General Motors conseguirá beneficios en su próxima generación de eléctricos gracias al menor precio de las baterías


Mary Barra, CEO de General Motors, ha declarado que la compañía pretende conseguir beneficios en su próxima generación de eléctricos, gracias entre otras cosas a que las baterías costarán una tercera parte de lo que cuestan actualmente en el Chevrolet Bolt. Dicha rentabilidad será realmente importante de conseguir si el plan de poner a la venta 20 modelos eléctricos de aquí a 2020 llega a buen puerto, pues actualmente las pérdidas que les produce su único modelo eléctrico son cuantiosas.

A día de hoy el segundo mercado más importante de General Motors es Estados Unidos, donde si bien las ventas totales han bajado ligeramente, en lo que va de año se han aumentado en un 12,5% las entregas de híbridos y eléctricos. Sin embargo, con 454.399 unidades representan apenas un 3,2% del mercado, pues los modelos superventas continúan siendo las grandes pickups como la Ford F-Series o SUVs como el Chevrolet Suburban. Un panorama que podría comenzar a cambiar con la llegada de la Ford F-150 híbrida que Ford ha proyectado para 2020, así como el pickup de Tesla.

Sin embargo, la apuesta de General Motors por el coche eléctrico responde a la situación de China, que a día de hoy es su mayor mercado. Allí, el desarrollo y las ventas de coches eléctricos serán muy superiores a los de América del Norte, y el fabricante tiene que adaptarse si no quiere perder cuota de mercado.

Las baterías que utiliza el Chevrolet Bolt tienen un precio de unos 145 dólares por kWh de acuerdo a estimaciones realizadas por Mary Barra. General Motors confía en que para 2021 el precio se haya situado por debajo de la barrera de los 100 dólares el kWh. Otro factor que ayudará a General Motors a aumentar sus beneficios será la adopción de tecnología propia en sus modelos eléctricos, pues actualmente utilizan baterías, motores, electrónica e incluso sistemas multimedia de origen LG en el Bolt.

La actitud de General Motors contrasta con la mostrada por otro gigante americano, Chrysler. Englobada ahora en el grupo FCA FIAT-Chrysler, la marca y sus filiales Dodge y Jeep se muestran reacios a desarrollar modelos eléctricos, una política probablemente impuesta desde FIAT, que siempre se ha mostrado reticente con la movilidad eléctrica. Una estrategia que podría costarle muy cara a FCA en apenas unos pocos años, pues los mercados más importantes ya se están electrificando.

Relacionados

Fuente | USA Today



Energias renovables

6 Comment responses

  1. Avatar
    November 18, 2017

    Creo que GM va a dar un susto a más de uno, veo que podría pero quiere esperar al avance de las baterías y su precio. Ya que espera a que haya más distribuidores e infraestructuras porque GM no ha invertido nada en este campo.

    A ver si desarrolla un coche propio y no contratado, LG Bolt, y su coste bajaría.

    Reply

  2. Avatar
    November 18, 2017

    Lo siento pero no me creo que GM pierda dinero dinero con cada ampera-e/bolt que fabrique, aunque parte del coche lo produzcan otros. Y lo digo porque su precio de venta ronda los 35.000/40.000€ aprox, según mercados. No creo que fabricarlo le cueste mas de 25.000/27.000€. Recordemos que es del tamaño de un meriva.
    Si las baterias cuestan 8.700€, el resto de componentes importados pongamos que otros 8.000€, que ya es pasarse, nos da 16.700€ y aun tenemos 9.000€ para el chasis y demás de un meriva y si queréis añadirle otros 3.000€ para imprevistos. En ningún caso debe llegar siquiera a los 30.000€.
    Lo dicho a mi las cuentas no me salen, aunque sea de letras.

    Reply

    • Avatar
      November 19, 2017

      Pues estoy de acuerdo. Yo siempre hago esas mismas cuentas. Y por otro lado el conjunto motor,y todo el engendro mecánico de los térmicos debe ser más caro que los motorcitos electricos. Por mucho que habléis de la escala ion de la producción para ser rentables, este coche ya vende números interesantes

      Reply

  3. Avatar
    November 18, 2017

    No se lo creen ni ellos que les cuesta más fabricarlo que el precio de venta, teniendo en cuenta que tienen bastantes menos piezas, por lo que no es la bateria les sale por bastante menos que otro coche de combustión.

    Reply

  4. Avatar
    November 18, 2017

    Os olvidáis de los costos de desarrollo y la cadena de montaje.

    Para vehículos que se venden en cantidades modestas esto supone muchos miles y miles de dólares añadidos por cada unidad vendida.

    Hasta que no se alcazan las 100.000-200.000 unidades vendidas anualmente de un modelo los costes de I+D+i y la puesta en serrvicio de la cadena de producción suponen una parte muy fuerte del costo de cada coche, a menos que sea un refrito de un modelo existente como hace VW con sus submarcas Seat, Skoda, …

    Reply

  5. Avatar
    November 19, 2017

    No creo que pierdan dinero, parece mas que no ganan tanto dinero como les gustaria o tanto como ganan al vender un coche termico.
    Tambien esta que cuando empiezan a fabricar un termico, firman contratos con las empresas que les abastecen de ventanas, salpicaderos, motores de ventanillas y otros cientos de piezas, si dejasen de fabricar los termicos o bajase mucho su produccion , seguro que estaran obligados por contrato a indemnizar a sus empresas abastecedoras. Supongo que tienen unos precios que abaratan cada pieza segun aumentan sus pedidos y aumentan el precio si el numero es escaso, en los electricos esos contratos se estan firmando ahora y en los termicos ya estan firmados desde hace decadas, para rescindir esos contratos sin penalizacion, les tocara llegar a la fecha de renovacion, por eso todo lo que hablan de sacar al mercado nuevos modelos electricos llevan fechas de 2020 a 2025.

    Reply

Leave a comment