Tesla anuncia que adelanta su plan de fabricar 500.000 coches al año a 2018

Entre los planes de Tesla estaban el lograr para 2020 una producción anual de 500.000 coches. Una cifra que permitiría alcanzar una importante economía de escala y que sería un paso decisivo para la reducción de costes.

Pero después de la presentación de resultados del primer trimestre, Tesla ha reconfigurado sus planes adelantando las fechas nada menos que dos año.

De esta manera el fabricante norteamericano espera lograr alcanzar las 500.000 unidades ya para 2018, incluyendo Model S, X y el Model 3. Un incremento de la producción que multiplicará por más de cinco la actual en apenas dos años. Todo un reto que seguro necesita una inversión leonina.

[blocktext align=»center»]¿Y después del Model 3? Tesla ya se prepara para lanzar un modelo económico que todo el mundo se pueda comprar [/blocktext]

El objetivo es atender una demanda que no para de crecer. Sobre todo con un Model 3 que ha logrado 400.000 reservas en apenas un mes, y que se ha convertido según Elon Musk, «En el producto de consumo más esperado de los últimos años«. A esto se añade la fuerte demanda del Model S, que cuyas ventas han crecido un 45% en el primer trimestre del año en Estados Unidos y Europa, y un 160% en el mercado asiático.

Para lograr este objetivo Tesla ya está apurando a los suministradores de las piezas que darán forma al Model 3. Estos tienen como límite para comenzar su entrega el 1 de julio de 2017. Momento en el que sabremos si por fin Tesla logra empezar una producción a tiempo, o esta vivirá retrasos.

El objetivo de Elon Musk es lograr sacar de la línea de producción al menos 100.000 unidades del Model 3 antes de terminar 2017. Sin duda, un logro que permitiría comenzar la vida del Model 3 de la mejor forma.

Gigafábrica

La cuestión es que si adelantas los planes de producción, esto tiene repercusiones como la Gigafábrica de baterías. Según Musk, los planes siguen siendo empezar a producir celdas para la división de coches a finales de este mismo año. Pero adelantando la producción de los vehículos, supondrá también reestructurar los plazos para esta mega instalación.

Como recordamos, la fábrica de baterías de Tesla tenía como objetivo lograr los 50 GWh para 2020. Una cifra suficiente para atender las necesidades de 500.000 coches al año.

Pero ahora deberán lograr esa cifra dos años antes, y además tendrán que lidiar con el gran éxito que están logrando las baterías para el hogar de Tesla, que ya se producen en sus instalaciones. Doble reto para Elon Musk.

Vía | Electrek

 

Compártelo: