El Salón de Pekín estará protagonizado por los coches eléctricos y los SUV

En los últimos años, hemos asistido a la expansión de un segmento que cada vez está más en auge: los SUV. Este tipo de vehículos, de aspecto todocamino pero chasis de turismo y con pocas aptitudes off-road, llevan desde los años 90 proliferando en Estados Unidos, y desde los 2000 en Europa. Muchas personas piensan que la llegada del coche eléctrico supondrá el comienzo del fin de los SUV, pues las carrocerías más bajas son mejores para la eficiencia. Nada más lejos de la realidad.

Los SUV son un tipo de carrocería que proliferará incluso más que con los motores de combustión por la sencilla razón de que ofrecen una carrocería más alta que permite acomodar las baterías en los bajos sin restar espacio interior y sin sacrificar la estética, algo que pasa con los modelos monovolumen, poco atractivos desde un punto de vista visual para muchos compradores. Un buen ejemplo de ello es el nuevo Jaguar I-Pace, que a pesar de tener un formato SUV, no renuncia a una aerodinámica trabajada y a unas proporciones que explotan al máximo su condición de eléctrico (gran distancia entre ejes, voladizos reducidos, capó corto…).

El próximo Salón del Automóvil de Pekín (China Auto Show), uno de los más importantes del mundo desde hace unos años, será un buen ejemplo de ello: de acuerdo con algunos analistas del mercado, las novedades más importantes se polarizarán entre nuevos modelos SUV, y numerosas propuestas eléctricas. En muchos casos ambos conceptos irán de la mano.

A pesar de ello, también es interesante destacar que al contrario de lo que pasa en Europa y Norteamérica, las clásicas carrocerías sedán no están en crisis a pesar del auge chino por los SUV: las berlinas de tres cuerpos siguen gustando al comprador chino, lo que explica por qué marcas como Buick insisten en desarrollar sedanes eléctricos como el Velite 6.

Fuente | Autonews


Tagged

Energias renovables

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment