Los grandes fabricantes tienen un problema. El 55% de los aficionados quieren comprarse un Tesla Model III

Una encuesta realizada por la revista Cleantechnica ha desvelado que más de la mitad de los aficionados a los coches eléctricos optarían por comprarse el Tesla Model III por delante de sus rivales.

Lo más curioso es que de momento apenas sabemos nada del eléctrico más accesible de Tesla, y menos todavía de sus rivales. Algo que no ha impedido que el 55% de los entrevistados se muestren más interesando en la propuesta de Tesla que en la de Nissan, Chevrolet, Renault y compañía.

La encuesta (que ha permitido más de un voto) puede no ser demasiado científica, ya que sólo se ha tomado una referencia de 1.200 entrevistas. Pero no hay que profundizar demasiado para extraer que Tesla está haciendo las cosas muy bien, mientras que la competencia deja mucho que desear. Algo que tiene como resultado que incluso sin apenas datos, los usuarios de decanten por el producto de Tesla.

Si vemos el listado, después del Tesla Model III encontramos el LEAF de segunda generación, por el que se decantarían el 32.75% de los entrevistados. En tercera posición se situaría otro Tesla, el Model S, con el 20.20%. Algo que podemos extender al Model X, que se coloca en la quinta posición con el 17.37%, justo por detrás el Chevrolet Volt.

Esto quiere decir que entre los 10 primeros clasificados, Tesla coloca a tres modelos. Por los dos de Nissan y Chevrolet. Más que llamativo.

No sale muy bien parado el flamante Chevrolet Bolt. El primer eléctrico de segunda generación apenas llama la atención del 17.29% de los entrevistados. Un modelo que se tiene que conformar con la sexta posición, y eso a pesar de tener su producción muy cercana. Pero parece que hay algo que no engancha a los consumidores.

También preocupante para BMW el poco tirón del i3. Apenas un 9.31% de los usuarios lo han seleccionado. Y eso a pesar del anuncio de la llegada de la nueva versión con mayor batería, y por lo tanto autonomía.

Actualización de la batería

Otro aspecto poco cuidado por los fabricantes es la actualización de la batería. Uno de los pocos elementos que sufren el paso del tiempo, tanto a nivel de desgaste, como a nivel de desarrollo de nuevas tecnologías que dejan obsoletas a las anteriores.

Los usuarios han sido preguntados por el nivel de atractivo de cara a los coches eléctricos, si llegado el momento el fabricante les ofrezca el cambio de su batería a medio plazo, con un coste asociado. La respuesta ha sido clara. El 36% de los usuarios se mostrarían «Mucho más atraídos» por el coche eléctrico, y el 33% «Significativamente más atraídos». Una clara señal de que no ofrecer ese cambio, con un coste asociado, es un grave error.

Autonomía aceptable

Importante sin duda es saber cual es la autonomía mínima que los usuarios aceptan para considerar la compra de un coche eléctrico. Según la encuesta como era de esperar, cuantos más kilómetros, mayor aceptación.

Pero la medida seleccionada de forma mayoritaria se ha colocado en una cifra cercana a los 354 kilómetros, con el 20.3%. Le siguen con un 15% los que necesitan al menos 306 kilómetros, y en tercera posición con el 14% los que requieren al menos 402 kilómetros de autonomía.

Cifras que nos indican que ya en la segunda generación de coches eléctricos, con autonomías reales por encima de los 320 kilómetros, se logrará satisfacer a una buena parte de los usuarios.

Conclusión

La conclusión es que los grandes fabricantes tienen un problema por lo fuerte que está calando Tesla entre los usuarios. Algo que se podría incrementar si el Model III cumple con las mejores expectativas, y sobre todo si los grandes constructores continúan con su maltrato al cliente que ha apostado por sus productos.

Relacionadas | El Tesla Model III tendrá un cuerpo de acero. Primeras entregas antes de terminar el 2017Elon Musk empieza a desvelar algunos detalles del Tesla Model III

 Fuente | Cleantechnica

Compártelo: