¿Estamos realmente ante el fin de los coches convencionales?

Hace poco veíamos algunos de los planes de ciertas ciudades europeas para expulsar a los coches más contaminantes de los centros urbanos. Si a esto sumamos el ‘dieselgate’ del Grupo Volkswagen, los efectos cancerígenos de los gases que emiten los coches diésel, e incluso su relación con Alzheimer, podrían ser los principales indicios de que ha empezado el fin de los coches convencionales.

Cargar un coche eléctrico es más barato que usar algunos de tus electrodomésticos de casa

Una gran solución para el corto y medio plazo son los coches eléctricos, pero no están libres de controversia. Las fuentes de energía necesaria para recargarlos, el proceso de fabricación y, sobre todo, reciclaje de las baterías. Está claro que el coche eléctrico también genera un impacto medioambiental y que hay emisiones, indirectas eso sí, en el proceso de fabricación, uso y fin de ciclo.

Pero el punto clave es la comparación de las emisiones directas e indirectas de coches convencionales de combustión y de los coches eléctricos. Y el mensaje es claro, los segundos tienen la ventaja, y la tuvieron hasta que, en la década de los ’30, los combustibles fósiles se abarataron notablemente y se abrió el grifo para los coches de combustión. Hoy, casi un siglo después, parece que la balanza empieza a moverse.

Aunque claro, la cuota de los vehículos eléctricos a nivel mundial es mínima en comparación con el resto, pero los gráficos de ventas/volumen muestran un franco ascenso desde hace años en los principales mercados. Esto se debe, en gran parte, a la mayor conciencia ambiental de muchos usuarios, a los problemas de contaminación en las ciudades, a una oferta cada vez más amplia de modelos y mejores infraestructuras.

Queda mucho camino por recorrer, la red de recarga pública debe seguir mejorando en algunos países, los precios de los eléctricos deben ser más asequibles, las ayudas sistemáticas y el usuario debe trascender a esa ansiedad por la autonomía, sobre todo cuando múltiples estudios a nivel mundial cifran los desplazamientos diarios en unos 50 km de media.

En relación con la recarga y autonomía, la gran mayoría de nosotros estamos habituados a un uso de dispositivos con baterías a lo largo del día que solemos recargar por la noche, seguramente sea muy fácil aplicar este método a un coche eléctrico. Ahora mismo hay varias opciones en el mercado con la que se pueden recorrer 200-300 km reales, suficientes para un día de uso y recargarlos por la noche.

Y es que precisamente estos hábitos de nuestra era marcarán la transición, los más jóvenes están creciendo -y moviéndose- con servicios de car/moto-sharing con vehículos eléctricos, de hecho, hasta valoran no tener coche en propiedad, pero si exigen que los coches que conducen sean cada vez más eficientes. Tal vez allí resida gran parte del cambio, pago por uso de un coche eléctrico.

Quedan por resolver problemas como el transporte público, el de mercancías, puntos de recarga en entornos rurales o soluciones para desplazamientos largos, pero lo que queda claro es que hay muchas razones para pensar que, después de 140 años de rivalidad, la electricidad y formas de propulsión eficientes, inclinarán la balanza hacia un futuro con un aire más limpio y ciudades más silenciosas.

Relacionados

Vía | The Conversation


Tagged

Energias renovables

18 Comment responses

  1. Avatar
    October 23, 2017

    quizás uno de los grandes errores fue el de “permitir” (si es que se puede no permitir) crear una industria del tamaño que hoy representa la de la automoción (y otras, claro). En la búsqueda de una eficacia se ha puesto la escusa de la eficiencia y lo que era libertad individual, ahora se ha convertido en pesadilla, La empresas han puesto los millones y nosotros (los clientes-usuarios) las emociones…vamos, que hemos (llevamos mucho tiempo) mordido el anzuelo. Ahora es un problema de difícil solución. Yo también apuesto por los modos compartidos, aunque no exentos de nuevos riesgos que creen una nueva megaindustria que se nos escape de control.

    Reply

  2. Avatar
    October 23, 2017

    Interesante debate, ahí va mi opinión.. efectivamente la movilidad está cambiando pero el proceso es muy, muy, pero que muy lento, échale 30 años para que dejen de fabricarse térmicos en el mundo y 60 para que los térmicos sólo se puedan ver en los museos, el petroleo (alta densidad energética)+ capitalismo acuñaron la idea/símbolo de tener un coche grande y potente para mostrar tu status social, todo esto se acabó, finito, enterrado, punto y final, ahora vamos hacia una movilidad compartida, eléctrica y respetuosa con el planeta, pero olvidaros de un coche por persona, el planeta lo soportaría, será mejor una bicicleta eléctrica por persona y un autobús para la comunidad y un tren para las largas distancias, pero el dinosaurio del petroleo dará bastantes coletazos y se llevará por delante a mucha gente, porque el icono del coche como símbolo de libertad y status social está grabado a fuego en la mente de mucha gente (la televisión ha hecho bien su trabajo en los últimos 50 años), a los forofos de la tecnología y los avances milagrosos decirles que las baterías SOLO han mejorado un 20 % en los últimos 30 años y que lo lógico es que por mucho dinero que se invierta, sólo consigamos otro 20-25% de mejora en los próximos 30 años y con eso no vamos a ningún sitio, olvidaros de un coche por persona y pensad mejor en un autobús para la comunidad, también hay que ir preparándose para la brutal crisis que nos acecha, en cuanto el petroleo pegue dos subidas importantes, lo que es realmente necesario en un futuro próximo es saber distinguir lo verdaderamente IMPORTANTE de lo SUPERFLUO, y en un futuro de poca energía a repartir entre muchos, el coche es lo SUPERFLUO y la comida lo IMPORTANTE.

