Las ventajas de utilizar una furgoneta eléctrica en tu negocio

Normalmente, a la hora de hablar de coches eléctricos solemos centrarnos en los turismos, es decir, coches de pasajeros orientados a servir como medio de transporte privado en nuestros desplazamientos diarios. Sin embargo, hay otro importante sector que muchas veces es pasado por alto a la hora de analizar las ventajas de los vehículos eléctricos: el de los profesionales.

En este país, son numerosas las PYMES y las grandes empresas que utilizan en su día a día furgonetas: para repartir pan, para trasladar material de obra, para el reparto de paquetería, para transportar el equipo necesario para realizar trabajos de mantenimiento… En definitiva, es una herramienta de trabajo muy útil y necesaria para un gran número de profesionales.

Normalmente, las furgonetas elegidas suelen estar dotadas de motorizaciones diésel. El principal motivo de esta elección es su menor consumo respecto a los motores de gasolina, pues estas furgonetas suelen realizar un importante número de kilómetros a la semana. Además, su mayor par hace más cómoda su conducción por ciudad.

Sin embargo, frente a la clásica opción diésel, las furgonetas eléctricas se erigen como una alternativa ideal, pues ofrecen numerosas ventajas en aspectos como la economía de uso y la fiabilidad. ¿Merece la pena adquirir una furgoneta eléctrica para un negocio? En este artículo lo analizaremos de forma detenida.

Una de las principales preocupaciones de los profesionales a la hora de decantarse por una furgoneta eléctrica sin lugar a dudas será la autonomía. A causa de su mala aerodinámica y mayor peso, las furgonetas eléctricas tienden a tener menos autonomía que los coches eléctricos dotados de baterías de tamaño similar. Por lo tanto, será importante evaluar nuestros recorridos diarios para ver si la furgoneta se adapta a nuestras necesidades.

Por ejemplo, una Nissan e-NV200 cuenta actualmente con una batería de 40 kWh, homologando 283 km de autonomía bajo el ciclo de homologación NEDC. En condiciones reales tendrá una autonomía en mixto de unos 200 km, sin embargo, esta cifra puede variar mucho dependiendo del escenario de uso: por ciudad, a velocidades iguales o inferiores a los 50 km/h y contando con la frenada regenerativa, lo más probable es que la Nissan supere los 300 km de autonomía reales. Unas cifras que cubrirán de sobra las necesidades de un amplio espectro de potenciales compradores.

Por otro lado, hay que hacer hincapié en la fiabilidad. Al hacer muchos kilómetros, las furgonetas utilizadas en los negocios tienden a envejecer más rápido que un coche normal, por lo que la sustitución de las piezas de desgaste y los fallos prematuros están a la orden del día.

Sin embargo, todo esto se reduce con las furgonetas eléctricas. Su motor sólo tiene una pieza móvil, por lo que las posibilidades de fallo son muy reducidas. Además, no necesitan cambios de aceite, de filtros o de correas. Incluso los frenos tendrán una vida útil más larga gracias al uso de la frenada regenerativa.

Por lo tanto, podemos deducir que la fiabilidad de una furgoneta eléctrica en principio debería mejorar a la de una furgoneta diésel, y que ahorraremos mucho dinero tanto en el mantenimiento como en reparar averías producidas por el desgaste prematuro de algunas piezas. Sin duda, uno de los puntos fuertes de este tipo de vehículos.

nissan e-nv200

Otro de los aspectos más importantes es el coste de utilización. Las furgonetas diésel suelen tener un coste operativo mucho más alto que las eléctricas, pues el precio del combustible es muy superior al de la electricidad, además de que los motores eléctricos son muchísimo más eficientes que los motores diésel.

Cuantos más kilómetros semanales recorramos, mayor será el ahorro y más merecerá la pena una furgoneta eléctrica frente a otra con motor de combustión. Es cierto que suelen tener un precio de partida superior, pero gracias al ahorro que se consigue en combustible suele amortizarse de forma rápida la inversión.

Para alguien que haga 30.000 kilómetros anuales (es decir, unos 120 km diarios durante los 251 días laborables que tiene este año) y consiga una realista autonomía de 190 km en mixto, una Nissan e-NV200 le habrá consumido unos 6.315 kWh a lo largo del año. Con una tarifa valle (0,08 euros el kWh), sólo tendremos que pagar 505 euros anuales en electricidad. Si trabajamos principalmente en la ciudad y conseguimos autonomías de 300 km, la cifra se reduciría a 320 euros.

Suponiendo que una Nissan NV200 con motor 1.5 dCi diésel consuma 6 litros de combustible a los 100 km en mixto, y teniendo el precio del diésel a 1,2 euros el litro, si recorremos 30.000 kilómetros anuales tendremos que pagar 2.160 euros en combustible. Es decir, 1.655 euros más al año que con la variante eléctrica.

Por último pero no menos importante, hay que tener en cuenta la imagen. El uso de una furgoneta eléctrica le da un aspecto moderno a nuestro negocio, y transmite a los clientes preocupación por el medio ambiente y por adaptarse a los tiempos modernos mediante el uso de una herramienta de trabajo avanzada, eficiente y no contaminante.

La conclusión es que las furgonetas eléctricas se han convertido en una gran opción frente a las diésel gracias a sus enormes ventajas en campos tan importantes como los costes operativos y la fiabilidad. Y cuando en unos pocos años los precios se igualen (algunos predicen que para 2020 serán más baratos los coches eléctricos que los diésel, si bien los gasolina tendrán que esperar un poco más) y aumenten todavía más las autonomías, las furgonetas eléctricas se impondrán de forma rotunda como la mejor opción para casi todos los usos.



Energias renovables

17 Comment responses

  1. Avatar
    January 22, 2018

    Yo sitiendolo mucho… pero estas furgonetas en mi empresa no serán una opción a tener en cuenta mientras sean más cara de comprar que las diesel, y me da igual es coste operativo. Con lo mal que tratan los vehículos de empresa mis empleados no piensos hacer un desembolso tal, para que a la semana estén llenas de bollos…, una semana siendo generoso…. Ya me aburrir de ver coches destrozados que salen de MI BOLSILLOS y como no les duele en el suyo les da igual.

    Además de las antinomias que ofrecen no me encajan con la versatilidad de las diesel, por lo menos en mi caso.

    Otra cosa es para una pyme, que sea el dueño el mismo que use el vehículo… y siempre y cuando no salgan de ciudad si que pueden ser interesante, pero para mi no. Un día una furgoneta hace 80 km y al siguiente 750km….

    Un saludo.

    Reply

    • Avatar
      January 22, 2018

      No se si la env200 viene con propilot, pero igual estos sistemas de ayuda a la conducción permiten evitar ciertos golpes.
      En cuanto a los 750km, si tienes varias furgonetas, con tener alguna diesel que se utilice para esos recorridos, y coger las eléctricas para los cortos, sería suficiente. Tampoco hay que ser más papista que el Papa, tampoco hay que cambiar todo de golpe, se puede ir haciendo de forma progresiva.

      A ver si empiezan a venderse como rosquillas, y en un par de años sacan una eValia familiar o similar con 80kwh a un precio asequible, que es lo que ando buscando.

      Reply

    • Avatar
      January 22, 2018

      Está claro que cada caso es diferente, y cada empresa tiene sus necesidades. Supongo que no eres de una ciudad con restricciones por contaminación, ya que en Madrid y Barcelona, y en próximos años en otros muchos sitios, no podrás acceder determinados días al centro, y no podrás acceder con un diésel en algunas zonas nunca. Eso es algo muy a tener en cuenta.

      Pero incluso sin ello, dices que tus empleados tratan mal a los coches. Pero eso es precisamente muy perjudicial con una furgoneta diésel. En un eléctrico ya pueden tratarlo mal, que mientras no dejen que la baterías se descargue, no habrá problemas. Y eso es mucho dinero.

      Y con la e-NV200 de 40 kWh, yo creo que hay autonomía para su uso de sobra. Otra cosa es que querramos comparar a esta con un camión de reparto de cientos de kilómetros. Es una furgoneta para ciudad y periurbano.

      Yo creo que tienen todo el sentido del mundo, tanto a nivel ambiental, como económico. Sobre todo una vez que añades una unidad a tu flota, y ves los enormes beneficios. Entonces verás las cosas de otra forma.

      Reply

      • Avatar
        January 22, 2018

        Respecto al tema de las aboyaduras tendrías que hablarlo seriamente con tus empleados. Una charla a tiempo evita lamentaciones posteriores. El introducir un vehículo nuevo es una buena ocasión para ello.
        Como empresario sabes que a lo que parece un gasto en realidad puede ser una buena inversión.
        Querrás minimizar los costes a medio y largo plazo y renovar alguna o varias furgonetas contaminantes por eléctricas seguro que te resultan más rentables: haz números teniendo en cuenta todos los factores (seguros, mantenimientos, posibles exenciones fiscales, deducciones o incentivos, facilidad para acceder a sitios con restricciones, ahorro en averías, ITV más baratas, etc).
        Una parte del trabajo es la planificación de rutas y seguramente no todas las furgonetas de empresa hagan los 750kms el mismo día quizá se hagan muy esporádicamente y compense cambiar parte de la flota por eléctricas dejando alguna de combustión/híbrida para estos menesteres.
        Quizá lo mejor para tu empresa podría ser una renovación. Los vehículos más antiguos son más propensos a fallar o tener averías dado el desgaste por uso y eso supone una doble pérdida el coste de la avería (carísima en diesel) y cada día en taller se pierden servicios y por tanto, pierdes dinero.
        Además hay un factor importante como la imagen de empresa: no es igual presentarse con un silencioso vehículo eléctrico y que el cliente te perciba como una empresa moderna y solvente que con un “tractor”.
        Seguramente que el funcionamiento suave y silencioso de un VE “infunda” una forma de conducir más cívica y cuidadosa en tus empleados reduciendo el estress y quizá traten mejor al vehículo (puede incluso que ahorres dinero en bajas).
        Estoy convenciodo que conforme vayas renovando flota y veas las ventajas del VE industrial más convencido estarás de su rentabilidad.

        Reply

        • Avatar
          January 22, 2018

          Completamente de acuerdo. Muy bien explicado.

          Reply

    • Avatar
      January 22, 2018

      Tan sencillo como comprar una por renting y dársela al que menos kms haga y mejor trate las actuales. Y a echar cuentas…

      Reply

    • Avatar
      January 24, 2018

      Jesús, los trabajadores que maltratan vehículos de empresa están a la orden del día. Pero sólo en un sitio: donde sus actos no tienen consecuencias. Si un trabajador maltrata sistemáticamente los equipos, y no pasa nada, se crece, y cada vez será más “cabrón”. Puedes optar por dar un premio a quien mejor cuide los equipos, o dejar dos días sin empleo y sueldo a quien los maltrate. En poco, asunto resuelto.
      Saludos.

      Reply

    • Avatar
      January 30, 2018

      hola, yo tengo una env200. y al dia suelo realizar aprox. entre 70 y 90 kms. entre ciudad y carretera
      la bateria de 24kw. que segun dicen tienen una autonomia de 167kms. no es real. si la llevas cargada, como es mi caso y hago unos 20 kms de autovia. a una media de 90km/h me hace 100kms. el resto son en ciudad, pero son suficientes para el dia- . La pongo a cargar por la noche. y en ocho o 9 horas ,esta cargada completamente.
      El coste operativo, la verdad es que es bastante bajo en comparación con la vito (111cdi) que tenia antes. y el ahorro trimestral me ronda los 500€. aparte del silencio de marcha, nulas vibraciones( los motores diesel cuando tienen algunos años, suenan como matracas, aunque sean Mercedes).
      Y la suavidad de conduccion , por carreteras secundarias , aunque tengan curvas( ya que al tener la bateria en la parte baja, se pega a la carretera). y te da una sensación de seguridad al tomar las curvas.

      Reply

  2. Avatar
    January 22, 2018

    Os faltó comentar la posibilidad de que la furgoneta disponga de enchufes de 220-230v para las herramientas. En bastantes casos, el no tener que cargar un generador para hacer funcionar las herramientas es un plus muy grande.

    Reply

  3. Avatar
    January 22, 2018

    Falta comentar también en el tema de la autonomía en cuanto quedaría en el caso (muy probable) de que la furgoneta se use para mover pesos. Habría que ver en que se queda la autonomía si cargas la furgoneta con 400 kilos por ejemplo…

    Reply

    • Avatar
      January 22, 2018

      En su día leí que no les penalizaba tanto como era de esperar porque también se veía favorecido el freno regenerativo al estar más cargadas. Pero no he podido comprobarlo nunca, la mía siempre va muy poco cargada.

      Reply

      • Avatar
        January 22, 2018

        Estaría bien saber en que medida les afecta. Yo he pensado alguna vez lo de una furgoneta eléctrica. Soy de un pueblo que está en la montaña, así que cuando recogemos el fruto del campo y lo llevamos a la cooperativa que está a mucha menos altura sobre el nivel del mar, la furgoneta iría cargada cuesta abajo, prácticamente todo el camino regenerando y con el peso añadido de ir cargado (supongo que regenerará aun más energía por ello) y luego la vuelta es cuesta arriba pero de vacío. Sería interesante comprobar como se comportaría una eléctrica. La diesel que tengo va todo el camíno cuesta abajo en marchas muy cortas y frenando todo el rato para que no coja mucha velocidad. Es un desperdicio de frenos y energía.

        Reply

    • Avatar
      January 30, 2018

      mi furgoneta lleva todos los dias unos 300 kg. + al menda( 100kg.+). y con la bateria de 24kw. hace unos 100 kms. en mixto.

      Reply

  4. Avatar
    January 22, 2018

    Una env- 200 cargada con 600-700 kilos consume 18-20 kw/h en ciudad y 25 kw/h en carretera. Si añadimos algo de viento e intentar pasar de 90 nos vamos a 30 kw/h. Para alguien como yo que un día hace 15 kilometros y al siguiente 300 no es factible. Quizá para muchos lo sea pero para mi no

    Reply

  5. Avatar
    January 22, 2018

    ¿Y no hablamos del precio de compra?
    Porque una parte interesante del asunto es la diferencia, hoy día entre comprar una u otra.
    Y ver en cuantos kilómetros se amortiza.
    Y ya que estamos, que porcentaje de sobreprecio es el momento en el que sale ganando la EV.
    Ya que hacemos un artículo analizando algo, analicemos todo ¿No?

    Reply

  6. Avatar
    January 22, 2018

    Años llevo siguiendo las rentabilidad de la furgoneta eléctrica.

    Todavía no salen las cuentas, muy caras.

    Reply

  7. Avatar
    January 22, 2018

    lo que esta claro , es que sea como sea la autonomia tiene que poder aumentar de forma “real” para todos y los precios bajar , entonces casi todos los autonomos transportistas podran pasarse a la mobilidad electrica. pero un inicio es un inicio

    Reply

Leave a comment