Los proyectos V2G de recarga inteligente ganan protagonismo en Reino Unido

La tecnología de recarga inteligente V2G (Vehicle to Grid, del vehículo a la red) se está extendiendo con rapidez en los últimos tiempos. Este tipo de puntos de carga permiten que el vehículo vierta electricidad a la red cuando la demanda es alta, y que se recargue cuando la demanda sea baja, ayudando así a estabilizar la demanda de las redes eléctricas y haciendo más económica su recarga.

En Reino Unido, que tiene un varios planes realmente ambiciosos de redes de recarga públicas para coches eléctricos, se están haciendo numerosos esfuerzos para desarrollar e implantar esta tecnología. Así, han surgido un total de 21 nuevos proyectos relacionados con los puntos de carga inteligentes en Reino Unido, alguno de ellos valorado en 30 millones de libras.

Los proyectos involucran a 50 organizaciones de investigación y están siendo financiados por la Oficina de Vehículos de Bajas Emisiones y el Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial, en asociación con Innovate UK. Los 21 proyectos incluyen ocho estudios de factibilidad, cinco proyectos de investigación y desarrollo y ocho pruebas de la tecnología V2G en el mundo real.

Uno de esos proyectos es PowerLoop, liderado por Octopus Energy, que está desarrollando la primera prueba nacional a gran escala de carga V2G en el Reino Unido. El proyecto, valorado en 7 millones de libras, implicará el alquiler de alrededor de 135 coches eléctricos junto con un pack V2G, conocido como Octopus PowerLoop, para conductores en Londres y su área metropolitana.

El paquete PowerLoop incluirá un cargador bidireccional que permitirá a los conductores cargar su vehículo cuando sea necesario, pero también usar la batería cargada para alimentar su hogar o para vender electricidad a la red.

De esta forma, los socios del proyecto esperan poder crear un grupo de usuarios que les ayude a estudiar mejor el impacto del uso de redes V2G y del coche eléctrico en la vida diaria. Los participantes podrán alquilar (renting) los coches por un período de dos, tres o cuatro años.

Los socios del proyecto también planean desarrollar una plataforma que permita a los usuarios comunicarse con sus proveedores de servicios. “Por ejemplo, si llegas a casa a las 17:00 y enchufas tu coche, es posible que quieras asegurarte de que el 30% de la carga de la batería se guarde para emergencias” declara Fiona Howarth, directoria ejecutiva de Octopus EV. “Pero puede decirse que el proveedor de energía puede hacer lo que quiera con el 70% restante de la carga de la batería, hasta las 7:00 cuando tenga que irse para un viaje de negocios“.

Además del proyecto PowerLoop, UK Power Networks también participa en otras tres pruebas, incluida una conocida como Bus2Grid, cuyo objetivo es convertir un garaje de 30 autobuses en el primer garaje de autobuses V2G del Reino Unido.

Relacionados

Fuente | The Engineer


Tagged

Energias renovables

2 Comment responses

  1. Avatar
    January 26, 2018

    Y en España que? A esperar y tener que importar la tecnología de otros, como siempre.

    Reply

  2. Avatar
    January 28, 2018

    No tener V2G (o V2H) es el fallo más gordo que le veo a Tesla. Yo creo que es el futuro para integrar sin problemas 100% de renovables y 100% de BEV.

    Reply

Leave a comment