La red de supercargadores de Tesla tiene 34 coches por toma. ¿Estará preparada para la llegada del Model 3?

Un miembro del Club Tesla, ha realizado una recopilación de información que nos permite comparar la cantidad de supercargadores instalados por Tesla, y su relación con los coches matriculados en cada mercado. Una forma de saber como está Tesla en estos momentos, y ver como puede afectar la llegada del Model 3 a esta red de recarga.

Según los datos disponibles, en el momento de realizar la recopilación de datos había hay un total de 4.007 tomas de recarga en los 685 supercargadores repartidos por todo el mundo. Una cifra que supone 34 coches por cada toma. Una proporción que en 2016 ha vivido un repunte en cuanto a coches por toma gracias al incremento de ventas.

Al mismo tiempo Tesla ha confirmado que trabajan en duplicar su red de supercargadores, y cuadriplicar el de «destination chargers» en los próximos dos años. Un despliegue que tendrá que atender la nueva demanda, así como tratar de corregir una proporción que supone que en algunos lugares haya bastantes tomas, pero pocos coches, y en otras al revés.

Vemos como el gráfico correspondiente a Europa, en algunos mercados la proporción entre supercargadores y coches matriculados es ridícula. Como la de Italia, con 2.7 coches por cada toma. Por otro lado en lugares tan concurridos como Holanda, la cifra se eleva a 102.9 coches por toma. Noruega a su vez parece el ejemplo de la tasa de supercargadores que se acerca a unas cifras medias razonables, 56.6 coches por toma.

La cuestión es que sucederá a medio plazo. Y es que con 136.000 Tesla en la carretera, la proporción llega a los 34 puntos por coche, en 2018 la cifra puede llegar a los 550.000 coches para 7.000 tomas, lo que supone una proporción de 71 coches por punto. Una cifra bastante elevada.

[blocktext align=»center»]Ya queda menos para poder conocer el estado de los Supercargadores de Tesla en directo [/blocktext]

Con estos datos la gran pregunta es saber si la red estará preparada para la llegada del Model 3. Un nuevo modelo que como recordamos tendrá capacidad para recargar sus baterías en estas estaciones, pero una alternativa que formará parte del equipamiento opcional. Por lo tanto, no se espera que todos los Model 3 vendidos tenga incluida la opción. Un punto a favor de Tesla.

Otro punto a favor para que los supercargadores no se vean desbordados, será la paulatina ampliación de su potencia. Con tasas que llegan ya a los 145 kW, y subiendo, es de esperar que los tiempos de recarga se acorten. Algo que sumado a la ampliación de la red, permitirá atender a cada vez más usuarios.

Podemos añadir que además de incrementarse la red de Tesla, también lo hacen las redes de los demás operadores. Una solución para esos días donde nos los usuarios se encuentren sus estaciones a tope de demanda, pero necesiten una recarga.

Para terminar otro dato a favor de Tesla, y es el incremento paulatino de las autonomías. El mejor ejemplo es la llegada inminente de la versión de 100 kWh a la oferta del fabricante norteamericano. Mayores capacidades supondrá cada vez menor dependencia de los supercargadores, lo que puede ayudar también a compensar el impacto del Model 3.

Es evidente que la demanda de la red si sufrirá momentos puntuales donde se desborde su capacidad, como en las fechas de salida de vacaciones. Pero con la ampliación de la red, tanto de supercargadores como de los también importantes «destination chargers» y los puntos anteriormente comentados, es de esperar que la llegada del Model 3 no suponga un colapso para esta red.

Relacionadas | ¿Será Fastned una alternativa a los Supercargadores de Tesla?

Vía | Tesla Motors Club

Compártelo: