Más competencia para el taxi. Volkswagen presenta su servicio de transporte compartido MOIA

Wallbox

Los fabricantes de coches se han lanzado a la carrera por diversificar sus ingresos a la vista de que los jóvenes cada vez muestran menos interés en la compra de un coche, y que el acceso al centro de las ciudades es una operación más y más compleja para los vehículos particulares. Y para ello han puesto su mirada en los servicios de car sharing. Daimler, Renault, PSA…cada vez son más los nombres involucrados en esta nueva forma de movernos donde los protagonistas son los sistemas de propulsión eléctricos.

El último en sumarse a esta tendencia es Volkswagen. El fabricante alemán ha puesto en marcha la plataforma MOIA, que busca explorar nuevas formas de negocio relacionadas con el transporte, y por supuesto con los vehículos eléctricos.

Después de una primera presentación el pasado año, donde hemos podido ver un primer concepto totalmente futurista, esta semana Volkswagen ha mostrado el primer vehículo que usarán en la primera fase de pruebas. Esta arrancará a principios de 2018 en las calles de Hamburgo, y el protagonista será una furgoneta eléctrica diseñada para esta iniciativa.

Se trata de un modelo con un aspecto mucho más terrenal que el primer concepto. Un microbús con capacidad para seis pasajeros pero diseñado para ofrecer comodidades de un vehículo particular, como asientos individuales, conexión Wifi, tomas usb, iluminación propia, e incluso espacio para algo de carga.

Los vehículos son modelos eléctricos dotados de una autonomía de 300 kilómetros con cada carga, ciclo WLTP, y además de las mencionadas seis plazas, dispone de un cargador capaz de recuperar el 80% de su batería en 30 minutos conectado.

Para su uso los clientes simplemente tendrán que bajarse una aplicación para el móvil, desde la que podrán reservar y pagar sus desplazamientos. Unos desplazamientos que no serán fijos, sino que seguirán las peticiones de los clientes como si de un taxi se tratase. Para optimizar, MOIA contará con un algoritmo que ordenará las rutas para lograr ser lo más rápido y eficiente posible, creando para ello una parada virtual cada 200 o 250 metros, donde los pasajeros podrán bajar o subir.

De lo que todavía no han dado datos es del coste que tendrá moverse con este sistema. Algo que están ultimando y que esperan poder comunicar antes de terminar este mismo año. Un apartado que sin duda será una de las claves de su éxito.

Según el presidente de MOIA, Ole Harms, la idea es lograr sacar de las ciudades 1 millón de coches particulares para 2025, cuando su presencia se extienda por Europa y de el salto a Estados Unidos. Algo que supondrá una importante reducción de emisiones contaminantes, y también del tráfico en las congestionadas urbes.

Un sistema que mezcla en una misma pieza nuevas formas como el car sharing, con otros tan antiguos como los autobuses, y con las comodidades y flexibilidad del taxi. Y todo con un sistema eléctrico con cero emisiones contaminantes.

Relacionadas

Fuente | MOIA


Tagged

Energias renovables

7 Comment responses

  1. Avatar
    December 04, 2017

    Veo interesante la propuesta y con un ciclo WLTP ya era hora.

    Pues a ver si cuando lleguen no se encuentran con una renovada furgoneta de Nissan que les haría competencia.

    Reply

  2. Avatar
    December 04, 2017

    Una duda ¿Es con conductor o autónoma?
    Otro tema, bonita Crafter eléctrica,

    Reply

  3. Avatar
    December 04, 2017

    Si fuera un vehículo para venta a particulares le meterian una mini-batería para 200km de autonomía como mucho. Como van a ser vehículos de la marca ya se estiran bien, en fin… En cualquier caso buena noticia para la movilidad eléctrica

    Reply

  4. Avatar
    December 04, 2017

    “Según el presidente de MOIA, Ole Harms, la idea es lograr sacar de las ciudades 1 millón de coches particulares para 2025, cuando su presencia se extienda por Europa y de el salto a Estados Unidos. Algo que supondrá una importante reducción de emisiones contaminantes, y también del tráfico en las congestionadas urbes.”

    En las presentaciones siempre se dicen cosas bonitas, y se plantean los escenarios mas positivos y amigables posibles….

    Luego la realidad es que los coches compartidos no sólo no han quitado coches de las calles, sino que han añadido.

    Los coches compartidos no han eliminado coches particulares. Personas que antes iban andando, en taxi, en autobús o en metro… se han pasado a los coches compartidos.

    De igual modo, en Barcelona, el bicing no ha reducido el tráfico… la mayor parte de los usuarios de bicing, antes, iban en autobús, o andando.

    Es de suponer, por tanto, que este nuevo modelo tampoco elimine coches, sino que reduzca usuarios del bus… haciendo que el autobús sea aún más deficitario (cubran menos costes con los billetes) y tenga que recibir más subvenciones públicas para mantener su servicio.

    Reply

    • Avatar
      December 04, 2017

      El teme está en que al tener un sistema de transporte público variado y eficiente, le gente solo tiene un coche por familia.
      Y no, como pasa en ciertas ciudades, que hay un coche por cada mayor de 18 años en la familia.
      Por supuesto que no sacara coche de un día para otro, pero cuando tengan que renovar el 2 coche de casa, mucha gente se lo piensa.
      Los cambios no son de un día para el otro, igual que los híbridos a 48v que tanto te gustan, ¿porqué los fabricantes no los ofrecen a partir de mañana en todos sus coches?

      Reply

  5. Avatar
    December 04, 2017

    Parece que han inventado la rueda, es una furgoneta para llevar gente, existen desde hace años, la única novedad es que es eléctrico, los coches compartidos y los autobuses ya existenten, donde está lo novedoso?

    Reply

Leave a comment