Los suministradores del este de Europa sufrirán el impacto de la llegada del coche eléctrico

Con la caída de la Unión Soviética, y del telón de acero, el este de Europa se transformó en un escenario perfecto para los fabricantes de coches tanto europeos, como asiáticos. Mano de obra altamente cualificada, y salarios muy reducidos. La receta perfecta para localizar sus plantas.

Nombres como el grupo Volkswagen, Hyundai, KIA, PSA…un amplio elenco de marcas que han convertido al sector de la producción de vehículos en una tercera parte de las exportaciones de países como Eslovaquia. Un sector que ahora afronta con gran preocupación un futuro eléctrico para el que no están preparados.

En la propia Eslovaquia sólo se produce un coche eléctrico, el pequeño Volkswagen e-Up. Un modelo de muy reducidas ventas que supone una gota en un océano cada vez más poblado tanto en número de marcas involucradas, como en número de ventas anuales.

Algo que según los expertos, amenaza a estados como la propia Eslovaquia, pero también a Bulgaria, República Checa, Estonia. Una Europa del este que se ha posicionado perfectamente para la fabricación de coches diésel y gasolina, pero que no ha dado pasos de cara a la electrificación. El problema para estos se divide en dos frentes: reducción de componentes de los sistemas eléctricos, y el proteccionismo del gobierno alemán.

Por un lado un vehículo diésel o gasolina necesita más de 20.000 piezas para funcionar, mientras que un eléctrico se estima que son apenas 7.000. Una diferencia notable que hará necesario menos trabajo para completar cada unidad.

Pero al mismo tiempo en el caso de la potente industria alemana, esto se traduce en menos pedidos también para los suministradores germanos. Algo que supondrá otro recorte más a la importación de componentes desde los países del este. Una producción que se intentará conservar dentro de las plantas de Alemania, y que supondrá que incluso aunque la industria suministradora del este de Europa se modernice, el impacto será inevitable y posiblemente muy duro.

Y los ejemplos ya están ahí. Mercedes ha presentado una hoja de ruta para su programa de coches eléctricos, y la producción europea de vehículos y baterías se realizará en Alemania y en Francia. En Audi están estos días peleando con los sindicatos para que la producción de baterías para los etron se realice en Alemania, mientras que el coche se producirá en Bélgica.

La solución, el ejemplo de Rimac

Para algunos expertos aunque el impacto es inevitable, también hay formas de minimizarlo. Como ejemplo ponen iniciativas como el fabricante croata Rimac. Una pequeña empresa que se ha hecho famosa en todo el mundo por el desarrollo del hiperdeportivo Concept One. Pero mas allá de producir un coche de coste astronómico, la idea es desarrollar una nueva industria de I+D y de componentes que de soluciones a las grandes marcas en esta nueva etapa del automóvil donde la electricidad será la protagonista, y donde algunos corren el riesgo de quedarse atrás.

Marcas que necesitarán echar mano de una ayuda extra para ponerse al día en el sector del coche eléctrico y que abre nuevas oportunidades para los suministradores.

Relacionadas

Vía | Autonews


Tagged

Energias renovables

9 Comment responses

  1. Avatar
    February 08, 2018

    El camino sera algo duro a principio pero luego llega nuevamente la tranquilidad. Tesla tiene como madrugador su ventaja, pero como todas las cosas durara hasta el despertar de los mas dormilones, que lamentablemente le a tocado a Europa. Pero ninguna desventaja no se puede revertir. Lo mejor es trabajando unidos y con entusiasmo al cambio, aceptándolo como una gran oportunidad.

    Reply

  2. Avatar
    February 08, 2018

    Basta con que mañana el Gobierno Central Europeo legislase igual que en China o California, con cuotas mínimas de eléctricos para cada fabricante, y se transformaban de la noche al día incluso levantando fábricas de baterías, pero claro, como todos los gobiernos europeos defienden el actual modelo diesel/gasolina impuesto por los fabricantes, pues nadie movera un dedo.

    De hecho se están moviendo mínimamente por culpa de Tesla y los chinos que de lejos les están viendo las orejas al lobo.

    Reply

    • Avatar
      February 09, 2018

      de las pocas veces que estoy de acuerdo contigo

      Reply

  3. Avatar
    February 08, 2018

    Una pena porque las fábricas de esos países dependen de inversión extranjera. Lo mismo nos pasa aquí, así que toca intentar seguir siendo competitivos, pero los cambios tan profundos pueden traer cambios un tanto drásticos. Por tanto, peligran muchos puestos de trabajo a medio y largo plazo.

    Reply

  4. Avatar
    February 08, 2018

    La verdad no se de donde han sacado esta información pero me parece muy plana y sensacionalista. En Chequia no va a haber ninguna crisis, producen sus propios coches (Skoda) y les falta incluso gente para trabajar en las fabricas (Chequia tiene el menor desempleo de Europa). Hungría y Polonia tendrán fabricas de fabricación de baterías (https://www.reuters.com/article/japan-gs-yuasa-hungary/gs-yuasa-to-set-up-hungary-plant-for-automotive-lithium-ion-batteries-idUST9N1OB00R).
    Excepto Eslovaquia, todos estos países del CENTRO de Europa (no Europa del este) tienen suficiente capacidad innovadora e industrial para el cambio tecnológico.

    Reply

    • Avatar
      February 08, 2018

      La fuente está al final del post, y dice “este de Europa. Como va a ser Hungría, Bulgaria o Eslovaquia el centro de Europa.
      http://europe.autonews.com/article/20180208/ANE/180209797/electric-cars-threaten-to-leave-behind-east-european-suppliers

      No creo que con una o dos fábricas de baterías vayan a solucionar el problema, ya que son plantas principalmente automatizadas. Sólo la fábrica de Volkswagen de Bratislava tiene 12.700 empleados que la mayor parte de ellos se irán a la calle en los próximos 10 o 20 años. Muchos jubilados, pero otros a buscarse la vida en otra industria. Pero ojo, no es que sea algo exclusivo de esa zona, en España podemos aplicarmos más o menos la misma cantinela.

      Los alemanes van a fabricar en Alemania, y luego en China y en Estados Unidos/México. El resto pueden ir preparándonos para decirles adiós.

      Reply

      • Avatar
        February 08, 2018

        Europa central -> https://en.wikipedia.org/wiki/Central_Europe

        Quería decir de dónde saca la info Autonews, ya veo la fuente al final.

        En Eslovaquia pueden tener problemas, por eso he dicho “Excepto Eslovaquia”.

        Los Alemanes fabricaran donde les salga mas barato igual que todo el mundo. Quizás el I+D se quede en gran parte en los países “ricos” pero los sueldos no se van a igualar y para fabricación buscaran rebajar costes como siempre. No puedo ver el futuro, solo aplico la lógica que se ha seguido en la industria hasta ahora.

        Los fabricantes asiáticos que quieran tener mercado en Europa tendrán fabricas en Europa, dónde las pondrán? donde sea mas barato, eficiente y con buena infraestructura para la distribución.

        Reply

  5. Avatar
    February 09, 2018

    Sí está la cosa jodida, quizá no sea tan duro como podría parecer pero no va a ser fácil, y en España igual, necesitamos un cambio ya, y que conste (espero poderlo cumplir) me niego a comprar un SEAT/RENAULT NISSAN que no venga de España o de Francia o Japón que no cuenten con mi dinero, necesitamos seguir apostando por el cambio, pequeños fabricantes como Little Cars van hacer más, quizá ver si podemos recuperar nuestras marcas como quizá Santana, porque las fábricas de Castilla y León de Renault NIssan tienen un futuro bastante malo, la verdad, Martorell le sumas que VAG no quiere tenerla (por la H….. D…. P…… DE MERKEL Y SU DISCÍPULO RAJOY) tiene otro futuro negro, en fin estamos jodidos…

    Reply

  6. Avatar
    February 09, 2018

    El mismo análisis se puede aplicar a la industria del automóvil en España. ¿A qué están esperando?

    Reply

Leave a comment