La respuesta de China al cambio climático son los vehículos eléctricos

Wallbox

China electiric car

En la actualidad la mitad de los coches eléctricos que hay en el mundo están en China. Uno de los mercados que más fuerte está apostando por una tecnología que les permitirá reducir su enorme dependencia energética externa, al mismo tiempo que esperan rebajar las espantosas cifras de emisiones contaminantes en sus ciudades.

Un ejemplo de las ambiciones del gobierno de Pekín lo encontramos en la ciudad de Shenzhen. Uno de los núcleos industriales del gigante asiático que este mes de octubre espera poder completar la transformación completa de toda su flota de autobuses por modelos eléctricos. Nada menos que 15.000 unidades que permitirán además de reducir la contaminación, 1.18 millones de toneladas cúbicas al año, también lograr un ahorro económico considerable.

Y después de los autobuses, vendrá la fase final de transformación de los taxis. Una gigantesca flota que da servicio en una ciudad de 12 millones de habitantes, y que para 2020 tendrá que ser 100% eléctrica.

Entre las medidas más importantes que China ha puesto para acelerar la transición se pueden destacar las ayudas a los fabricantes en su proceso de I+D, la ayuda a la compra de los propios vehículos por parte de los operadores, ayudas a la instalación de puntos de recarga…etc. Además los eléctricos están exentos de la lotería que las grandes ciudades han puesto a la hora de acceder a un vehículo. Una limitación que no afecta a los eléctricos.

Otra medida con poco reconocimiento mediático, pero con gran importancia simbólica, es que el gobierno de Shenzhen ha querido visibilizar en la medida de los posible los vehículos eléctricos. Para ello ha creado una matrícula de color verde, que está destinada en exclusiva a los modelos impulsados por un motor eléctrico.

De esa forma el resto de conductores y viandantes pueden identificar fácilmente a los eléctricos, y las autoridades que se encargan de controlar el tráfico lo tienen más fácil a la hora de limitar el acceso a la ciudades a los vehículos con motor de combustión interna.

La cuestión no es para menos. China es el segundo emisor de gases de efecto invernadero, sólo por detrás de Estados Unidos. Un país que cuenta con nada menos que 300 millones de coches con motor de combustión, y que no ha crecido más precisamente por las limitaciones que se han auto-impuesto, y sin las que la situación sería incluso peor.

Un mercado que ha apostado por el coche eléctrico como herramienta para luchar contra una contaminación que se ha convertido en el enemigo número uno, y que además está siendo acompañado por un plan para reducir también la dependencia de fuentes de energía como el carbón, invirtiendo enormes cantidades de dinero en energías renovables.

Un sector, el de las renovables, que además se beneficiará de la expansión del coche eléctrico, no sólo por ser dos sectores con un gran potencial de sinergias, sino por que con la llegada de nuevos modelos, las baterías de los antiguos pasarán de forma paulatina a ser reutilizadas como almacenamiento estacionario de las redes eléctricas.

Relacionadas

Vía | DW

 



Energias renovables

19 Comment responses

  1. Avatar
    November 04, 2017

    Vamos China!
    Un compañero que ha estado recientemente en china me comentó que en la empresa que visitó los empleados operarios de maquina herramienta y estampación, en su mayoría se movían en moto eléctrica que recargan en el parking de la empresa.

    Reply

  2. Avatar
    November 04, 2017

    Y la recarga la paga la empresa

    Reply

  3. Avatar
    November 04, 2017

    Pero sigue siendo una dictadura donde las libertadades políticas están prohibidas.
    Solo envidio dos cosas; sus coches eléctricos.

    Reply

    • Avatar
      November 04, 2017

      Coches eléctricos son 2 cosas? Serán dos palabras. Im-presionante! jaaj

      Reply

    • Avatar
      November 04, 2017

      La diferencia entre la “democracia” de aquí y la “dictadura” de allí es bastante leve.

      Reply

  4. Avatar
    November 04, 2017

    Ya, pero no estamos hablando de política.

    Reply

  5. Avatar
    November 04, 2017

    En unos años china va a pasar de ser uno de los países más contaminados (y contaminantes) a todo lo contrario… Y no solo por la movilidad eléctrica.

    Reply

  6. Avatar
    November 04, 2017

    China es ya una superpotencia, que nos da ejemplo en las iniciativas en favor de la movilidad sostenible.
    Desde Europa se la mira por encima de hombro, con aires de superioridad.
    Craso error y lo pagaremos todos los europeos .
    Es una pena no poder comprar VE europeos, por falta de interés de las marcas de aquí y tener que mirar otras de Asia o USA. En España, además de los 4 modelos caros y con poca autonomía tenemos menos estaciones de recarga rápida.
    Pronto nos inundaran en toda Europa con más modelos y aquí haciendo dibujitos o prototipos.

    Reply

  7. Avatar
    November 04, 2017

    Ya hay muchas cosas en china que tienen altísima calidad. Solo que aquí aún no la conocemos ya que lo que nos llega son las cosas baratillas

    Reply

    • Avatar
      November 04, 2017

      Hombre, llegar nos llegar tambien en forma sobretodo de componentes de marcas europeas o americanas.

      Reply

  8. Avatar
    November 04, 2017

    Yo me quedo con dos cosas.
    Mes de octubre toda la flota de buses eléctrica (15.000) y estamos en el 2017.
    Año 2020 todos los taxis eléctricos y solo quedan 2 años.

    En serio, que coño estamos haciendo.

    Reply

    • Avatar
      November 04, 2017

      Superambiciosos.
      En Europa tranquilos….lo que diga la Merkel

      Reply

  9. Avatar
    November 04, 2017

    Acerca de lo de las matrículas verdes, no se trata de una política de Shenzhen, o por lo menos no solo de Shenzhen, yo lo he visto en Shanghái y también en Chengdu.

    Reply

  10. Avatar
    November 04, 2017

    Hay un error en el artículo, las emisiones no se miden en toneladas cúbicas, se miden en litros cuadrados 😉

    Reply

    • Avatar
      November 05, 2017

      El volumen (de un gas en este caso) se puede medir en metros cubicos o en litros (con sus escalas respectivas).
      Pero no en litros cuadrados.
      Eso respecto a los gases contaminantes, claro.
      Las partículas contaminantes se miden en ppm, o partes por millón.
      Un saludo.

      Reply

    • Avatar
      November 05, 2017

      Y lo de toneladas cúbicas, si que está mal, tienes razón.
      Mezcla peso con volumen

      Reply

Leave a comment