China está ganando la batalla por el litio contra Estados Unidos

China es a día de hoy el mercado más importante del mundo para los coches eléctricos e híbridos. Como bien es sabido por todos, las baterías que animan a este tipo de vehículos suelen contener el llamado “oro blanco”, el litio. Un material que se ha convertido en una de las piedras angulares en el desarrollo tecnológico de esta década y la que viene.

El litio se obtiene en regiones como Australia y Sudamérica, y las empresas chinas han estado haciendo los tratos necesarios para garantizar el suministro para su basto mercado. Algo entendible si nos fijamos en que casi la mitad de vehículos electrificados del mundo se venden en el país asiático, lo que pone de manifiesto la importancia de este mercado de cara al futuro.

Esta expansión del coche eléctrico en China se debe a la fuerte apuesta de su gobierno por la movilidad alternativa como remedio a la polución urbana de ciudades como Pekín. Apuesta que de aquí a unos años permitirá a China erigirse como una de las mayores potencias tecnológicas del mundo.

En China saben que quien controle la cadena de suministro de litio, controlará el mercado del coche eléctrico. Por ello, se han sumido en una batalla internacional por acaparar la extracción de dicho material, pues sus reservas propias son escasas. Un buen ejemplo es la compra que realizó el fabricante chino de automóviles Great Wall Motor el pasado septiembre, cuando adquirió parte de Pilbara Minerals, una empresa minera de Australia especializada en el litio.

Hay más casos, como la compra del 20% de una empresa minera argentina por parte de Ganfeng Lithium, así como la participación del 2% que tiene Tianqi Lithium en SQM (Chile), una de las mayores empresas del mundo relacionadas con la extracción de minerales.

Es un secreto a voces que el gobierno chino ha instruido a sus empresas para que busquen y controlen las minas de litio a nivel internacional, algo que les daría un enorme poder económico sobre el resto del mundo, si bien cuando se pregunta al ejecutivo declaran “no conocer las tendencias de las compañías chinas en referencia a la producción de litio”.

Relacionados

Fuente | Hartford Business


Tagged

Energias renovables

8 Comment responses

  1. Avatar
    November 23, 2017

    El mercado de las baterías es bastante incierto de cara al medio y largo plazo, hay otras tecnologías, sal, aluminio, azufre, niquel, de flujo, etc .. que pueden dar también buenas prestaciones, al final los precios se regularan por si solos mediante la competencia, si una tecnología bastante más barata te da unas prestaciones sólo algo inferiores, la cara tendrá que bajar el precio. Si pierdes un 10% de autonomía pero te resulta un 30% más barato, la mayoría de la gente nos decantaremos por la barata.

    En la actualidad está claro que las baterías de litio son la única opción, pero dentro de unos años cuando explote la venta de coches eléctricos, puede haber más alternativas al litio, y los precios se regularán sólos.

    Por ejemplo, los autobuses de Irizar tengo entendido que tienen baterías de sodio-niquel, y tienen una autonomía entre 200-250km que no está nada mal para un autobús urbano.

    Reply

    • Avatar
      November 23, 2017

      Las baterias de sodio niquel tienen que estar a una temperatura constante de 400 grados, para mantener la sal en estado liquido. Da igual que este una semana parado el coche, tiene que seguir connectado para inyectar calor para mantener los 400 grados, es un derroche energetico espectacular, por muy bien aislado que este el cofre siempre tiene perdidas.

      Reply

    • Avatar
      November 25, 2017

      Asumir alegremente que “alguien” va a encontrar una alternativa mejor es una imprudencia que no se puede permitir alguien que tiene que garantizar la prosperidad de 1500 millones de personas. ¿Por qué va a ser así? ¿Sólo porque lo queremos muchos?

      En 100 años nadie ha sido capaz de encontrar una alternativa mejor al petróleo hasta ahora. Y a lo mejor con el litio es diferente, pero darlo por seguro es imprudente y los chinos lo tienen claro.

      En el peor de los casos habrán perdido una parte de una inversión realizada.

      Reply

  2. Avatar
    November 23, 2017

    En un par de decadas habrá baterías de grafeno y entonces que van a hacer con tanto litio…

    Por mucho que quieran las commodities se regulan por si mismas.

    Reply

    • Avatar
      November 25, 2017

      No es tan sencillo. Mira el petróleo. Han pasado 100 años de los primeros motores de gasolina y los que dominan el petróleo siguen siendo los amos del mundo. Y eso por una sencilla razón: nadie ha sido capaz de encontrar un sustituto suficientemente bueno.

      Y no digo que el litio vaya a jugar el mismo papel, pero asumir alegremente que “alguien” va a encontrar una alternativa mejor es, cuando menos imprudente.

      Y, por si acaso, los Chinos están asegurándose de que no se quedan fuera como les pasó hace 80 años con el petróleo.

      Reply

  3. Avatar
    November 23, 2017

    El mercado chino, ¿es basto, vasto o las dos cosas a la vez?

    Reply

  4. Avatar
    November 24, 2017

    Puede ser que de igual el litio, lo importante es quienes fabriquen las mejores baterias. No es como la gasolina, es un asunto de eficiencia de los fabricantes., puesto que se espera duren varios años y se los pueda reciclar.

    Reply

    • Avatar
      November 25, 2017

      “Puede ser” que alguien descubra otro producto mejor … Eso dijeron los que se quedaron fuera del negocio del petróleo hace 100 años.

      Reply

Leave a comment