Barcelona comienza las pruebas con el Solaris Urbino 18. Un autobús eléctrico articulado

Más madera a la competencia dentro del sector de los autobuses eléctricos. A los vascos de Irizar, y los chinos de BYD, ahora podemos añadir de forma oficial a los polacos de Solaris. Un fabricante con larga experiencia en el desarrollo de autobuses convencionales, que ahora se ha lanzado al mercado de los modelos eléctricos.

Uno de estos es el Solaris Urbino 18. Un modelo que desde hace unas semanas está probando la empresa de transporte metropolitano de Barcelona (TMB). Un autobús eléctrico de 18 metros, con 50 plazas para pasajeros sentados, que plantea un sistema capaz de funcionar las 24 horas del día.

Esto se debe al uso de un sistema de pantógrafo, que se conecta de forma automática en determinada paradas, y que alimenta una batería que puede ser adaptada a las necesidades de cada cliente, pero que en el prototipo cuenta con 90 kWh. La idea es recargar en las paradas, y de esa manera no tener que arrastrar una gran batería toda la jornada. Algo que le permite reducir su consumo eléctrico, y también de otros elementos, como ruedas o frenos.

Este pantógrafo hará recargará en los puntos de recarga instalados en la cochera de Triangle (ya operativas), y los dos terminales de la línea H16: Fòrum y Pg. Zona Franca. Y es que precisamente será esta línea, la H16 de la nova xarxa, la escogida para hacer circular estos buses.

La empresa de transporte de Barcelona está probando una unidad del Solaris Urbino 18, para que los conductores se acostumbren a una forma diferente de llevar un autobús eléctrico, y también para poner a prueba en condiciones más o menos reales (de momento no lleva pasajeros) este modelo.

Una nueva señal de que aunque despacio, poco a poco los autobuses eléctricos se están haciendo un hueco en el mercado del transporte público por carretera. Una forma de reducción de emisiones, pero también que permitirá a las empresas reducir de forma importante los costes operativos de sus flotas.

Relacionadas | Madrid tendrá una línea de autobuses eléctricos en 2017. Transición completa en 10 años

Vía | Amicsdelbus

 

Compártelo: