El futuro del reparto será con furgonetas eléctricas, y drones

635651366753916994-Coverimage

El servicio postal de los Estados Unidos está desarrollando una idea que permitirá reducir de forma importante tanto el impacto ambiental de su gigantesca flota de reparto, unos 180.000 vehículos, gracias al uso de motores eléctricos.

La idea de sustituir los modelos gasolina y diésel por eléctricos no es algo nuevo. Lo original de esta propuesta es que además de furgonetas impulsadas por un motor eléctrico, se utilizarán drones.

Según los responsables del proyecto, el sistema estará formado por una furgoneta eléctrica y un dron. La furgoneta atendrán una autonomía de entre 80 y 160 kilómetros con cada carga, dependiendo de la configuración que podrá ser completada con un pequeño extensor de autonomía en las zonas donde las distancias son más extensas.

Como complemento está el dron. Este servirá para llevar paquetes mientras el conductor realiza otras entregas. De esta forma se reduce el tiempo necesario para terminar el trabajo.

El dron será controlado por otra persona desde un centro de control, y podrá moverse hasta una velocidad máxima de 80 km/h, portando una carga de hasta 4.5 kilos. Cuando termina su entrega regresa al techo de la furgoneta, donde además de anclarse, recargar sus baterías.

El principal problema del sistema, además de resolver dudas como la seguridad de tener miles de drones moviéndose sobre nuestras cabezas, será el económico.

Sustituir una furgoneta con motor de combustión requiere un importante esfuerzo. No queremos imaginar lo que será sustituir 180.000 unidades, y añadir una flota de drones. Algo que necesitará unos cuantos años para completarse, pero que traerá enormes beneficios económicos gracias a la reducción de los costes operativos y sobre todo, de emisiones contaminantes.

Lo más interesante es que este proyecto ya tiene luz verde. Este mismo mes de julio se comenzarán a seleccionar a los suministradores que tendrán que presentar sus proyectos hasta septiembre del próximo año. Por su parte si todo marcha sobre ruedas, el primer prototipo comenzará sus operaciones a finales de 2017.

Vía | FT

Compártelo: