El nuevo presidente de Yamaha confirma los planes de fabricar más motos eléctricas

El pasado año Yamaha comenzó a ofrecer versiones eléctricas de algunos de sus modelos. Ofertas que se han situado en la parte más baja de la gama con modelos homologados como ciclomotores y destinados a ofrecer alternativas a los cortos recorridos. Pero ahora el nuevo Director Ejecutivo de la marca japonesa ha confirmado que darán un paso más adelante.

Yoshihiro Hidaka ha indicado que este año seguirán con la expansión de los motores eléctricos entre sus motos, y de los ciclomotores, equivalentes a una 50cc, pasarán a ofrecer versiones eléctricas de las 125cc.

No es un salto adelante muy grande en cuanto a prestaciones, pero en un gigante como Yamaha, y a la vista del pasotismo casi absoluto del resto de fabricantes, sin duda es un movimiento muy a tener en cuenta.

Para el jefe de Yamaha, en estos momentos son más optimistas en el desarrollo y rendimiento de elementos como las baterías. Algo que les permitirá crear una oferta en determinados nichos de mercado y lograr con ello una ventaja frente a sus rivales. Una inversión que además se extenderá por otros sectores donde la marca nipona trabaja, no solo en motos, sino también en el desarrollo de robots industriales, carritos de golf e incluso de sistemas para coches eléctricos.

Ahora la pregunta es cuándo dará el paso definitivo Yamaha en integrar a las motos eléctricas en su gama. Prototipos interesantes ya tiene hace tiempo. Podemos recordar por ejemplo la llamativa PES2. Un modelo pensado para la carretera. Se trata de una moto que cuenta con la principal peculiaridad en contar con un sistema de dos motores, uno situado en la zona central, y otro en la rueda delantera. Una configuración que se espera permita mejorar aspectos como la regeneración de energía en las frenadas.

Conceptos diferentes llenos de tecnología a los que sólo hace falta un poco de confianza por parte del fabricante para llegar al mercado. Un desembarco que sería muy interesante ya que supondría incentivar a todo un mercado ahora mismo algo dormido, que está siendo dominado por pequeños fabricantes que se han hecho un nombre precisamente gracias a la desidia de las grandes marcas.

Relacionadas

Vía | Nikkei



Energias renovables

5 Comment responses

  1. Avatar
    January 27, 2018

    ¿ Sacar versiones equivalentes a 125 cc y hacer la competencia a las de combustión ?

    Venderte una moto y tenerte atado con los mantenimientos y seguir contaminando ó venderte otra y no contaminar y volver al taller de Pascuas a Ramos.

    No estaría mal ponerle cuotas a las motos , verás si espabilaban.

    Reply

    • Avatar
      January 27, 2018

      Equivalente en potencia, pero no en autonomía y dudo mucho que se igualen en precio. Pero vamos a ver. De momento los prototipos presentan conceptos muy interesantes como un segundo motor en la rueda delantera, pero falta autonomía y precio.

      Reply

    • Avatar
      January 27, 2018

      Estoy de acuerdo , aunque lo de la autonomía es algo relativo.
      Habrá mucha gente que no haga muchos kms diarios y una amplia mayoria aparcará en plaza de garaje , con lo que la podría recargar a diario , si fuera necesario.

      Con los precios tienes razón pero imponiendo cuotas bajarían milagrosamente.

      Si no se ven obligados nunca sacarán algo competitivo.

      Toca seguir esperando …

      Reply

  2. Avatar
    January 27, 2018

    Yo me muevo por Madrid con una superdink desde hace 4 años, pero tengo claro que mi próxima moto será eléctrica o no será. Aún así diré que mi superdink contamina poquísimo comparado con los coches. Pero estoy deseando que lleguen versiones eléctricas interesantes equivalentes a 125cc para cuando jubile a mi superdink (aunque todavía le quedan unos cuantos años de vida). Lo que tengo claro es que por Madrid no voy a volver a conducir un coche térmico en mi vida.

    Reply

  3. Avatar
    January 28, 2018

    Si no copiamos el modelo californiano y próximamente chino de “cuotas” con cierto porcentaje obligatorio de vehículos no contaminantes y penalizando duramente a los que no cumplan, esto nunca avanzará en España, ni en motos ni en coches y se seguirá vendiendo el diesel y la gasolina hasta el infinito y más allá.

    Con los políticos actuales está claro que seguiremos en el mundo del motor de 2 tiempos.

    Reply

Leave a comment