    Reply

  3. Avatar
    October 23, 2017

    perdón…. quise decir en la 7ª linea. El planeta NO lo soportaría!!!!!.

    Reply

    • Avatar
      October 23, 2017

      ¿por qué el planeta no va a soportar tener el mismo número de coches eléctricos que el que ahora hay de térmicos si su impacto ambiental es inferior y se espera un uso más eficiente del transporte? El coste de los coches eléctricos no puede sino seguir bajando, serán más asequibles. No veo que vaya a desaparecer el modelo actual; se mejorará pero no será muy diferente.

      Reply

  4. Avatar
    October 23, 2017

    La industria del automóvil no solo será eléctrica, sino que verá reducido su número, cada vez menos gente tendrá coche propio y los servicios de autoconduccion harán que mucha gente solo demandé el coche cuando lo necesita lo que despejará muchas calles de coches.

    Muchas gracias van a ir a la quiebra y van a ser absorbidas por otras, al igual que las petroleras que se tendrán que adaptar a los productos de valor añadido del petróleo en lugar de combustible d vehículos.

    El futuro llegará más pronto de lo que a muchos la gustaría.

    Reply

    • Avatar
      October 23, 2017

      Eso te lleva a una situación en puntas de uso en que muchos de los usuarios perderían acceso a la movilidad con respecto a aquellos con derecho de uso garantizado (servicio premium).
      Y siempre habrá gente dispuesta a pagar más dinero por no dejar su coche a otros. Por ejemplo porque así te evitas el tener que estar sacando y metiendo cosas en el maletero cada vez que lo usas.

      Reply

      • Avatar
        October 23, 2017

        Tu estás pensando en una situación como los taxis actuales, pero para eso se podrá reservar, al igual que haces con trenes y aviones, además siempre quedara gente que tenga su vehículo propio, y que pueda “ceder” su uso previo pago, por lo que no habrá problemas.

        No te olvides que el 90% del tiempo de los coches están parados.

        Yo no digo que no habrá coches privados, y que será para todo el mundo, pero un porcentaje de los coches de ahora desaparecerá.

        He estado durante un par de años viviendo fuera sin coche y no me ha pasado nada, podía desplazarme perfectamente, y un montón de dinero que me ahorre.

        Reply

  5. Avatar
    October 23, 2017

    Algunos queréis simplificar la realidad hasta extremos irreales.

    Como cuando decíais que Uber reduciría los coches en las ciudades… y los han aumentado (la gente coge un uber en vez de ir caminando).
    Incluso las bicis públicas no han reducido el tráfico (la gente que coge la bici, no es la que antes iba en coche… sino la que antes iba caminando y en autobús).

    El modelo del coche privado sigue aumentando. Incluso en grandes ciudades que tengan los puestos de trabajo diseminados en polígonos industriales. Las mega-fábricas son cada vez menos frecuentes, y en cambio, funcionan miles de pequeñas industrias, por lo que la capilaridad necesaria para el transporte hace inviable que éste sea sustituido por transportes públicos tradicionales.

    Y el hecho de que las horas de uso sean más o menso simultaneas, hacen inviable también una economía “uberizada”. Los coches estarían colapsados en hora punta, y vacíos en horas valle.

    Los coches, por otra parte, son cada vez más eficientes. Incluso los de gasolina y diesel, hoy gastan un 40% menos que hace 15 años, por lo que son perfectamente sostenibles.

    ¿Quieres ver cómo serán los próximos 10 años en Madrid o Barcelona?
    Todos estos cambios llegarán antes a otras ciudades.
    Mira como son ahora en Sanghai, Nueva York, Paris o Londres, y verás cómo seremos nosotros en 10 años.
    Vuestros deseos no se van a convertir en realidad. Nosotros, en 5-10 años, nos veremos como se ven ahora en estas ciuades. O sea, O sea, más o menos igual que ahora. Sin cambios significativos (con algunas zonas más peatonales, eso sí).

    Reply

    • Avatar
      October 23, 2017

      A tus palabras me remito, mira como es Sanghai, Nueva York y Londres, la mayoría de la gente no tiene coche y usan transporte público, así es que todo lo que has dicho anterior a esto te contradice.

