Francia. Por primera vez, la intención de compra de los coches eléctricos supera a los diésel

Entre los días 21 de agosto al 31 de agosto de 2017 la empresa de análisis de mercado Harris Interactive Institute ha realizado un estudio para la revista Auto Moto sobre las intenciones de compra futura de los franceses. Un informe que indica el nivel de interés en las diferentes tecnologías, y donde por primera vez los coches eléctricos han superado a los diésel.

El estudio muestra que el coche eléctrico ya atrae a casi uno de cada dos franceses. El 48% de los participantes en la encuesta han indicado que están considerando la compra de un coche 100% eléctrico como su próxima adquisición, superando de esa forma a los modelos diésel que ha desmoronado en los últimos meses, y que ha pasado de reinar con absoluta claridad a bajar al 45%.

La encuesta demuestra además el importante nivel de interés de los franceses en las nuevas tecnologías de la automoción, y de esa forma el 69% ha indicado que quiere comprarse un coche que incorpore la tecnología más moderna, y un 61% presta especial atención a los nuevos sistemas de propulsión.

De momento aunque el coche eléctrico crece con fuerza, todavía tiene muchos retos que superar para convertirse en una opción todavía más popular entre el público. Como ejemplo, en la cabeza de las preferencias de cara a la compra de un nuevo coche se colocan los modelos híbridos, con el 72% de las intenciones de compra, mientras que los gasolina están segundos con un 71%.

Entre los principales aspectos a superar por los eléctricos está el precio. según los encuestados, el precio sigue siendo el motivo de mayor peso a la hora de comprarse un nuevo coche, un 58%, aunque la buena noticia es que crece el número de franceses dispuestos a pagar un extra por llevarse un coche más ecológico, con un 70% abiertos a este gasto adicional.

Según este estudio, el coche eléctrico ideal para los franceses debería costar 14,000 euros, estar equipado con una autonomía de 587 kilómetros y poder recargarse en tres horas. Aspectos que están más cerca de un Tesla Model S, que los modelos de acceso con precio de 15.000 euros.

 

Pero en el caso de los eléctricos, la diferencia a pagar supera ese margen extra. Es por eso que muchos están planteándose la compra de un coche eléctrico cuando estos tengan precios más populares, algo que nos lleva a un plazo medio y que supondría según los encuestados, que el grueso de las ventas se irían hasta el año 2025. Una cifra que choca con las expectativas de los fabricantes que han indicado que para 2020 los precios de los eléctricos igualarán a los de sus versiones equivalentes con motor gasolina o diésel.

Otro de los retos a superar y que ya hemos visto en anteriores ocasiones es el de la información. El 41% de los encuestados no han sido capaces de nombrar de forma espontánea el nombre de una marca o un modelo eléctrico, y menos de 1/5 parte de los franceses ha podido probar uno tanto de conductor como de pasajero.

Este desconocimiento tiene un impacto en las ventas, y es que si no se conoce la tecnología, se tiende a incrementar la sensación de aspectos como que la autonomía es baja y las prestaciones del vehículo inferiores a los de un modelo convencional. Según esta encuesta, el 36% de los entrevistados piensa que la autonomía de un coche eléctrico no cubrirá sus necesidades diarias, mientras que el 31% indica que las prestaciones serán inferiores.

Entre los aspectos más importantes a la hora de valorar la compra, para el 95% lo más importante es la autonomía, para el 94% el acceso a los puntos de recarga, para el 93% los tiempos de carga, mientras que para el 92% la clave sería contar con precios más bajos y más ayudas del gobierno.

Y eso que hablamos de Francia, donde las ayudas son muy generosas, 6.000 euros más otros 3.700 si se entrega un coche diésel con 10 o más años, lo que ha llevado a las ventas a superar el 2%,  mientras que la red de recarga multiplica por mucho a la española, tanto en cantidad, como en calidad a nivel de potencia, con más de 20.000 puntos públicos repartidos incluso por las zonas rurales más alejadas de los núcleos urbanos.

Un ejemplo de que nos queda mucho por avanzar para lograr que el coche eléctrico deje de ser un pequeño nicho de mercado, y se convierta en una alternativa masiva.

Relacionadas

Fuente | AVERE



Energias renovables

1 Comment responses

  1. Avatar
    November 24, 2017

    Yo no hago más que hacer configuraciones de diferentes coches eléctricos en las páginas web de las marcas… Y valen un pastón y ofrecen muy poco. El model 3 se los va a comer a todos. Es baratisimo para lo que ofrece. Y sobre todo, por su refrigeración y red de carga está a una galaxia de distancia de los demas

    Reply

Leave a comment