Salón de Valladolid: probamos una de las conversiones de Hidronew

Para los habituales, Hidronew es una mepresa conocida, se trata de una división del grupo Jofemar, con base en Navarra y que se dedica a la conversión y homologación de coches con motor de combustión en eléctricos. En nuestra visita al stand de Hidronew hemos tenido la oportunida de hablar largo y tendido con sus responsables, que además de una gran simpatía, han demostrado un conocimiento técnico al más alto nivel, una visita que se ha completado con una prueba dinámica de una de sus conversiones.

Las conversiones están pensadas para aquellos que quieran darle una segunda vida a sus coches o simplemente quieren conducir un eléctrico que no se diferencie por fuera de los coches convencionales, ya que prácticamente cualquier modelo puede ser utilizado.

Lo que Hidronew ofrece no son conversiones de bajo coste y entre los componentes utilizados destacan los motores MES-DEA, que a falta de confirmación por parte de la empresa estimamos que son de 30 kW de potencia continua y 60 kW de potencia máxima, capaz de impulsar al modelo de prueba hasta una velocidad máxima de 170 km/h. El pack de baterías de litio que nos ofrecen es de una capacidad de 24 kWh, suficientes para sacar una autonomía media de unos 180 kilómetros y que como vemos, apenas ocupan los componentes espacio en el maletero.

Una de las peculiaridades de las conversiones, y que hemos descubierto al subirnos por primera vez al Polo eléctrico de Hidronew, es que si lo que queremos convertir es un coche manual, este seguirá siendo manual, aunque con algunas diferencias respecto a un motor de combustión, os las explicamos.

El Polo mantiene su cambio de cinco velocidades que al igual que en un motor gasolina, según subamos de marcha, se reducirán las revoluciones del motor, lo que nos permitrá seleccionar la más adecuada a cada momento, siendo la primera ideal para arrancadas agresivas o subidas extremadamente pronunciadas.

La segunda y la tercera nos permiten circular por la ciudad y como decirnos, las marchas guardan diferencias respecto a un motor de combustión ya que una vez engranada, podemos soltar el embrague sin el clásico juego con el acelerador ya que este nunca se cala, circulando sin necesidad de hacer cambios hasta que entremos en una autovía o en tramos de elevada velocidad.

Aquí es donde entran en juego la cuarta y quinta velocidad, que nos permiten alcanzar la velocidad máxima, de 170 km/h, sin necesidad de llevar el motor al máximo de sus revoluciones y con ello lograr buenas cifras de autonomía incluso en tramos de autovía, que es donde más sufren los coches eléctricos. Por ejemplo desde Hidronew se nos ofrece el dato de que a 100 km/h puede recorrer 150 kilómetros.

Por supuesto, también existe la posibilidad de fijar una marcha y olvidarnos del cambio, pero se trata de un extra que tendremos que pagar aparte y siendo sinceros, el cambio manual no es del todo incómodo.

El modelo de pruebas es el conocido Volkswagen Polo que vemos circulando desde 2008, y con 20.000 kilómetros a sus espaldas continua con su trabajo religiosamente. Se muestra como un modelo ágil y cómodo en la pequeña toma de contacto dentro del recinto, lugar donde podemos realizar todo el recorrido en la segunda o la tercera marcha, siendo en esta última la arrancada desde cero más progresiva, pero que nos recuerda que dentro de zona urbana, no tendremos que cambiar de marcha en ningún momento.

Dispone de un cargaodr interno de 3,3 kW que dispone de un enchufe tipo schuko como la de los que podemos encontrar en nuestras viviendas, y que le permite acceder a recargas rápidas, pudiendo recargar el 80% de la capacidad de sus 24 kWh en solamente 30 minutos.

Los precios como decimos podrían ser más económico si en lugar de un motor MES-DEA de 40 kW, y unos 9.000 euros de precio, usasen un motor de 25 kW con un coste de menos de la mitad, aunque con evidentemente menores prestaciones. También el pack de baterías nos ofrece una cifra muy elevada ya que 24 kWh es una cantidad muy tentadora, pero que también supone disparar el precio.

En total Hidronew ofrece su conversión por 22.000 euros (más iva) siempre y cuando nuestro modelo haya sido uno de los que han pasado ya por el proceso de homologación, de lo contrario este detalle nos costará unos 3.000 euros extra, a los que tendremos que restar las ayudas que las comunidades autónomas ofrecen a los interesados en las conversiones y que en Navarra o Galicia alcanzan los 6.000 euros.

Pero lo más importante es que Hidronew nos ofrece una solución real y ahora, sin esperas ni promesas, con unas prestaciones que no solamente igualan, si no que superan a los modelos comerciales que están llegando al mercado, y además con la atractiva posibilidad tanto de darle una nueva vida a nuestro actual modelo, como incluso poder hacernos con ese coche de nuestros sueños cuyo mantenimiento y consumo lo mantenían lejos de nuestro garaje y que ahora podremos convertir en un eléctrico en pocas semanas.

Más info:
Hidronew


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.

Compártelo: