Qué tener en cuenta a la hora de comprar un Nissan eléctrico

Wallbox

Los coches eléctricos generan día tras día un creciente interés. Tras unos años de aparición tímida están irrumpiendo con fuerza con modelos cada vez más atractivos. Sin embargo, pese a ser una tecnología conocida por todos, como todo lo nuevo, sigue siendo poco familiar para muchos.

En los últimos meses vemos estamos viendo cómo nos estamos acercando a un cambio disruptivo en el sector de la automoción. Los coches eléctricos de hoy ya son válidos para el día a día, y en los próximos años veremos cómo un aumento de la autonomía y un abaratamiento de los costes de adquisición van a acelerar la transición a la movilidad eléctrica. Las últimas noticias son alentadoras: Presentación del nuevo Nissan LEAF en septiembre , Volvo ha anunciado que a partir de 2019 solo va a fabricar coches que cuenten con un motor eléctrico, sólo en China se espera que para 2020 se vendan 2 millones de eléctricos al año.

Venimos de una cultura heredada de los motores de combustión interna, y hemos aprendido a utilizar parámetros como la cilindrada, el consumo, el número de marchas, los cilindros… También hemos heredado costumbres como despreocuparnos de cuando echar gasolina, esperar a que se caliente el motor antes de revolucionarlo o hacer un cambio de aceite anual. Pero… Cuando llega el momento de buscar un nuevo coche ¿Qué necesitamos saber?

Motor de un Nissan eléctrico

La potencia máxima que desarrolla un motor eléctrico es equiparable a la de un térmico. Las diferencias radican en no existir un cambio de marchas, la suavidad en la conducción y la existencia de la frenada regenerativa. Entre eléctricos la comparación se realiza además de por potencia (kW), con el par motor (Nm). Aquí llegan las dos grandes novedades:

  • Un motor más potente no implica mayor consumo. Al no tener pesados cilindros girando y consumiendo combustible en todo momento la eficiencia es muy elevada para todas las potencias.
  • El par motor es máximo a cualquier revolución. El denominado reprís está ahora al alcance de todos sin cambiar de marcha ni revolucionar el motor.

En el caso del Nissan LEAF hablamos de un motor de 80 kW (109 CV) y un par motor de 254 Nm, que le permiten llegar a los 100 km/h en 11.9 segundos, y sobre todo, disfrutar de unas excelentes recuperaciones gracias a la entrega de par lineal. Y es que a diferencia de un coche con motor de combustión, el eléctrico no necesita llegar a una determinada cantidad de revoluciones para obtener su potencia máxima. Esta está disponible desde cero.

Por supuesto no hay cambios de aceite y los motores suelen ser sellados y sin mantenimiento. Este suele limitarse al cambio del filtro del aire acondicionado, que puede hacerse cada año, o cada dos años.  Una operación cuyo coste no supone más de 100 € como en cualquier otro vehículo.

Otro de los elementos más habituales en los mantenimientos de los coches, son las pastillas de freno. En el caso del coche eléctrico su vida se puede extender más allá de los 100.000 kilómetros, con una conducción eficiente, gracias a que casi todo el peso de la frenada correrá a cargo del propio motor, que al mismo tiempo aprovechará esa energía para recarga las baterías.

Batería de un Nissan eléctrico

Es el corazón de un eléctrico y su parámetro básico es la capacidad. Esto es la energía que es capaz de almacenar y se mide en kWh. Son baterías de alto voltaje formadas a partir de celdas individuales. Es muy importante saber cual es la durabilidad de la batería y las coberturas de la garantía. Los fabricantes especifican la vida útil como los ciclos de utilización hasta la pérdida del 20% de la capacidad original.

en el caso del Nissan LEAF el pack ha estado formado por una capacidad de 24 kWh en su primera generación, que en 2015 se ha incrementado hasta los actuales 30 kWh. Una nueva batería que no sólo ha aumentado la capacidad, sino que ha añadido novedades en una química que promete ser mucho más resistente y duradera que las primeras y cuya garantía llega a los 8 años o los 160.000 kms. Una garantía que cubre la pérdida de capacidad a partir de la novena barra de las 12 que forman la batería.

Las baterías se degradan cuantas más veces se descargan y, también, pero en menor medida, por el paso del tiempo. Una degradación que dependerá de factores como el climatológicos. Si vivimos en una zona calurosa, esta afectará más que si lo hacemos en una zona más templada. También afectan aspectos como el uso de recargas rápidas, básicamente por el calor producido en las baterías. Y es que el calor, es el gran enemigo del coche eléctrico.

Pero esto quiere decir que la batería a pesar de perder capacidad, y con ello autonomía, sigue funcionando sin mayores problemas. Si se ha notado también algún efecto a la hora de realizar recargas rápidas, cuya velocidad se ve limitada según se reduce la capacidad de la batería.

Autonomía de un Nissan eléctrico

La distancia que podemos recorrer con un coche eléctrico es proporcional a la cantidad de energía que contiene la batería, a la aerodinámica, y a la velocidad a la que circulemos. Los ciclos anunciados por los fabricantes se corresponden a recorridos urbanos en los que el consumo es mínimo. Las velocidades de autovía es lo que más penaliza el consumo de energía. El consumo se mide en kWh/100 km.

Los consumos son distintos para cada modelo, pero en condiciones de ciudad estarán por debajo de los 14 kWh/100 km y en condiciones de autovía entorno a 18 kWh/100 km. Para calcular la autonomía de un vehículo bajo determinadas condiciones simplemente tenemos que dividir la energía de la batería entre el consumo.

Supongamos hipotéticamente el nuevo Nissan LEAF con un consumo a 120 km/h de 17 kWh/100 km y una batería de 60 kWh. La autonomía a esta velocidad es de 353 km. En caso de que la batería sea de 30 kWh, será más o menos la mitad, hay que contar con la diferencia de peso, por lo que la autonomía rondará los 180 kms reales en estas circunstancias.

resultado de nuestra prueba por las autovías de Italia con un LEAF 30

Hay que valorar cuantos kilómetros realizamos al día y buscar un modelo que cubra con holgura estas distancias. Pero no tiene sentido invertir más dinero en baterías grandes si realizamos cada día solo 10 km. En el caso de Nissan, los dueños en un vehículo eléctrico tienen a su disposición gratuitamente prestan un térmico 14 días al año para realizar puntualmente los viajes largos que excedan la autonomía eléctrica.

¿Y cómo se la autonomía real de un coche antes de comprarlo? La respuesta más rápida y puede que fácil, es realizar una prueba con el coche en nuestro entorno. Pedir la cesión del vehículo una mañana o una tarde, y hacer los recorridos que normalmente hacemos.

Descartado el uso del ciclo europeo NEDC, que es el que usan las marcas y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, tendremos que echar mano de los resultados de eficiencia de la Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos. El famoso ciclo EPA.

Este ofrece datos mucho más cercanos a la realidad, ya que sus pruebas no se realizan en laboratorios cerrados y sobre rodillos como el NEDC europeo. Del mismo modo que para los térmicos, se puede obtener el consumo en diferentes condiciones:

Nissan Leaf 30 kWh

  • Ciudad: 191 km, consumo: 16,89 kWh a los 100 km
  • Autovía: 155 km, consumo: 20,73 kWh a los 100 km
  • Combinado: 172 km, consumo: 18,7 kWh a los 100 km

Tiempos de recarga de un Nissan eléctrico

Pese a que la recarga rápida es válida para viajar, en el día a día no es necesaria. Lo recomendable es tener en casa un punto de recarga suficiente para cubrir nuestros trayectos habituales por la noche y que el vehículo disponga de un sistema de carga rápida para uso ocasional. El cargador integrado del LEAF limita la potencia máxima de carga a 50 kW, suficientes para recargar 200 km en media hora. Hay que valorar el equilibrio entre potencia y coste de ese término fijo, que será la cantidad que cada mes abonaremos en nuestra factura eléctrica por poder disfrutar de esa potencia.

Cualquier enchufe puede recargar una batería, pero la cantidad de kms a recuperar dependerá de la potencia que utilicemos. En el caso del Nissan LEAF, con sus 30 kWh útiles, con un enchufe convencional, un schuko de 10 amperios, con la batería al 0%, necesitará 25 horas para llegar al 100%. Por supuesto, este es el caso más extremo que podremos rebajar simplemente incrementando la potencia del punto:

Monofásica

  • 10 amperios: 13 horas
  • 16 amperios: 8 horas
  • 32 amperios: 4 horas

Trifásica

  • 11 kW: 3 horas
  • 22 kW: 1:40 horas
  • 50 kW: 1 hora (80% en 30 min)

Esto supone que con la potencia más baja, los 10 amperios, y un consumo de unos 12 kWh a los 100 kms, el LEAF recuperará unos 19 kilómetros por cada hora conectado. En caso de disponer de 16 amperios, entonces la cifra se eleva hasta los 31 kilómetros por cada hora. Si podemos llegar a los 32 amperios, que serán entre 6 y 7 kW de potencia, entonces lograremos recuperar 62,5 kilómetros por cada hora conectado.

Esto quiere decir que después de 8 horas enchufado, a 10 amperios recuperaremos en el LEAF 153 kilómetros de autonomía, con 16 amperios serían los 250 kilómetros, y con 32 amperios la carga se completaría en solo 4 horas.

Cifras que nos muestran que muy posiblemente la mayor parte de nosotros podremos conformarnos con 3 o 4 kW (16 amperios) de potencia en el punto de carga para nuestro coche.

Precio de un Nissan eléctrico

Ofertas Movea Nissan

Finalmente el parámetro decisivo en la compra de un coche es el precio de adquisición. Conocido el kilometraje anual que hacemos es interesante calcular el ahorro anual que supone el uso de vehículo eléctrico respecto a un gasolina o diésel. Como aproximación básica podemos asumir el coste de funcionamiento de un diésel como 6 € cada 100 km y de un eléctrico a 1,8 € cada 100 km. Cada 100.000 km recorridos supondrá un ahorro de 4.200 que deberíamos descontar en el precio de compra a la hora de hacer comparaciones con coche de combustión interna.

El precio recomendado de un Nissan Leaf de 30 kWh es desde 30.260 € antes de ayudas. Sin embargo, a lo largo de este año Nissan ha realizado un descuento de 4.500 € en este modelo, que sumándose a los 5.500 euros adicionales del Plan MOVEA 2017, supone un descuento de 10.000 €. En estas condiciones el precio de la versión Visia de 30 kWh se sitúa en 20.300 €. El acabado del Nissan Leaf más equipado, Tekna resulta en 28.565 €

Nissan también ofrece la furgoneta e-EVALIA de 24 kWh desde 38.000 €. Su precio final es de 27.900 € después de incluir Plan MOVEA y ayuda de Nissan.


Tagged

Energias renovables

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment