En regiones como Stuttgart, el 40% de los Smart vendidos ya son eléctricos

La tendencia al alza del coche eléctrico es imparable, incluso en el corazón europeo del automóvil como Stuttgart. Base de grandes grupos automovilísticos que están viendo como poco a poco crece el interés en sus modelos impulsados por electricidad, y eso a pesar de que las marcas locales no hacen mucho por su promoción.

Un ejemplo nos llega desde el Smart Center de la localidad de Esslingen, muy cerca de Stuttgart. Allí el responsable de ventas confirma la evolución de la demanda, notando que cada día hay más gente interesada en la compra de las versiones eléctricas del pequeño urbano alemán.

Incluso indican que en estos momentos a pesar de que la versión eléctrica del ForTwo eléctrico es la más cara de la gama Smart, con un precio de 21.940 euros, ya ocupa el 40% de las ventas totales.

Los motivos para este éxito radican en dos frentes. Por un lado la ayuda del gobierno de 4.000 euros permite colocar al Smart eléctrico muy cerca de la versión gasolina. Un poderoso motivo de compra. Pero además en la región de Stuttgart se están poniendo en marcha iniciativas para reducir las emisiones contaminantes, que contemplan la prohibición de entrada a los modelos con motor de combustión.

Esto lleva a muchos a adelantar la compra de un eléctrico por miedo a que durante los próximos meses se encuentren en la situación de no poder acceder o estacionar en el centro de sus ciudades.

El principal problema es que este incremento de demanda ha pillado a Daimler con el pié cambiado. Los tiempos de espera para hacerse con una unidad son exagerados, con un mínimo de entre 8 y 9 meses para una versión sin grandes modificaciones. Una cifra que puede llegar a casi el año si se añaden todos los extras.

Un ejemplo de que hay demanda de coches eléctricos, pero también de la falta de preparación de los grupos tradicionales para atender una tendencia que tampoco es desbordante en número de unidades vendidas ya que el pasado año apenas se han vendido 2.900 Smart ForTwo eléctricos.

Por último anotar la importancia que juega a nivel psicológico de las medidas de los ayuntamientos para limitar en el futuro el acceso a los centros de las ciudades. Incluso aunque no se hayan confirmado. Algo que ayuda ya a corto plazo a equilibrar la balanza en la decisión de los clientes a favor de la versión eléctrica.

Relacionadas

Vía | Manager-magazin



Energias renovables

9 Comment responses

  1. Avatar
    February 14, 2018

    Los smarts de combustión no tienen futuro. En cuanto se equiparen un poco en precio los smarts de combustión serán barridos del mapa. Por varias razones.

    1. Son coches pensados para la ciudad por lo que no necesitan grandes autonomías.

    2. Al ser coches de ciudad los de combustión tendrán muchos problemas para circular y estacionar con las restricciones por contaminación.

    3. Aunque el dueño no tenga garage en las grandes ciudades hay muchos sitios donde cargar el coche. Y como el coche no es para hacer viajes largos no tendrá problemas de recarga.

    4. El gusto de saber que no estás gaseando tu ciudad (en la que viven tus hijos, sobrinos o nietos) con NO2 y otras partículas contaminantes.

    Reply

  2. Avatar
    February 14, 2018

    Se me olvidaba el ruído.

    5. Saber que puedes conducir a cualquier hora por la ciudad sin molestar a nadie con el ruído.

    Reply

  3. Avatar
    February 14, 2018

    6. Me ahorraré una pasta en combustible y reparaciones. En muchos sitios de las ciudades podré recargar de forma gratuíta.

    Reply

  4. Avatar
    February 14, 2018

    7. Puedes aparcar en zona azul, verde o del color que quieras sin miedo a que te pongan “la receta” (multa).

    8. La mecánica sufre infinitamente menos en atascos (y no gastas apenas energía, mas allá de radio o clima), con la consiguiente tranquilidad para el conductor.

    9.Es muy “cuqui” (aunque a mi no me gusta mucho el morro del “nuevo smart”, me gustaba más el viejo)

    Y la demanda aumenta a pesar de los 21.000 eurillos que cuesta en origen y la autonomía de 160km.

    Reply

    • Avatar
      February 14, 2018

      La 7 depende del municipio en cuestión.
      No en todos por tener electrico te libras de la zona azul (o del color que sea).
      Te lo digo por experiencia

      Reply

  5. Avatar
    February 14, 2018

    10. El agrado de uso, comodidad y placer de conducir con su par instantáneo que da un eléctrico no la da ningún térmico.
    11. Poder mirar con desdén a los gaseadores y recriminarles su actitud en su propio territorio “No tiene precio” (bueno sí, lo que cuesta un VE).

    Reply

  6. Avatar
    February 14, 2018

    Tengo un Smart desde hace dos años, soy comercial y trabajo por toda la comunidad de Madrid y colindantes, he tenido más de veinte coches y este es el mejor con diferencia( eso si el mamón tiene más fallos y averías que ninguno), poder aparcarlo donde nadie lo mete, velocidad, espacio interior y comodidad para el día a día, es lo mejor de este coche, pero estos de Smart están flipados si pretenden que me gaste 21000 euros para hacer 120km, cuando mañana te saco uno de segunda mando con garantía de un año por 3000 euros, y aquí como siempre aparece Tesla jeje, me esperaré 2 años y me comprare un Model 3 por 45000 y jubilaré El Hierro( mercedes ml 2004) que tengo para los viajes y el Smart (2007) y tendré un solo coche, ese el éxito de Tesla,

    Reply

  7. Avatar
    February 14, 2018

    Yo creo que las restricciones en el centro son la clave, por eso han prosperado los car sharing eléctricos como setas.

    Reply

Leave a comment