      Reply

    • Avatar
      October 23, 2017

      Tienes razón en el hecho de que el fin del transporte privado en coche está muy lejos de ser una realidad pero has colado una buena en el discurso:

      “Incluso los de gasolina y diesel, hoy gastan un 40% menos que hace 15 años, por lo que son perfectamente sostenibles.”

      El consumo de gasolina o diésel no es sostenible por definición y, aunque se sustituyesen por etanol y biodiésel, seguiría sin ser sostenible a los volúmenes de consumo actuales (renovable sí, sostenible no).

      Sobre los esfuerzos para detener los atascos con más bicis y más transporte público se ha escrito mucho y existe el principio de saturación (o algo así). Cuando incrementas el transporte público, reduces el transporte privado y eso repercute en menores atascos. El problema es que la gente ve menos atascos y, de repente, el uso del transporte privado se vuelve más atractivo y volvemos al mismo escenario inicial.

      Reply

      • Avatar
        October 24, 2017

        En el caso de Barcelona, esto no ha sido así. El bicing y el carsharing (que lleva funcionando en Barcelona desde el año 2.000 con Avancar, que siempre ha necesitado subvenciones por ser deficitaria). apenas ha robado usuarios al coche.
        Las encuestas indican que el usuario del bicing antes de éste, utilizaba el bus, y también trayectos a pie.

        Es decir, prácticamente ningún conductor ha dejado de coger el coche para usar el bicing.
        Lo que sí han hecho muchos usuarios es dejar el bus para usar el bicing, y reducir las distancias recorridas a pie, para usar el bicing.

        También hay encuenstas que indican que uber ha hecho lo mismo. No ha reducido el uso de coches, sino el uso de autobuses y de trayectos a pie con combinaciones de transporte público.
        En definitiva. Uber no le roba usuarios al coche particular, sino al transporte público.

        Reply

    • Avatar
      October 23, 2017

      Jajajaja. O sea, que según tú, el modelo para Madrid o Barcelona es Shanghai, una hipercontaminada ciudad del tercer mundo. Jajajaja me meeeoooo. ¿No te gusta más São Paulo o Ciudad de México?. Jajajajaja.

      Pues yo, puestos a elegir, prefiero Viena, la ciudad con mejor calidad de vida de Europa y segunda del mundo: ha reducido el tráfico de automóviles a la mitad y ha aumentado el de bicicletas a más del doble en 20 años; o Londres, que ha reducido el tráfico en el centro a menos de la tercera parte poniendo un peaje de acceso; u Oxford, que ha hecho lo mismo.

      Pero, vamos, que sobre gustos no hay nada escrito. Tú a chupar humo a Shanghai, y yo a escuchar violinistas junto al Danubio. Jajajaja.

      Reply

    • Avatar
      October 26, 2017

      Jajaja díselo a los que empiezan a pagar 23€ al día por circular en Londres desde el día 20 de octubre.

      Por aquí vamos a acabar igual, tiempo al tiempo.

      Reply

  6. Avatar
    October 23, 2017

    La Red de recarga española, a pesar de ser de las peores de Europa occidental, en pocos años será muy decente. Sin ir más lejos sólo hoy han abierto 9 nuevos puntos de recarga (destination charger de Tesla en Extremadura) y ya superan los 2600 en toda España. Muy próximamente Shell, Cepsa (ya abren ahora)… abren o abrirán cargadores en sus actuales gasolineras. Cada vez es más fácil plantearse la compra de un eléctrico. El tema del precio para los más informados va siendo de menor preocupación. Lo que falta realmente es verdadero conocimiento. Estoy convencido de que si todo potencial comprador de cualquier vehículo antes de la compra probase su equivalente térmico, caso de haberlo, el porcentaje de VE vendidos sería muy superior al actual.

    Reply

    • Avatar
      October 23, 2017

      Perdón, quería decir su equivalente eléctrico

      Reply

  7. Avatar
    October 23, 2017

    Si

    Reply

  8. Avatar
    October 23, 2017

    El 20 de octubre cerró Holden en Australia.
    La marca mítica de la zona ya ha dejado de fabricarse allí y GM sólo exporta para ellos.

    Es solo un ejemplo de lo que pasará a muchas otras marcas: si no se vende o no sale rentable, se cierran las fábricas y se exporta al lugar indicado.

    Mientras tanto otras nuevas marcas creando factorías en otros países (China) y dando empleo a más y más gente.

    Reply

    • Avatar
      October 24, 2017

      Cerró porque la economía australiana tiene una moneda muy fuerte, debido principalmente a la buena marcha de su economía (en lo que tienen que ver mucho las empresas mineras).
      Debido a esa moneda fuerte, Australia no puede exportar de forma competitiva. Y su mercado interno es de apenas millón y medio de vehículos al año.

      Y eso ha llevado a que todas las marcas hayan cerrado sus factorías. Pero no para sustituirlas por fábricas de coches eléctricos, sino porque ahora su producción viene mayoritariamente de otras zonas. Japón, China, y Norteamérica.

      (al final, los Holden son GM “remarcados” y con pequeñas modificaciones en carrocería, pero mismo chasis y motorización).

      Reply

Leave a comment