El coche eléctrico y las Smart Grids. V2G, V2H y V2B (I)

Todos hablamos de los grandes beneficios del coche eléctrico, como puede ser la reducción de emisiones de CO2, la ausencia de contaminación local, la posibilidad de impulsarse con energías renovables, la reducción de la contaminación acústica…

Sin embargo, siempre se nos olvida una de las grandes potencialidades del coche eléctrico. Su uso como sistema de almacenamiento eléctrico. Muchos hablan del coche eléctrico como una batería con ruedas, y en un horizonte donde las energías renovables serán protagonistas, disponer de almacenamiento eléctrico es el complemento perfecto.

En este post se explican las tecnologías que permiten usar el coche eléctrico como medio de almacenamiento de energía eléctrica. Una energía que puede ser consumida y gestionada de manera inteligente en Smart Grids, siendo el vehículo eléctrico unos de los principales protagonistas. Se describe la tecnología V2G (Vehicle to Grid), además de sus variantes V2H (Vehicle to Home) y V2B (Vehicle to Building).

V2G – Vehicle to Grid

La tecnología V2G consiste en un sistema en el cual la energía almacenada en el vehículo eléctrico enchufable puede ser vendida a la vertida a la red eléctrica. Esta tecnología nace de la premisa de que la mayor parte de los vehículos permanecen aparcados un 95% del tiempo, por lo que sus baterías pueden ser utilizadas para interactuar con la red.

El vertido de energía a la red eléctrica puede tener objetivos diferentes:

  • Objetivo económico: Vender electricidad en horas pico y comprarla en horas valle, consiguiendo un beneficio económico.
  • Regulación de la red: En una red con miles de vehículos eléctricos, la energía almacenada en ellos podría utilizarse para realizar servicios auxiliares en la red, como puede ser la regulación de frecuencia.
  • Integración de renovables: Gracias a la tecnología V2G se pueden cargar los vehículos con excesos de energías renovables, para luego descargarlos en horas pico donde hay más generación convencional.

V2H – Vehicle to Home

La tecnología V2H (Vehicle to Home) es una variante del Vehicle to Grid pero específicamente destinado a viviendas. Se trata de utilizar el coche como sistema de almacenamiento eléctrico, dando la posibilidad a que actúe como fuente de alimentación de la propia vivienda, ya sea para abaratar la factura de la luz o a modo de back up.

Uno de sus mayores potenciales es su utilidad como generador de emergencia en aquellos lugares más propensos a sufrir desastres naturales o mayor cantidad de cortes de luz debido a una red eléctrica débil.

V2B – Vehicle to Building

Se trata del mismo concepto que el V2H solo que aplicado a edificios o industrias. Gracias a esta tecnología, una flota de vehículos eléctricos conectada a un mismo edificio puede servir como fuente de alimentación. Los objetivos pueden ser variados:

  • Reducir la factura de la luz, gracias a la recarga nocturna y el vertido en horas punta
  • Peak saving, reduciendo el lector de maxímetro y la factura eléctrica
  • Aprovechamiento de renovables, cargando los vehículos con la instalación presente en el edificio.
  • Back up. En el caso de haber un corte de electricidad, la flota podría seguir alimentando el edificio, en lugar de los generadores diésel convencionales.

Relacionadas | Los sistemas V2G (Vehicle to Grid). Mucho futuro, pero económicamente inviables en la actualidad

Compártelo: