SeaBubbles comienza a probar un taxi acuático “hidroala” en Ginebra, Suiza

SeaBubbles es una empresa francesa que está desarrollando un interesante medio de transporte alternativo para zonas con grandes lagos y ríos: un taxi “hidroala”, capaz de surcar las aguas gracias a unos patines sobre los que se desliza. Esta embarcación, a medio camino entre un coche y una lancha, dispone de un sistema de propulsión 100% eléctrico con el que el vehículo alcanza la sostenibilidad requerida por sus creadores.

Actualmente, SeaBubbles está llevando a cabo las pruebas de su taxi acuático en el Lago Lemán, en la ciudad suiza de Ginbra. La intención de los franceses es comenzar a ofrecer un servicio de taxis en esa región próximamente, facilitando así a los habitantes de la zona el trasladarse rápidamente de punto a otro del lago, sin tener que rodearlo con el coche. Más adelante (probablemente a finales de este año) lanzarán un servicio de funcionamiento similar a Uber en el río Sena (París).

Gracias a su diseño de hidroala, el vehículo puede alcanzar mayores velocidades, pues el casco no está en el agua, y por lo tanto la resistencia al avance es menor, lo que también repercute positivamente en la eficiencia del conjunto. Además, este tipo de diseño permite disminuir los movimientos a bordo, dando la sensación de que se “levita” sobre el agua, disminuyendo los mareos de los pasajeros.

Cuenta con dos motores eléctricos de 13 cv (es decir, 26 cv en total), mientras que la batería es de 20 kWh de capacidad. Si bien no parece mucho, debería servir para como mínimo una hora de uso continuado sin necesidad de cargar.

A pesar de que es un proyecto realmente interesante, se enfrenta a ciertos problemas legales tanto en París como en Ginebra, pues si bien las embarcaciones eléctricas tienen menos problemas regulatorios gracias a la ausencia de ruido y contaminación, los hidroalas pueden alcanzar velocidades superiores a una embarcación normal, lo que preocupa a los legisladores.

Fuente | SeaBubbles



Energias renovables

6 Comment responses

  1. Avatar
    April 14, 2018

    Venga, un hidroala de toda la vida, aprovechando las ventajas de la electrónica moderna.
    Esto no tiene nada de coche, por no tener, ni pliega las alas, son fijas.
    Que sea eléctrico es una gran noticia.

    Reply

  2. Avatar
    April 14, 2018

    Interesantes vehículos. En las rías gallegas podrían tener sus opciones. Como siempre los precios serán determinantes.

    Reply

    • Avatar
      April 14, 2018

      Para a FARIÑA, van ser el no va más,

      Reply

    • Avatar
      April 15, 2018

      Humm… No sé cómo se comportará con olas. Aunque no lo parezca, las rías son bastante más moviditas que un lago suizo.

      Reply

  3. Avatar
    April 14, 2018

    Venga unos panelitos fotovoltaicos curvados y bonitos y si solamente lo usas los domingos te olvidas de enchufarlo

    Reply

Leave a comment