La red eléctrica noruega empieza a tener problemas con los coches eléctricos

Los representantes de la mayor asociación de usuarios de coches eléctricos noruegaElectric Vehicle Union’s (EVU), ha declarado que la rápida expansión de esta tecnología, no está siendo acompañada por una adaptación de la red eléctrica.

El resultado según Rune Haaland, es que en algunas zonas la conexión simultánea de cientos de coches, sumados al consumo habitual en los hogares, está provocando algunos problemas en unas estaciones no preparadas para estos picos. Es por esto que han solicitado al gobierno y las eléctricas, que comiencen un plan para evitar males mayores a corto y medio plazo.

 

Según Haaland, en ciertas zonas de Noruega, la red eléctrica está a la altura de países como Albania, Irán o incluso las peores zonas de Bélgica. La llegada de modelos como el Renault ZOE, y el desembarco en gran número del Tesla Model S no hará más que incrementar los riesgos para la red.

Por su parte Åshild Helland, representante de una de las principales distribuidoras eléctricas, ha comentado que las declaraciones de la asociación son exageradas. La recarga en los hogares no supone hasta ahora ningún problema, incluso cuando se combina con el consumo pico en hogares y empresas. El problema puede ser la recarga rápida, que si debe ser regulada de forma diferente.

 

Para la recarga en los hogares, Helland propone tomar alternativas como sistemas que detecten cuando se produce un consumo pico en una casa, para pausar de forma automática en ese momento la recarga del vehículo. Una recarga que volvería a la normalidad una vez que se reduzca el consumo.

Noruega nos sirve de ejemplo de que hacer en el futuro. Con unos 20.000 coches eléctricos, y una tasa que se dobla cada año, en poco tiempo las eléctricas tendrán que tomar medidas para ordenar un parque móvil que se ha convertido en una referencia en todos los sentidos para el mundo.

Vía | Aftenbladet

 

Compártelo: