Elon Musk finalmente revela la segunda parte del Plan Maestro de Tesla

Ya está aquí la segunda parte del Plan Maestro de Tesla

Elon Musk ha rebelado esta noche los objetivos de la compañía para los próximos años. Recordemos el Plan Maestro de Tesla original que colgó Musk en la página de Tesla hará prácticamente 10 años.

A toro pasado, nos parece un plan lógico pero del que hemos sido testigos incrédulos durante su ejecución. En Agosto de 2006, muy poca gente creía en la movilidad eléctrica como una alternativa viable y mucho menos en Tesla, una start up con 3 añitos que por entonces hacía un mes que se había presentado en sociedad mostrando el prototipo del Tesla Roadster (hace 10 años y un día).

1. Producir un coche deportivo
2. Usar ese dinero para producir un coche asequible
3. Usar ese dinero para producir un coche aún más asequible
4. Durante el proceso, proveer opciones de generación de energía cero emisiones.
5. No se lo digas a nadie

Sin contar con el punto 4, podemos decir que se han ceñido al plan como hilo conductor de sus objetivos primarios. En vez de generación, se han centrado en el almacenamiento de energía para contrarrestar la intermitencia de energías renovables como la solar y la eólica.

La segunda parte del Plan Maestro de Tesla ya está aquí y, como todo lo que hace el sr Musk, no está falto de ambición:

1. Crear sistemas de paneles fotovoltaicos residenciales integrados con baterías estacionarias de un modo sencillo.
2. Expandir la gama de vehículos eléctricos para abarcar los mayores segmentos del mercado.
3. Crear sistemas autónomos 10 veces más seguros que la conducción manual por medio del aprendizaje conjunto de toda la flota.
4. Conseguir que tu coche gane dinero por ti cuando no lo estás usando.

Aunque no haya ninguna sorpresa en estos 4 sencillos puntos debido a la capacidad de Elon de hacer volar la imaginación de cualquiera, el CEO de Tesla añade algunos detalles muy interesantes a estos nuevos cimientos de la compañía.

1. Fusión con SolarCity

La producción solar mediante placas fotovoltaicas, y el almacenamiento de los sobrantes en baterías para ser usados en las horas donde no luce el sol es una de las partes de este nuevo proyecto. Una idea que permitirá reducir el uso de la red eléctrico, y también el de fuentes no renovables.

El interés de Tesla por SolarCity claramente apuntaba a una sinergia que permitiera vender el pack de sistema solar y baterías estacionarias. Como resume Elon Musk “un pedido, una instalación, un teléfono de contacto, una llamada”.

Un negocio donde Tesla quiere meterse de lleno, pero donde necesita un aliado con es SolarCity. La empresa que el mismo ayudó a fundar, y de la que ha propuesto hacerse en propiedad para integrarla en Tesla mediante una oferta de compra que los accionistas tendrán que aprobar.

2. Ampliación de gama

Lo más destacado del plan por la información nueva que aporta. Se confirma la adición de un SUV compacto (Model Y, seguramente) y “un nuevo tipo” de camioneta o pickup. El segmento de los crossover o todocaminos compactos está creciendo en todos los mercados y en Europa es el único segmento con tendencia positiva junto a los SUV. En Estados Unidos ya acumula el 30% del mercado esta primera mitad de año. Como comparativa, el segmento de “coches de lujo”, donde se incluiría el Model S, sólo representa el 6.3% durante el mismo periodo y el de SUV es del 7,4%.

El segmento de las camionetas es especialmente interesante en Estados Unidos por varios motivos:

– Tiene mucha tradición y actualmente tiene tendencia creciente con 580.000 unidades vendidas el primer trimestre de este año, un 14% de cuota de mercado.
– El gran tamaño del vehículo da más flexibilidad a la hora de plantearse una electrificación.
– Es el tipo de vehículo no comercial más contaminante con consumos brutales (más de 15 litros/100km), por tanto, los propietarios serán más sensibles al precio de la gasolina y a la idea de un buen ahorro en combustible.
– Es un mercado de márgenes altos donde Ford y GM se ganan el pan. Sería un ataque frontal a los beneficios de los dos hermanos más fuertes del Big Three.

Como no, existen algunas barreras a romper como la imagen urbana que tienen los modelos eléctricos que choca con el entorno rural suburbano donde se suele ubicar a una camioneta. Éstas también suelen ser muy longevas (en E.E.U.U., el 25% tienen más de 20 años) por lo que Tesla va a tener que convencer a sus futuros posibles clientes de la robustez de su propuesta.

En la movilidad eléctrica de vehículos comerciales, Elon apunta a la presentación de dos “ideas” para el año que viene, un camión al que denomina “Tesla Semi” con el que se reducirán los costes de transporte de mercancías y un sistema de transporte urbano de gran capacidad, o dicho de otro modo, autobuses eléctricos. El futuro Tesla Semi. Según el sr Musk “Con la llegada de los vehículos autónomos, sería conveniente reducir el tamaño de los autobuses y adaptarlos a las nuevas tecnologías”. Ya existen prototipos de mini-autobús autónomo, esperemos a ver qué nos tiene preparado la start-up californiana

3. Sistemas totalmente autónomos

Nada nuevo bajo el sol, Tesla está inmersa en la consecución de este objetivo y ya se encuentra en primera posición a nivel comercial en cuanto a sistemas semi-autónomos. Su estrategia parece la más acertada al recoger datos de todos los vehículos equipados con Autopilot para tratarlos, aprender de ellos, mejorar el algoritmo y volcarlo de nuevo a la flota gracias a las actualizaciones remotas.

El transporte público será uno de los principales beneficiados. Para Tesla, la idea además de electrificar los autobuses, cuando el desarrollo de las baterías lo permitan, sería poner en marcha modelos más pequeños y autónomos. Una forma de reducir costes y aumentar la capacidad de transporte de los mismos eliminando elementos como el pasillo central, lo que permitirá transportar a más personas.

Unos autobuses que también podrán funcionar bajo pedido, y que incluso aquellas personas sin teléfono podrán llamarlos desde las propias paradas.

Una conducción que Elon Musk indica que es muy importante ya que incrementará de forma notable la seguridad en la carretera. Un sistema que será mucho más seguro que una persona al volante, y que permitirá salvar miles de vidas cada año.

Según elon Musk, este hito se logrará no sólo desarrollando nuevas cámaras y sensores para los coches. También será necesario un largo proceso de recopilación de datos, y por supuesto, la evolución de la legislación para permitir a estos coches llegar a la carretera.

Para Musk, las diferentes legislaciones requerirán que el sistema haya recorrido al menos 10.000 millones de kilómetros durante las pruebas para lograr su homologación. Una cifra a la que se encamina Tesla, cuyos coches promedian unos 5 millones de kilómetros cada día. Algo que nos indica que en apenas 2 años Tesla habrá logrado alcanzar el objetivo.

4. Car sharing

Cuando el vehículo sea totalmente autónomo, Elon tiene la visión de usar el vehículo durante el tiempo que está parado( entre el 90 y el 95% del tiempo en la mayoría de los casos) para que siga moviendo a pasajeros de un lado a otro como hace Uber.

Con sólo apretar un botón en la aplicación de Tesla, el vehículo pasará a formar parte de la flota de la compañía y empezará a generar dinero mientras uno duerme o trabaja. En ciudades donde la demanda excediera la oferta, Tesla tendría su propia flota para compensar ese déficit. Además estos coches podrán recargar por su cuenta en los supercargadores, por lo que no tendremos problemas y recibiremos el vehículo con un elevado nivel de carga.

¿Demasiado bonito para ser verdad? Si echamos la vista atrás, poco podrían haber imaginado el éxito de la empresa 10 años atrás cuando eran sólo 70 empleados y acababan de presentar en sociedad el Tesla Roadster.

Relacionadas | Este es el increíble potencial de que Tesla compre SolarCity

Fuente | Tesla

Compártelo: