La EPA quiere terminar con los consumos imposibles

El tema de los consumos oficiales de los vehículos, ha sido desde tiempos inmemoriales un verdadero cachondeo.

Un ejemplo lo encontramos en el segmento de los coches eléctricos. El Nissan LEAF bajo el ciclo NEDC europeo, logra una autonomía de 199 kilómetros. Bajo el ciclo EPA americano, 135 kilómetros, y en condiciones reales unos 120 kilómetros. Pero a pesar de su cercanía con la realidad, los responsables del ciclo americano quieren cambiar la forma de realizar las mediciones.

 

El ZOE, autonomía bajo ciclo NEDC 210 kilómetros, reales 140 kilómetros, un 50% de diferencia

El objetivo es lograr unas cifras lo más realistas posibles. La cuestión es que al igual que sucede en el ciclo NEDC, el consumo de los vehículos se realiza con el coche subido a unos rodillos, y con un conductor experto al volante. El resultado son cifras de consumo siempre por debajo de las que posteriormente logran los conductores en su día a día.

En algunos casos la diferencia ha sido tan grande, que algunos propietarios de marcas como Hyundai, Toyota o Ford, han denunciado al fabricante por engañarles con los consumos oficiales.

 

En el caso del Tesla, 502 km bajo NEDC, 424 reales, un 18% de diferencia

La idea de la EPA, es poner en marcha un sistema de medición que obligue a la conducción de los vehículos en condiciones reales. Nada de rodillos ni de circuitos planos.

Una medida de la que veremos si Europa toma nota, ya que lo del ciclo NEDC que nos toca sufrir, no hace más que engañar al cliente con unos consumos y autonomía casi imposibles de lograr en condiciones reales.

Vía | Autoblog

 

Compártelo: