia en el mundo del motor, y que desde el Ministerio de Industria se sabía. Algo que no impidió la recepción de millones de euros públicos a un proyecto que ahora el juez debe decir si ha sido creado solamente para este último fin.

Algo que parece señalar el hecho de que los requisitos para recibir las ayudas institucionales fuera que el coche estuviese homologado. Preguntado por este extremo Fernando Achaerandio ha precisado que el vehículo “Debía ser capaz de ser homologable, no llegar a la homologación“. Algo que se logró y que permitió sin que el coche contase con la correspondiente certificación, la entrada de dinero público. Algo que también nos indica cierto descontrol por parte de la administración.

Pero sin duda la parte más preocupante para los acusados está en la investigación penal que se ha puesto en marcha en un juzgado de Álava, en la que se estudia la presunta utilización de facturas falsas por parte de los responsables del proyecto para destinar a su propio beneficio las ayudas públicas concedidas al proyecto Hiriko. Estas facturas presuntamente irregulares sumarían, según la investigación de la Fiscalía, más de seis millones de euros adicionales.

Clip HIRIKO from HIRIKO Driving Mobility on Vimeo.

Vía | DV

 


Tagged

Energias renovables

18 Comment responses

  1. Avatar
    September 23, 2017

    Por fin salió!

    Reply

  2. Avatar
    September 23, 2017

    Otros como los del grafeno de Murcia. No somos tan diferentes de norte a sur como a algunos les gustaría…

    Reply

    • Avatar
      September 23, 2017

      ¡Qué va! Ladrones en todas partes hay.

      Reply

    • Avatar
      September 24, 2017

      Cierto. Que pena. Con todo el potencial que hay en euskadi (se fabrica la totalidad de las piezas de un automovil)…

      Podria haber traccionado la industria de haberlo hecho bien, como IRizar en autobuses.

      Reply

    • Avatar
      September 24, 2017

      A callar te mando. Demuestrame 1 solo euro de engaño publico que se hayan llevado los de Grabat energy… es que algunos teneis una boca muy sucia. Estan ya sacando las baterias por mucho que os joda.

      Reply

      • Avatar
        September 26, 2017

        Pues a mí me encantaría.
        ¿tu has podido ver esas baterías de grafeno?

        Reply

  3. Avatar
    September 23, 2017

    Que pena de pais, suerte que lo de bikesharing en Barcelona i carsharing en Madrid si que està despefando fuerte.

    Reply

  4. Avatar
    September 23, 2017

    Con lo gracioso que era el coche! Creo que la idea de que se encogiera era muy práctica para ciudades, una lástima que no saliera. No entro a valorar si hubo estafa o no, eso ya lo dirán los jueces…

    Reply

  5. Avatar
    September 24, 2017

    Una pena lo de el fiasco de Hiriko.Menos mal que hay gente seria como AIC creando mas cosas para el auto electrico como el motor por rueda etc. La industria vasca esta muy preparada para el reto del automovil electrico.

    Reply

  6. Avatar
    September 24, 2017

    Toda la corrupcion hay que perseguirla, venga de donde venga, si se ha perdido dinero publico con mas razon

    Reply

  7. Avatar
    September 25, 2017

    que calladito se lo tenian, si llega ser en el sur sale en todas las noticias.

    Reply

    • Avatar
      September 25, 2017

      ¿Calladito?
      Esto es más viejo que la pana. Pero los procesos judiciales de este país van despacio.
      Otra cosa es que ahora que se activa, se hable de ello o se tape.

      Reply

  8. Avatar
    September 25, 2017

    Si han cometido un delito y se prueba, que paguen por ello, pero algunas veces las acusaciones de los fiscales suelen ser tendenciosas y puede que luego resulte que no ha habido ningún tipo de corrupción, toca esperar, por desgracia la justicia es lenta

    No hay que dar por hecho, como hacen algunos en este foro, que todas las acusaciones de los fiscales vayan a ser ciertas, se de lo que hablo porque a mi me han acusado de estafa, el fiscal se creyó en un principio las acusaciones falsas y las manipulaciones, me ha costado dos largos años desmontar todo el montaje hasta que el fiscal y la Juez han sobreseído el caso. Me dice mi abogado que en los juzgados algunas veces se cometen injusticias, ahora he metido una querella por estafa procesal.

    Lo dicho, prudencia y a esperar.

    Reply

  9. Avatar
    September 25, 2017

    una pregunta (desde mi ignorancia). ¿y no habría ninguna posibilidad de recuperar ese proyecto?.¿está totalmente perdido?

    Reply

    • Avatar
      September 25, 2017

      +1000

      Reply

    • Avatar
      September 26, 2017

      Es que era un producto inviable, porque lo complejo del cochecillo hacía que el sobrecoste fuese muy significativo.
      Además… esa complejidad tampoco era demasiado útil. Seguía siendo un coche de dos plazas, y al encogerlo, quedaba algo más pequeño… pero es añadir mucho coste para una ventaja muy mínima.
      Pasaba de 2.63 metros, a 2 metros cuando estaba “plegado”. Es interesante, porque queda muy corto. Pero esa prestación es muy cara.
      El Twizy hace lo mismo, también caben 2 personas, y cuesta la mitad de lo que habría costado ese Hiriko. (y el twizy ya es bastante caro y casi no se vende por eso…).

      Reply

      • Avatar
        September 26, 2017

        +1, dejémonos de extravagancias ingenieriles, es muy bonito pero nada práctico y harto complejo.

        Reply

Leave a comment