¿Es el sistema Autopilot de Tesla inferior a la competencia?


Empecemos por analizar las alternativas en el mercado al sistema semi-autónomo del fabricante estadounidense. La revista Car and Driver realizó una prueba con sistemas de cuatro compañías distintas: Mercedes, BMW, Infiniti y, como no, Tesla. Por otro lado, la revista MotorTrend testó las capacidades de otras dos alternativas, Hyundai y Cadillac.

Las opciones de conducción semi-autónoma de los demás fabricantes solo están disponibles en sus modelos tope de gama, algo comparable con los dos vehículos premium de Tesla. Del mismo modo, aunque los californianos ofrezcan alguna opción más, la oferta del resto de compañías también es muy completa.

 Veredicto de Car and Driver

El Autopilot de Tesla es mucho mejor que el resto, especialmente en el número de interrupciones del sistema por falta de datos. Cabe decir que la ruta que escogió la revista especializada no podía ser más variada. Unos 80 km de autopista con líneas borradas, carreteras rurales e incluso una pequeña internada en un entorno urbano, aderezado con condiciones de lluvia en plena noche.

El peor del comparativo fue el Infiniti con 93 interrupciones mientras que BMW y Mercedes fueron claramente mejores con 56 y 58 interrupciones respectivamente. Siendo unos buenos resultados, fueron el doble de los que consiguió el Autopilot del Model S con 29 interrupciones.

Según Car and Driver “dos palabras distinguen al sistema de control de carril automático de Tesla de la competencia: sin dudas (no wobbling). El vehículo lee el centro del carril con perfección y se mantiene en él con desviaciones mínimas.

¿Qué piensa Motortrend?

La prueba en este caso fue algo más exigente con coches invadiendo el carril del vehículo en cuestión, coches frenando justo delante de él, aceleración en momentos de relajación del tráfico y, así como hizo Car and Driver, contabilización del número de intervenciones humanas que requirió el sistema. En este caso, el test se realizó en dos vía distintas:

Ruta 1: 60 km de autopista recién pintada a 110 km/h y
Ruta 2: 30 km de carretera de dos carriles con mucho viento a 90 km/h

Como comentamos, la revista quiso probar el sistema de Cadillac pero resultó ser un fiasco, es por ello que solo se comparó el control de carril de Hyundai, Mercedes y Tesla. La victoria de la start-up norteamericana fue aplastante, siendo prácticamente una orden de magnitud mejor que sus rivales en el comparativo.

En la ruta larga, aunque más sencilla a priori, tanto Hyundai como Mercedes necesitaron de 140 intervenciones donde el sistema pedía al conductor que cogiera el volante (una cada algo más de 400 metros), frente a las 22 de Tesla, algo menos de 3 km por petición del sistema.

La rota corta y algo más complicada provocó la misma cantidad de intervenciones en el caso del sistema de Hyundai o lo que es lo mismo, prácticamente 5 interrupciones por kilómetro. El control de carril de Mercedes mejoró respecto al de Hyundai con 113 intervenciones o casi 4 intervenciones por kilómetro. Ante esto, el Autopilot de Tesla requiró de unas paupérrimas 12 intervenciones, una por cada 2,5 km.

Estos datos reflejan la robustez del sistema frente al cambio de condiciones frente a los competidores al pedir la intervención del conductor un número similar de veces por kilómetro recorrido en ambas rutas. Sumados a los resultados de Car and Driver, nos ofrecen una comparativa fidedigna de estos sistemas semi-autónomos, coronando al Autopilot de Tesla sin ningún atisbo de duda.

Se espera una gran actualización en su versión 8.0 con la característica adicional de tomar una salida automáticamente con el uso del intermitente. Al mismo tiempo, la compañía trabaja en la versión 2.0 del hardware Autopilot con un equipamiento en sensores, cámaras y radares que permitirán a los Tesla ser completamente autónomos.

Sin duda, la gran ventaja de Tesla frente a la competencia es la posibilidad de actualizar el sistema remotamente y el llamado “fleet learning” donde cada vehículo recoge información de su entorno para después enviarla a la compañía y que el aprendizaje que se extraiga de esa información pase a toda la flota. Otros fabricantes obtienen excelentes resultados en condiciones controladas pero es en el mundo real donde el Autopilot muestra sus grandes virtudes.

Relacionada: ¿Ha ido Tesla demasiado rápido con el sistema de pilotaje?

Fuente: Quora, gracias a David por el aviso!

Compártelo: